Diario 5513 21.02.2019 | 23:51
Hosteltur: Noticias de turismo

Thomas Cook perdió en 2002 un 6,2% de clientes sobre todo en Alemania

6 marzo, 2003
El grupo turístico Thomas Cook ha registrado el año pasado una reducción del número de clientes de un 6,2%, sobre todo por un "desplome dramático" del mercado alemán y austriaco, como aseguró ayer el presidente de la junta directiva del grupo, Stefan Pichler, con motivo de la presentación de los resultados del ejercicio 2001/2002 en Frankfurt (Alemania). Por otra parte, el primer trimestre de este año se ha desarrollado de forma "satisfactoria", con un aumento del 7,1% del número de clientes y del 6,2% del volumen de ventas, aunque Pichler auguró que el mercado europeo, especialmente alemán, continuará presentando una situación difícil, ya que los clientes posponen sus decisiones de consumo, y en este sentido también de reservar viajes vacacionales.
El grupo turístico Thomas Cook ha registrado el año pasado una reducción del número de clientes de un 6,2%, sobre todo por un "desplome dramático" del mercado alemán y austriaco, como aseguró ayer el presidente de la junta directiva del grupo, Stefan Pichler, con motivo de la presentación de los resultados del ejercicio 2001/2002 en Frankfurt (Alemania). Por otra parte, el primer trimestre de este año se ha desarrollado de forma "satisfactoria", con un aumento del 7,1% del número de clientes y del 6,2% del volumen de ventas, aunque Pichler auguró que el mercado europeo, especialmente alemán, continuará presentando una situación difícil, ya que los clientes posponen sus decisiones de consumo, y en este sentido también de reservar viajes vacacionales. El número de clientes de Thomas Cook se situó el año pasado en 13,2 millones, frente a los 14,1 millones del ejercicio anterior, lo que supone una pérdida de 900.000 clientes a nivel mundial. El 50% de los clientes se perdió en el mercado alemán, que bajó un 15%, a causa de los problemas "estructurales y psicológicos", como el aumento del paro y de los impuestos, la introducción del euro o los ataques terroristas en Nueva York, Bali o Djerba. "El nivel de confianza de los consumidores en Alemania es el más bajo en toda Europa", matizó Pichler. En el Reino Unido, se registraron otros 240.000 clientes menos (una reducción del 3%), y el resto en los otros mercados de Thomas Cook. Concretamente, el número de clientes austriacos disminuyó en un 14,9%, y el de los clientes belgas en un 5,7%, mientras que Francia y los Países Bajos registraron un aumento de clientes del 4 y 1,4%, respectivamente. Respecto a los resultados financieros del grupo, los ingresos por ventas aumentaron en 300 millones de euros, un 3,2%, situándose en 8,1 miles de millones de euros, aunque hay que tener en cuenta que por primera vez, se ha incluido Thomas Cook UK, que fue adquirido en 2001, durante todo el año. A raíz de este cálculo, el volumen de ventas realmente ha disminuido un 6%. El resultado operativo previo a los resultados financieros, impuestos y amortizaciones de los valores comerciales o de explotación (EBITA) han disminuido en 88,3 millones de euros, aunque se mantuvieron en el margen positivo, con 62,2 millones de euros. "El resultado habría sido mucho más dramático si no hubiéramos aplicado el programa Triple T", dijo Pichler, según quien, este programa permitió ahorrar 547 millones de euros, de ellos 300 millones en costes de capacidades en camas hoteleras, plazas de vuelos o servicios. Para este año, Thomas Cook prevé seguir con el programa de ahorros y reestructuración. Concretamente, adapta sus capacidades a la bajada de la demanda y dejará de operar, en un primer momento, seis de sus aviones, lo que supone una reducción de la capacidad del 11%, además del 11% en las capacidades hoteleras. El mismo 11% en aviones y hoteles se reducirá en las capacidades hacia Espana, según Pichler. El presidente de Thomas Cook anunció que el grupo se concentrará en el futuro en los procesos clave del negocio. Una de las estrategias en este sentido es el aumento de las camas hoteleras controladas, que hasta el ejercicio 2006/2007 deberán alcanzar las 140.000 camas. La cuestión donde se aumentarán las capacidades dependerá de la demanda, aunque Pichler matizó que el grupo se concentrará en los nuevos mercados. También tiene previsto introducirse con más ahínco en nuevos mercados emisores, como Francia, Polonia, Ungría, Canadá, Tailandia, China o Vietnam, donde tiene previsto hacer un 20% de su facturación en el año 2007. España no es un objetivo como mercado emisor, ya que los costes de introducirse en este mercado serían más elevados que en los anteriormente mencionados. El restante 80% se prevé facturar en 2007 en Alemania, Austria, Reino Unido, Bélgica y Países Bajos, apostando sobre todo por el segmento de sol y playa. (Charlotte Miller, enviada especial de HOSTELTUR a Frankfurt)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.