Diario 6039 30.10.2020 | 09:22
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Sus ingresos han caído un 75% por la pandemia

El 71% de las agencias de EEUU podría tener que cerrar si no recibe ayudas

1 octubre, 2020

Los ingresos de las agencias de EEUU han caído un 75% o más en estos meses de pandemia comparando sus cifras con las del mismo periodo del año pasado, según un estudio lanzada en agosto por ASTA (American Society of Travel Agents), la patronal que agrupa a las agencias estadounidenses. Según la misma encuesta, el 71,3% dijo que sin ayudas adicionales podría tener que cerrar en los próximos seis meses. La presión impuesta sobre los pequeños negocios por los cierres y las restricciones de viaje acabará "sin duda" con muchos de ellos, según un artículo del medio sectorial estadounidense Travel Pulse.

Las agencias de viajes y en general todo el sector ha estado sin actividad y sin negocio durante seis meses en Estados Unidos, según Debbie Fiorino, directora de Operaciones de CruiseOne y Cruises Inc. Al margen de lo que haga el Gobierno, considera, "lo mejor que puede pasar para proteger a las agencias y evitar los cierres es que se reasuman los viajes, porque seis meses de parálisis es algo que pone en jaque a cualquier negocio". Aunque también tienen claro que sin ayudas adicionales los cierres serán muchos.

ASTA no tiene cifras sobre cuántas agencias pueden tener que cerrar a causa de la pandemia y sus consecuencias, según este medio. "Conocemos casi de forma anecdótica que ha habido algunas fusiones y adquisiciones, pero no disponemos de cifras específicas sobre el número de tiendas a pie de calle que han tenido que cerrar como resultado de la pandemia", asegura Mark Meader, vicepresidente de Industria y Educación de ASTA.

La mayoría de los agentes de viajes estadounidenses están actualmente trabajando desde casa, o incluso desde su coche o desde la cafetería de la esquina, según el reportaje, que asegura que los que trabajan en casa pueden estar en mejor lugar para capear la pandemia, aunque la falta de ingresos, reconocen las fuentes, amenaza a todas las agencias.

Cierre de agencias en calles emblemáticas

En general, las agencias que no tienen gastos que incluyan un alquiler, por ejemplo, pueden tenerlo más fácil, consideran los portavoces del sector. "Las agencias que no tenían deudas, que tenían liquidez para hacer frente a catástrofes, o que inmediatamente tomaron medidas para conservar la liquidez están en mejor posición", asegura Fiorino, y añade: "claro que lo de en mejor posición es un término muy relativo en esta crisis".

Los alquileres de locales en calles principales están sangrando a muchas agencias, pero también a restaurantes y comercios. "Algunas tendrán que cerrar esas tiendas situadas en calles emblemáticas que les cuestan tanto dinero, y podrán unirse a franquicias o a otros comercios... porque una vez estás en el segmento de los viajes, eso se lleva en la sangre, es difícil dejarlo totalmente", valora Michelle Fee, CEO y fundadora de Cruise Planners, representante de American Express Travel. La crisis conllevará también en EEUU una transformación del sector, tanto en operaciones como en estructura y número de agencias.

Liberty Travel reabrirá solamente 30 tiendas de las 125 que tenía en los Estados Unidos antes de la pandemia. Los agentes podrán seguir trabajando desde casa.

De hecho, esta semana se ha sabido que en el Reino Unido, por ejemplo, Kuoni ha decidido cerrar varias de sus espectaculares agencias a pie de calle, ubicadas en calles emblemáticas, y ha derivado a sus trabajadores a los distintos call centers (vea: Kuoni UK cierra tiendas pero mantiene los empleos).

No estaban preparadas para el trabajo remoto

El problema que han tenido muchas agencias de EEUU, según el reportaje, es que no estaban preparadas para un cambio radical en su modo de trabajar, esto a parte de la caída de reservas. Los agentes independientes, en este sentido, lo han tenido más fácil porque están más acostumbrados al trabajo online y desde casa, a las operaciones remotas o a un modelo de negocio híbrido. Avoya Travel, formada por agentes independientes, "ha experimentado pocas bajas desde marzo", según su copresidente Jeff Anderson.

"Independientemente del modelo, ya sean agencias físicas, call centers tradicionales o call centers basados en internet, si la tecnología de trabajo desde casa y su modelo operacional no se establecieron antes de la pandemia, ha resultado ser una tarea muy cara y desalentadora el hacerlo ahora, mientras se intenta seguir dando servicio a los viajeros durante la crisis", reflexiona Anderson.

El ejemplo de Liberty Travel

Liberty Travel, que tenía antes de la pandemia unas 125 agencias a pie de calle en los Estados Unidos, y que fueron cerradas el 20 de marzo, reabrirá solamente 30 de ellas.

Sin embargo, ni esas 30 volverán a ser lo que eran antes. Serán convertidas en lo que han llamado network hubs, donde los agentes pueden optar si trabajar desde su casa o en la tienda, y utilizar las instalaciones para encontrarse con sus clientes y proveedores. Muchos agentes han comunicado ya que trabajarán desde casa. La marca tiene claro que la flexibilidad ha llegado para quedarse no solamente de cara al producto y los clientes, sino también de cara a los propios trabajadores y los modelos de trabajo.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.