Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. La aerolínea portuguesa presentará un plan de reestructuración a la Comisión Europea antes del 10 de diciembre

TAP Air Portugal quintuplica sus pérdidas en nueve meses hasta 700,6 M €

30 noviembre, 2020

TAP Air Portugalha reportado para los tres primeros trimestres del año una pérdida de 700,6 millones de euros, cifra que es más de cinco veces el déficit que presentaba para el mismo periodo de 2019, que alcanzó 110,8 millones de euros, a causa de la paralización de la actividad provocada por la pandemia de la COVID-19. La aerolínea controlada por el Estado portugués en un 72,5% presentará un plan de reestructuración a la Comisión Europea (CE) antes del 10 de diciembre. Durante los nueve meses, su tráfico de pasajeros cayó un 70% y sus ingresos, un 66,2%.

Este lunes, la aerolínea ha notificado sus resultados a la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) de Portugal.

TAP ha explicado que en el tercer trimestre se detectó una tendencia muy positiva con una "prometedora recuperación de la demanda" que fue revertida a mediados de agosto con la apariciación de los rebrotes en toda Europa y la "imposición de nuevas restricciones en los viajes".

Como al resto de la industria, el verano no generó a TAP el impacto positivo esperado, acumulando pérdidas entre julio y septiembre de 118,7 millones de euros, un -200% frente al mismo lapso del año pasado, cuando reportó un beneficio de 1,2 millones de euros.

En el tercer trimestre, su tráfico de pasajeros cayó un 70% y sus ingresos un 81%. La aerolínea redujo su capacidad aérea un 79% y los ingresos un 81%, comparado con el mismo periodo de 2019

Entre enero y septiembre, TAP transportó a nueve millones de pasajeros, un 70% menos, mientras sus ingresos totales ascendieron a 841,3 millones de euros, un 66,2% menos que en el mismo período del año pasado. También los costes operativos cayeron un 40,7%, hasta 1.451 millones.

Plan de reestructuración

Antes del 10 de diciembre, TAP Air Portugal deberá presentar un plan de reestructuración a la CE para poder recibir recursos del Estado portugués. La compañía de bandera portuguesa paralizó la adquisición de 15 aviones Airbus, lo que le permitirá un ahorrarse un gasto de 856 millones de euros, entre las medidas adicionales para preservar su liquidez.

Asimismo, se esperan medidas que afectarán a su plantilla formada, antes de la pandemia, por más 10.000 trabajadores. Según el sindicato de Personal de Vuelo de Aviación Civil (SNPVAC), mayoritario del sector, la reestructuración diseñada por la compañía implica bajar un 25% los salarios y despedir a unos 750 trabajadores, además de retirar unos 20 aviones de su flota.

También han salido de la empresa 1.000 trabajadores a los que no se ha renovado el contrato desde marzo y otros a los que no se les renovará en próximos meses que, en conjunto, serán 1.800 empleados.


Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.