Diario 5433 21.11.2018 | 06:57
Hosteltur: Noticias de turismo
La propuesta de la CEOE genera controversia entre patronal y sindicatos

Los micropuentes dividen al sector turístico

En la Cepyme están convencidos de que saldrá adelante 18 octubre, 2011
  • Cepyme asegura que la iniciativa “ha caído bien” incluso en la hostelería, porque habría más pernoctaciones
  • Los viajes de larga distancia podrían verse afectados, según Zoreda

La propuesta de la CEOE de pasar a lunes o viernes los festivos que caen en los días centrales de la semana para incrementar la productividad, ha generado opiniones encontradas entre patronales, que la apoyan salvo las turísticas que muestran sus dudas, y sindicatos, que creen que la medida no tendrá los efectos deseados. En Cepyme (Confederación Empresarial de la Pequeña y Mediana Empresa) se muestran convencidos de que saldrá adelante.

La iniciativa que la CEOE presentó la semana pasada ha sido “muy bien acogida” en todos los sectores, según ha señalado el presidente de la Confederación Empresarial de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), Jesús Terciado, al entender que “favorecería la productividad, la renovación y la innovación del empresariado español”. Terciado va más allá y asegura que “ha caído bien” incluso en la hostelería, ya que puede dar “mayores posibilidades” al sector porque de este modo se podrían realizar “más pernoctaciones” que si el festivo se celebra a mitad de semana.

Sin embargo el sector, en el mejor de los casos, no tiene una postura definida, como ha reconocido el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda. En su opinión, “racionalizar y trasladar muchas de las fiestas a lunes y viernes tiene una clara lectura positiva desde el punto de vista de la optimización de recursos. Pese a que no existe un estudio en profundidad sobre cómo puede afectar a la propensión al consumo, es cierto que los puentes así siempre serían de tres jornadas sin necesidad de pedir días libres a la empresa, por lo que únicamente se verían afectados los viajes de larga distancia. Y si la medida incrementa la productividad, las empresas turísticas no dejan de ser empresas”.

En ello coincide con el secretario general de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), Ramón Estalella, quien sin embargo afirma que la propuesta puede ser negativa para el turismo de nieve, rural y de interior, como publicaba la semana pasada HOSTELTUR en “La supresión de puentes festivos preocupa al sector turístico”. En la misma noticia desde HOSBEC (Asociación Empresarial de Hoteles de Benidorm y de la Costa Blanca) pedían que festivos como los días clave de la Semana Santa fueran inamovibles.

Esta información generaba múltiples comentarios, desde los que apoyaban la medida porque “una fiesta en medio de la semana descentra mucho”, como aseguraba Pilar, a los que como la directora de hotel Elena Sanchís creen que “la desmotivación de los trabajadores afecta mucho más a la falta de productividad que el que un festivo caiga en lunes o en martes”. Además, “recordaba” que cogerse un puente implica consumir días de vacaciones, con lo que éstas se reducen a lo largo del año, aunque fomenta la desestacionalización.

La propuesta también ha recibido el apoyo de los autónomos, según Terciado, “porque se concibe como una nueva medida de conciliación de la vida familiar y laboral”. Por ello, según apunta el también presidente de la patronal de Castilla, ahora sólo faltaría tramitar la legislación que regulara estos 'micro-puentes', aunque se ha mostrado convencido de que la medida “saldrá adelante”.

Sin efecto, según los sindicatos

Para los sindicatos, sin embargo, la medida “no va a tener ningún tipo de efecto”, según el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, dado que más de la mitad de los convenios colectivos en España tienen la jornada en cómputo anual, por lo que su distribución y ordenación, que incluye festivos y puentes, no afecta para nada al volumen de horas a realizar durante el año.

Además, considera que este tipo de propuestas deben hacerse en las mesas de negociación y examinarlas en los convenios colectivos, teniendo en cuenta los efectos que pueden tener sobre el conjunto de la economía y el empleo en la medida en que las fiestas potencian el ocio, la actividad turística o las actividades vinculadas al transporte.

De momento el próximo año no generará controversia porque, como publica hoy HOSTELTUR, el calendario laboral 2012 tendrá pocos macropuentes.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.