El destino presenta su oferta en la ITB

La reconversión avanza en Calvià, que ya suma 7.000 plazas hoteleras renovadas

La ocupación podría subir cuatro puntos el próximo verano

El municipio mallorquín de Calvià, que cuenta con un total de 60.000 plazas hoteleras, ha presentado en la feria ITB de Berlín sus diferentes proyectos de reconversión de zonas maduras. En total, los proyectos en marcha suponen la renovación de 7.000 plazas hoteleras, según ha informado el alcalde de esta localidad, Manuel Onieva.

"Es difícil entender la desestacionalización sin proyectos de reconversión de zonas turísticas maduras", apunta Onieva, que ha viajado a la feria turística berlinesa.

Entre los proyectos de reconversión de hoteles ya ejecutados o en marcha destacan el Niki Beach-White House (que integra cinco hoteles de la cadena Meliá); la Marina (de Viva Hotels); Pirates Village (grupo Roses) y Katmandú.

En la ITB, los representantes del sector turístico de Calvià han podido comprobar además la buena evolución del mercado emisor alemán.

"El año pasado fue una temporada muy buena de mayo a octubre, con una ocupación que se situó entre el 87% y el 90%. Factores externos como la Primavera árabe influyeron en estos resultados", dice el alcalde de Calvià.

En total, el municipio recibió cerca de 2,2 millones de turistas el año pasado. Manuel Onieva recuerda que "con 60.000 plazas hoteleras, somos el destino con más camas de toda la cuenca mediterránea".

Hoteleros de Calvià, junto con el alcalde Manuel Onieva, en la ITB de Berlín.Hoteleros de Calvià, junto con el alcalde Manuel Onieva, en la ITB de Berlín.

De cara a la temporada de 2013, hoteleros y turoperadores admiten que la ocupación podría subir hasta cuatro puntos.

No obstante, el primer edil de Calvià reconoce que "seis meses de temporada turística no es suficiente. Nuestro objetivo es llegar a los nueve meses. Y ahí entran los proyectos de reconversión y la apuesta por el turismo deportivo, el turismo accesible, etc".

Sin embargo, falla la conectividad aérea cuando la temporada alta toca a su fin, reconoce Onieva. "Es un problema. En Mallorca necesitamos más vuelos. Ahora mismo no hay incentivos en las tasas aeroportuarias para que las aerolíneas extranjeras vuelen a Palma en invierno".

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.