A pesar de ello la compañía modifica 80 vuelos que afectarán a 11.000 pasajeros

La huelga de Qantas, cancelada

Los mecánicos han decidido suspenderla en el último momento

La aerolínea australiana Qantas cancelará, adelantará o retrasará unos 80 vuelos domésticos e internacionales, a pesar de que sus mecánicos decidieron suspender en el último momento la huelga prevista para la tarde de hoy.

La compañía modifica 80 vuelos a pesar de la cancelación de la huelgaLa compañía modifica 80 vuelos a pesar de la cancelación de la huelga

La Asociación Australiana de Mecánicos Aéreos Licenciados (ALAEA, por sus siglas en inglés) suspendió la paralización de cuatro horas en los aeropuertos de Sidney, Melbourne y Brisbane después de que la empresa les amenazara con descontarles hasta siete horas de trabajo, según la agencia local AAP. Sin embargo el portavoz de Qantas, Luke Enright, expresó que los mecánicos no han comunicado la decisión a la empresa y agregó que, al margen de la suspensión de la huelga, es demasiado tarde para revertir las modificaciones en los vuelos, que afectarán a unos 11.000 pasajeros.

Qantas asegura que desde el comienzo de la huelga sindical hace seis semanas la compañía se ha visto obligada a cancelar o retrasar 348 vuelos, lo que ha afectado a más de 46.500 clientes de la aerolínea. En este sentido otra de sus portavoces, Olivia Wirth, pide “disculpas a nuestros pasajeros, que tendrán que soportar las cancelaciones. El sindicato está chantajeándolos por una disputa por los salarios”.

La compañía tiene previsto fletar aviones más grandes y llamar a ingenieros cualificados que controlen las operaciones con el objetivo de minimizar el impacto en los usuarios. “Qantas lleva 12 meses negociando un nuevo convenio de empresa con el sindicato. Los ingenieros de nuestra empresa son los mejor pagados del mundo, por lo que consideramos que sus demandas no son razonables”, afirmó Wirth.

Qantas asegura que los mecánicos demandan un incremento del 15% en sus sueldos y una garantía de la compañía de que no modificará los antiguos métodos de trabajo en las nuevas generaciones de aviones, además de que no serán introducidas nuevas mejoras en la productividad. Asimismo, solicitan una estructura de clasificación donde los trabajadores reciban pagos adicionales basados en los años de servicio en vez de en los méritos o la cualificación.

La compañía calcula que el coste total de las peticiones del sindicato se situaría en 165 millones de dólares (122,8 millones de euros), más 95 millones de dólares (70,7 millones de euros) para construir un nuevo hangar. “Si las demandas del sindicatos son aceptadas significaría reducir la competencia de Qantas y dar marcha atrás en la introducción de técnicas de mantenimiento modernas utilizaras por aerolíneas de todo el mundo”, explicó Wirth.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.