Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Un análisis de Esther Mascaró

Riad renuncia, obligada por la ONU, a quitarle la sede de la OMT a Madrid

El secretario general António Guterres atiende la petición de Pedro Sánchez e interviene en el asunto. Las fuentes aseguran que Zurab Pololikashvili ha sido un defensor activo de Arabia Saudí 28 septiembre, 2021 Premium

Análisis/ António Guterres, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), matriz de la Organización Mundial del Turismo (OMT), ha obligado a Arabia Saudí a renunciar a su pretensión de llevarse de España la sede del organismo centrado en el turismo. La intención de Riad nunca llegó a presentarse oficialmente ni por escrito, ni ante el Gobierno de España ni en la OMT, sin embargo, las fuentes consultadas por HOSTELTUR aseguran que la apuesta de Riad iba totalmente en serio y que contaba con el apoyo del secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili. Al final no ha habido tirón de orejas del Gobierno español para el georgiano, pero la gestión del presidente Pedro Sánchez frente a Guterres ha dado sus frutos y la OMT se quedará en Madrid.

¿Hasta dónde ha habido "peligro" real de que se fuera la OMT a Riad?

Las fuentes consultadas por HOSTELTUR aseguran que el peligro era muy alto, incluso del 90%, porque Arabia Saudí contaba con la voluntad y con el dinero para conseguir casi todo.

Hasta hace 10 días, los partidarios del golpe para derrocar a Madrid en favor de Riad decían tener 90 votos seguros de los 106 que se necesitaban para ganar. Es cierto que la propuesta nunca ha sido presentada oficialmente ni en la misma OMT ni ante el Gobierno de España, y también es cierto que en el orden del día de la próxima asamblea de la OMT, en diciembre en Marrakesh, en ningún momento ha figurado el cambio de sede.

Sin embargo, las fuentes de HOSTELTUR consideran que muy fácilmente podría haberse "colado" en el último momento este punto, puesto que la asamblea es soberana y decide si incluye o no nuevos puntos en el orden del día. Según nuestras fuentes, "hubiera sido fácil conseguir los votos para ello".

¿De dónde salían los votos de los favorables a Riad?

La mitad de ellos, de África.

Otra buena parte del mundo islámico también vería bien quitarle la sede a un país “infiel”, que encima no se ha preocupado por ofrecer unas buenas oficinas a la Organización. Este argumento ha sido el que han esgrimido los partidarios de Arabia Saudí, como si en realidad fuera a la OMT a quien le conviniera el cambio de sede, por desprecio de España.

También tenían votos de América Latina y del Caribe, aseguran las fuentes de HOSTELTUR, "un aspecto confirmado por varios ministros de esta zona"

Y, sorprendentemente, también los votos favorables "de algún país europeo".

Sin embargo, en general, se trataba de votos de países subdesarrollados o en vías de desarrollo con poco turismo.

Inauguración de la sede regional de Oriente Medio de la OMT, en Riad, Arabua Saudí, en mayo de 2021.

¿Quién pagaba el coste de “captar” estos votos?

La respuesta es fácil: Arabia Saudí, que en su Plan Estratégico 2030 tiene el turismo entre sus tres prioridades.

El príncipe heredero Mohamed Bin Salman se ha propuesto que el país pase de un 1% de aportación del turismo al PIB nacional, al 10%, en un plan que va hasta 2030 según recoge Ignacio Vasallo.

El plan lo ejecuta el ministro de Turismo Ahmed Al Khateeb que ha contratado como asesora especial a la exministra mexicana del ramo, Gloria Guevara", ex CEO y presidenta de la alianza WTTC (World Travel & Tourism Council).

De hecho, Arabia Saudí está ya realizando proyectos inmobiliarios y de infraestructuras por valor de 1.000 millones de dólares (851 millones de euros) desde que lanzó en 2016 su plan estratégico de transformación económica Visión 2030, según la consultora inmobiliaria Thomas Farmer. Y ese presupuesto es solamente un tercio del gasto total planteado, lo que se invertirá en cinco años.

En mayo ya consiguieron que se instalara allí el Centro Regional de la OMT para Oriente Medio, el primero que se crea

El país tiene en marcha un "inmenso desarrollo turístico" en la costa norte, en el Mar Rojo. En ese proyecto participan, entre otros, "el estudio Foster, que también ha diseñado el vecino aeropuerto". Los primeros huéspedes llegarán a finales de 2022.

Los saudíes también desean convertir Yeda en un hub aéreo internacional al tiempo que financian la expansión de la aerolínea nacional saudí. "La guinda sería el traslado a la capital de la sede de la OMT" apunta Ignacio Vasallo, tal y como publicamos en ¿Riad lo tiene difícil para llevarse la sede de la OMT de España?

Algunos se preguntan qué sentido tiene la sede regional de la OMT en Arabia Saudí y no, por ejemplo, en Egipto, dados los antecendentes del emirato en cuanto a respeto de los derechos humanos, libertades individuales y experiencia turística, que es cero.

¿Cómo lo pagaba?

Prometiendo una ayuda de 200 millones de dólares a la OMT, según las fuentes de HOSTELTUR.

La segunda parte de la operación era que, con el compromiso del secretario general, estos fondos se emplearían para programas de ayuda a los países "amigos" que ayudasen a la organización a cambiar la sede de país. Estas ayudas incluirían también gastos de viaje en business para acudir a reuniones internacionales que organiza la OMT -entre ellas a la asamblea general y a las regionales-.

