Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Persistirán los obstáculos para lograr liquidez en 2021

En busca de nuevas fórmulas alternativas de financiación

Las entidades bancarias ya no se fían de nadie, ni del Estado 2 abril, 2021 Premium
  • La visión del sector turístico por parte de las fuentes clásicas de financiación ha cambiado con la COVID empujando a buscar otras fórmulas
  • Los bancos se han vuelto mucho más exhaustivos y exigentes a la hora de valorar una operación, ni el Estado les infunde confianza
  • Los esquemas de tipo bullet o la emisión de bonos en mercados alternativos se presentan entre las opciones recomendadas

Las fuentes de financiación continuarán siendo un gran dolor de cabeza para el sector este año. La pandemia ha dado la vuelta por completo a la consideración de las empresas turísticas, antes casi mimadas por los bancos por su fuerte potencial de crecimiento y hoy completamente fuera del horizonte del sector bancario. Hasta el punto de que, según fuentes del mercado, a día de hoy no hay comités de riesgo en la mayor parte de las entidades bancarias orientadas al sector turístico, aunque estas no reconozcan abiertamente que están cerradas a proyectos turísticos en estos momentos.

Cabe esperar que además, la situación quede para siempre transformada, ya que cada vez más los bancos cuentan con especialistas en sectores concretos y los informes que exijan a quienes quieran emprender un nuevo proyecto hotelero, una renovación o simplemente sobrevivir, van a ser mucho más exhaustivos y exigentes. Especialmente en España, donde ya existía previamente la especialización en el ámbito turístico y, en concreto en el vacacional, en contraste con lo habitual en la banca internacional más volcada al inmobiliario y, de este modo, a las ubicaciones prime del segmento urbano.

Este último aspecto puede incidir en una suerte de purga en la que realmente sólo los proyectos solventes y con un análisis de su proyección muy detallada y realista puedan ir hacia delante. En todo caso, y ante el grifo de la financiación clásica cortado por la coyuntura, se exige la búsqueda de alternativas porque la tendencia observada no será sencilla de revertir.

Este reportaje forma parte de la revista HOSTELTUR de marzo, que puede descargarse como documento PDF.

Según ha publicado recientemente el Banco de España, de modo general, la financiación a empresas se ha reducido “intensamente” y el endurecimiento en los criterios de concesión de préstamos se ha producido por “el incremento de los riesgos percibidos”, asociados a las peores expectativas sobre la actividad económica en general y de las perspectivas de ciertos sectores o empresas en particular.

Las entidades ni siquiera confían ya en el Estado, como prueba el caso de los préstamos ICO con aval del Gobierno, no se fían de que, extendido el plazo a ocho años, los vayan a poder cobrar.

Fondos de deuda y bonos

Sin préstamos tradicionales, para conseguir dinero la empresa tiene la posibilidad de acceder a la financiación alternativa, como pueden ser fondos de deuda que dan dinero a un interés alto con esquemas de tipo bullet o la emisión de bonos en mercados alternativos. Esto último se perfila como una opción muy plausible y que hasta ahora pocas empresas turísticas nunca antes se habían planteado. Una clara alternativa además a la opción de desprenderse de algún activo, ya que no resulta fácil hacer coincidir, por ejemplo, en el caso de los hoteles, el activo que se quiere vender -lógicamente el menos estratégico- con aquellos perfiles que están en el punto de mira de los inversores por ubicación y rentabilidad.

Avatar redactor Ángeles Vargas Periodista de Hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.