Diario 5404 18.10.2018 | 03:00
Hosteltur: Noticias de turismo
El Gobierno argentino declara ilegal una supuesta huelga encubierta

Aerolíneas Argentinas suspende operaciones por conflicto sindical

Mientras el sindicato APTA afirma que no hay disponibilidad de aviones 14 noviembre, 2011

Aerolíneas Argentinas mantiene desde el sábado suspendidos todos sus vuelos internacionales que parten desde el aeropuerto de Ezeiza, el principal de Argentina, por una protesta del sindicato del personal técnico aeronáutico, según sostienen fuentes oficiales.

Sin embargo, el Gobierno argentino anunció este domingo que declarará ilegal la supuesta huelga encubierta del personal técnico de Aerolíneas Argentinas por la que todos los vuelos internacionales de la compañía están suspendidos desde este sábado.

"El Ministerio de Trabajo en este momento está avanzando en la declaración de la ilegalidad de la medida, lo que va a poner en crisis al personal gremial de la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA)", aseguró el ministro de Planificación argentino, Julio de Vido.

El ministro dijo que la presidenta argentina, Cristina Fernández, ha dado la instrucción de "tomar todas las medidas desde el punto de vista administrativo y también recurrir a la Justicia para que este servicio básico esencial sea prestado con todas las garantías que merecen los argentinos y los turistas que visitan" el país.

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, confirmó que este lunes acudirá a la Justicia para que se decrete la ilegalidad de la medida y pedir la cancelación de la personería jurídica de APTA.

Tomada dijo que los inspectores del ministerio han constatado que los técnicos "no están trabajando adecuadamente para que los aviones puedan funcionar".

En declaraciones al canal de noticias C5N, De Vido dijo que la huelga, realizada desde el pasado viernes, es en realidad "encubierta", pues el sindicato no ha hecho ningún reclamo formal.

El Ministerio de Trabajo dictó el viernes la conciliación obligatoria, pero según las autoridades argentinas el sindicato no la acató, por lo que este sábado volvió a conminar al gremio a deponer sus medidas de fuerza.

De Vido dijo que el supuesto "paro encubierto" es "absurdo, extorsivo e ilegal", pues "viola claramente la conciliación obligatoria" dictada por el Ministerio de Trabajo.

En un comunicado, Aerolíneas Argentinas hizo responsable al titular de APTA, Ricardo Cirielli, por "los perjuicios e inconvenientes que ocasionan a los pasajeros" las supuestas medidas de fuerza.

En diálogo con Efe, Cirielli aseguró que su sindicato no realiza ninguna medida de fuerza, ni formal ni encubierta, y dijo que los vuelos no salen por la falta de disponibilidad de aviones.

"No estamos de paro. La realidad es que de diez aviones de la flota internacional, cinco estuvieron ayer parados, cuatro en Argentina y uno en Roma. De los cuatro en Buenos Aires, dos estaban en inspección programada y otros dos están parados porque se les vencieron (las verificaciones de) los trenes de aterrizaje", explicó el dirigente sindical.

Cirielli dijo que este sábado por la mañana salieron algunos vuelos y después la compañía "de repente se quedó sin flota", en algunos turnos faltaba además personal técnico habilitado por la empresa, lo que fue generando demoras, y finalmente la línea aérea decidió suspender los vuelos internacionales.

Aerolíneas Argentinas está bajo gestión estatal desde 2008, cuando, en medio de una severa crisis financiera de la línea aérea, el Gobierno argentino resolvió iniciar un juicio de expropiación de la empresa controlada por el grupo español Marsans, un proceso judicial que aún sigue abierto.

En las últimas semanas tanto el sindicato de los técnicos como el de los pilotos de la compañía han realizado fuertes críticas a la gestión del presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde, un hombre cercano a la presidenta argentina.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.