Diario 5907 30.05.2020 | 02:07
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Nueva fase del turismo

Desescalada en Cataluña: "Hay que arrancar para crear un efecto llamada"

El sector turístico catalán cree que la clave es resolver las incertidumbres y comenzar a trabajar para que vengan turistas y lograr así un efecto llamada 29 abril, 2020

El plan de desescalada en cuatro fases presentado por el Gobierno ha generado esperanza, pero también muchos interrogantes en el sector turístico catalán.

“Celebramos que, con las medidas anunciadas, tal como deseábamos, a finales de junio se pueda llegar a una ‘nueva normalidad’ con establecimientos de alojamiento y restauración abiertos”, ha declarado la Federación Empresarial de Hostelería y Turismo de la provincia de Tarragona (FEHT).

“Sin embargo, estamos a la espera de conocer el detalle de la nueva normativa que deberán seguir los hoteles, campings, apartamentos y restaurantes a la hora de abrir para ofrecer sus servicios con total garantía y seguridad para todos, tanto para los clientes como para los trabajadores”, añade la federación empresarial turística de la Costa Dorada.`

¿Cómo reaccionará la demanda?

Además, “desde la FEHT estamos a la expectativa de ver cómo reaccionan los diferentes mercados, tanto el de proximidad, como el nacional y el internacional, respecto a esta ‘nueva normalidad”.

Y es que, según los empresarios, la demanda puede ser muy sensible aún a cuestiones como la seguridad y el temor a una nueva crisis económica.

“Si por diversos motivos como pueden ser el miedo a un contagio o la pérdida de poder adquisitivo, los turistas no nos visitan, el sector turístico seguirá sufriendo una afectación severa que afectará tanto al futuro de las empresas como a los puestos de trabajo, con el grave perjuicio socioeconómico que este hecho provocará en nuestra provincia”, indica la federación.

“Por ello, desde la FEHT seguimos reclamando a todas las Administraciones -locales, autonómicas y estatales-, ayudas efectivas, reales e inmediatas, así como condonaciones de impuestos para que el sector turístico pueda seguir ejerciendo, a corto plazo, como uno de los motores socioeconómicos de la provincia de Tarragona”.

“Asimismo, estamos a la espera de conocer otros aspectos cruciales para nuestro sector como, por ejemplo, saber si se abrirán las fronteras y cuándo; nuevos aspectos sobre la contratación laboral durante las diferentes fases de la desescalada; la normativa concreta para asegurar la apertura de los diferentes establecimientos; las nuevas condiciones para viajar en avión y en tren…”

Un hotel en Lloret de Mar, el pasado octubre.

Lograr el "efecto llamada"

El planteamiento de las empresas turísticas de la Costa Dorada también es compartido por sus colegas de la Costa Brava.

Y es que a pesar del plan de desescalada que ha dado a conocer el Gobierno, "de momento hay demasiadas incertidumbres, por lo que solo puedes planificar a corto plazo", explica Jordi Martí, presidente de la Taula Gironina de Turisme (TGT),entidad que integra las asociaciones turísticas de la provincia de Girona.

"Lo más importante ahora es conocer cómo serán los protocolos de seguridad, higiene y distanciamiento social que van a implantarse en la hotelería, la restauración, campings, etc. Tenemos que conocer, por ejemplo, qué ocupaciones máximas se permitirán. Tener esa concreción es vital para las empresas", indica Jordi Martí, que también es vicepresidente para el área de receptivo de la asociación de agencias de viajes ACAVE.

"Ahora mismo el sector turístico tiene más ganas de trabajar que de ser rentable"

"En segundo lugar, debemos contemplar diferentes escenarios de demanda en función de qué mercados estarán abiertos y qué fronteras permanecerán cerradas", añade. En este sentido, la reapertura del espacio Schengen sería vital para el verano, ya que daría "esperanza de cierto volumen de trabajo".

Sin embargo, el miedo psicológico a viajar, el temor a la crisis económica o la caída de poder adquisitivo son otros factores que pueden lastrar la demanda.

Otro aspecto a tener en cuenta, apunta Jordi Martí, es que probablemente viajar será más caro, debido a la reducción de la oferta, sobre todo del transporte aéreo, y del aumento de los costes. "Y habrá que ver si la demanda acepta esos incrementos..."

Por todo ello, "ahora mismo el sector turístico tiene más ganas de trabajar que de ser rentable. Es decir, lo que interesa es arrancar, que comiencen a llegar algunos turistas y que eso ponga en marcha un efecto llamada al generarse confianza en el destino".

En suma, "lo que pedimos a la administración es conocimiento, concreción y decisión".

Por otra parte, la Taula de Turisme de Girona ha venido organizando una serie de webinars donde se ha analizado el impacto del coronavirus en dicho destino. Se pueden ver en este enlace a Youtube.

Esperanzas en la demanda local

El sector turístico catalán confía que la demanda local será fundamental para salvar, al menos parcialmente, la temporada 2020.

De hecho, el Delta del Ebro, la Costa Brava y el Pirineo son los tres principales destinos de Cataluña que los turistas catalanes querrán visitar este verano, una vez se reactive el turismo, según una encuesta llevada a cabo entre medio millar de agentes turísticos catalanes.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.