Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Aragón

Alertan que el cierre del esquí puede llevar a la despoblación

Las estaciones de esquí aragonesas finalmente no han abierto sus puertas esta semana y se desconoce cuándo podrán hacerlo 23 diciembre, 2020
  • Los centros invernales de Formigal y Cerler (Huesca) Valdelinares (Teruel) tenían previsto abrir hoy
  • El cierre perimetral de provincias y de la comunidad se prolonga hasta el 12 de enero
  • Sin actividad económica, las familias acabarán marchando de los municipios más pequeños

Las estaciones de esquí de Aragón finalmente no han abierto sus puertas este miércoles 23 de diciembre, tal como se había previsto hace dos semanas. Las empresas turísticas de montaña reclaman ayudas ante la caída de ingresos que están sufriendo. Además advierten que el cierre de negocios llevará al abandono de pueblos, ya que las familias buscarán mayor estabilidad fuera de los municipios más pequeños.

Se mantiene el cierre perimetral

El grupo Aramón tenía previsto abrir el día 23 las estaciones de esquí de Formigal y Cerler, en el Pirineo oscense, y Valdelinares, en Teruel.

Sin embargo, la decisión de apertura estaba sujeta a que el gobierno aragonés permitiera la movilidad entre las provincias aragonesas a partir del lunes 21 de diciembre, cosa que finalmente no ha sucedido.

De hecho, el cierre perimetral de provincias y de la comunidad se ha prolongado hasta el 12 de enero, debido la situación epidemiológica y la previsión "desfavorable" para los próximos días, según ha informado el gobierno aragonés.

Fuentes del grupo Aramón han explicado a la agencia de noticias Efe que la evolución de la pandemia y las medidas adoptadas por las autoridades sanitarias "hacen que no se den las condiciones de apertura" de los centros invernales de Formigal, Cerler y Valdelinates.

Aramón añade que seguirá "pendiente de la evolución sanitaria y trabajando para abrir cuando se den las condiciones".

Javier Lambán: "No daremos la espalda al sector"

Tras anunciar esta modificación respecto a las previsiones anunciadas hace una semana, el presidente aragonés, Javier Lambán, ha reconocido en rueda de prensa que veía difícil que las estaciones de esquí de Aramón abrieran la temporada el día 23, si bien ha añadido que eso "no quiere decir que haya que dar la temporada por perdida".

Habrá que ver cómo evolucionan las cosas con el paso del tiempo y la Navidad, ha dicho el presidente, quien ha aseverado que no darán "la espalda al sector, a los valles y a las estaciones" y ha subrayado la importancia de la nieve "para el Pirineo y para la provincia de Teruel".

Lambán ha señalado que habrá que conocer "el impacto" de las medidas y "el perjuicio" que se causa a las estaciones para ayudar a los sectores afectados y ha aseverado que el Gobierno de Aragón "nunca ha dejado a nadie tirado" y que, con menor o mayor cuantía "ha ayudado a todos los sectores damnificados por la pandemia y lo seguirá haciendo el año que viene".

Mora de Rubielos, capital de la comarca Gúdar-Javalambre en la provincia de Teruel, en la comunidad autónoma de Aragón. Foto: Wikimedia Commons.

Las empresas turísticas de Teruel piden apoyo

Por su parte, la Asociación Empresarial y la Asociación Turística de Gúdar Javalambre han remitido una carta al presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, "para solicitar medidas de apoyo económico que mitiguen los graves efectos que están generando las restricciones derivadas del control del COVID-19", han informado ambas entidades.

"La caída de los ingresos del sector turístico, que se han cifrado en un 80 por ciento en 2020, ha arrastrado al resto de sectores de la comarca, donde la pérdida de la demanda o bien de los establecimientos turísticos o bien de los propios turistas, ha hecho caer el empleo y la viabilidad de los negocios", indican estas asociaciones.

Las asociaciones turísticas de Gúdar Javalambre temen que sin ayudas se producirá el cierre de negocios y el abandono de pueblos

Los presidentes de las Asociaciones, David Nadal y Juan Carlos Escuder, han pedido abrir una línea de colaboración con Gobierno de Aragón para que se analice la situación de su comarca y se estudien los mecanismos necesarios para frenar la crisis económica actual, ya que temen que venga acompañada del cierre de los negocios y del abandono de los pueblos.

"Gúdar Javalambre tiene una densidad de población de 3 habitantes por kilómetro cuadrado y los negocios familiares mantienen la población y los servicios básicos, pero la falta de empleo tanto en el sector turístico como en los que indirectamente dependen de él, puede llevar a muchas familias a buscar mayor estabilidad fuera de los municipios más pequeños", explican estas asociaciones.

"La no apertura de las estaciones de esquí del grupo Aramón, el cierre perimetral de las provincias aragonesas y sobre todo, de la propia región, han llevado la desolación a esta zona, que vive casi por completo de los turistas de la Comunidad Valenciana", añaden.

"Las Asociaciones Turística y Empresarial de Gúdar Javalambre consideran prioritario frenar la expansión del COVID 19, por lo que han implementado todos los protocolos de seguridad que han sido requeridos desde el pasado mes de junio. Ahora quieren seguir siendo parte de la solución a este problema mundial, pero también reclaman que su comarca siga teniendo negocios solventes que den empleo y vida a sus pueblos", remarcan.

Inquietud también en el Pirineo de Huesca

Por otra parte, alcaldes del Valle del Aragón, en el Pirineo de Huesca, han suscrito un manifiesto de solidaridad con el sector de la nieve y de las empresas del territorio afectadas por el cierre de las estaciones de esquí, así como de respaldo a la manifestación convocada para el próximo día 23 en Huesca en apoyo del sector.

Este documento lo suscriben los alcaldes de Jaca, Canfranc, Villanúa, Aísa, Castiello de Jaca y Borau debido a la repercusión social y económica de la pandemia por covid en todo el territorio de la zona del Aragón, donde el turismo de nieve es uno de sus recursos fundamentales.

En su escrito, los responsables municipales expresan su preocupación por las repercusiones sanitarias que podrían derivarse de las celebraciones navideñas, y reclaman de los gobiernos central y autonómico las medias necesarias para paliar los efectos de la crisis en los territorios "cuya economía depende de la nieve".

También reclaman medidas de apoyo tanto para los sectores empresariales más afectados, los de hostelería, comercio y servicio, así como planes de empleo y medidas sociales para los trabajadores vinculados al negocio de la nieve.

Tras reiterar su apoyo a la movilización convocada en Huesca el próximo día 23 en apoyo del sector, los alcaldes se comprometen a "realizar todas las gestiones necesarias, conjuntamente con el tejido empresarial y sindical, para lograr estos objetivos".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.