"En casi la totalidad de estos países un millón de dólares en ayudas al desarrollo turístico permite “distraer” un 50%", aseguran nuestras fuentes. Y añaden: "Así se compran los votos".

La sede de la OMT en Oriente Medio se ha instalado en Riad y no, por ejemplo, en Egipto, un país con mucho más peso turístico.

¿Puede haber sorpresa en la asamblea?

No la habrá porque, finalmente, no se votará ni por sorpresa el cambio de sede gracias a la intervención del secretario general de la ONU, António Guterres, quien a petición del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha cortado de raíz la operación.

No ha habido, al menos públicamente, tirón de orejas a Zurab Pololikashvili. Pero Guterres ha actuado directamente sobre Riad

España ha "saltado" al secretario general de la OMT y se ha ido directamente a su jefe, el secretario general de Naciones Unidas. Recordemos que a mediados de septiembre, cuando el Gobierno español organizó una visita a la futura sede de la OMT en Madrid, el Palacio de Congresos de La Castellana, Pololikashvili acudió a la visita pero luego se zafó de la rueda de prensa prevista con los ministros Reyes Maroto y José Manuel Albares, y no se molestó en atender a los medios ni en desmentir los rumores sobre el cambio de sede y su apoyo a Riad (vea: Pololikashvili no corta los rumores sobre el cambio de sede de la OMT).

Ahí fue cuando el Gobierno español decidió ir directamente a la ONU.

¿Hasta dónde ha estado apoyando a Riad el secretario general?

Nuestras fuentes son contundentes: "Hasta el cuello". Zurab Pololikashvili ha tenido "un papel activo muy considerable", según explican.

Hace un par de meses se organizó, por parte de la OMT, un foro en un país de África del sur para debatir la conveniencia de desarrollar una marca turística conjunta para esos países. A la reunión acudieron los representates de 47 países, durante tres días. "Allí el secretario general pudo hablar en privado con todos ellos sin testigos de otros continentes", apuntan las fuentes. El dinero que Arabia Saudí estaba dispuesto a poner en la operación les hubiera ido muy bien a todos esos países, en parte, cierto, para proyectos turísticos, sugieren.

HOSTELTUR ha intentado en varias ocasiones, desde finales de agosto, que el secretario general Pololikashvili respondiera a una serie de preguntas, pero hasta el momento todos los intentos han sido infructuosos.

Primero por la derecha, Zurab Pololikashvili visitó el Palacio de Congresos de La Castellana con los ministros de Turismo y Exteriores y el alcalde de Madrid.

¿Ha sido tibio el Gobierno de España en este tema?

Las fuentes de HOSTELTUR responden con una pregunta: "¿Qué hubiera hecho Francia, por ejemplo, en este caso? Sin duda hacer destituir al secretario general". En España somos más tibios en estas reacciones, consideran las fuentes, y normalmente no damos gritos ni exigimos compensaciones por las "imperdonables e inexplicables ofensas", como sí ha hecho Francia, por ejemplo, con el asunto de los submarinos de Australia.

Sea como sea, la solución de España ha sido efectiva, sin oprobio público para Pololikashvili pero desactivando la operación desde arriba.

¿Cómo son las relaciones entre Pololikashvili y el Gobierno de España?

Las fuentes también se muestran contundentes: "Hasta ahora eran decentes. Nunca fueron excepcionales, a pesar de que le votaron yendo en contra de otra candidatura que incluía un vice secretario español".

Los gobiernos de España "nunca han sabido muy bien ni qué es ni para qué sirve la OMT", aseguran.

¿Qué es y para qué sirve?

En realidad, es poca cosa y no sirve para casi nada, aseguran. El hecho de tener la sede de la OMT no convierte a España en la capital mundial del turismo, contrariamente a lo que algunos han querido hacer ver.

Tal y como aseguraba Ignacio Vasallo en este artículo publicado en HOSTELTUR, La capital mundial del turismo:

"Desde un punto de vista turístico el asunto es intrascendente. El sector, tanto internacional como español, no se siente concernido por este asunto. Tan solo el presidente de la Mesa del Turismo, de escasa representación, ha señalado que sería un fracaso, puesto que, entre otras cosas, perderíamos la capitalidad mundial del turismo.

La prensa conservadora aceptó ese argumento que no se basa en la realidad

Ni España se convirtió en la capital mundial del turismo cuando obtuvo la sede en 1975 -la necesitaba por cuestiones de imagen al final del franquismo-, ni Riad lo sería en el caso -improbable, en mi opinión-, de que lograra el cambio.

Y es que la sede de un organismo internacional es solo un lugar geográfico donde trabajan los funcionarios y se reúnen las comisiones. En su localización influyen más factores logísticos e históricos que los relacionados con el contenido de su área de actuación".

Sin embargo, ahora España ha visto la realidad, gracias a algunas personas que han dado voces de alarma ante lo que estaba pasando. Ello ha hecho que el Gobierno haya preguntado a varias fuentes, haya hablado con ministros de turismo de países que ya habían sido contactados "por el secretario general en nombre de Arabia Saudí… y han entendido la realidad", aseguran.

"El Gobierno casi ni sabe que la factura de la sede se paga automáticamente cada mes y nadie se entera de ello salvo el funcionario que ordena la transferencia, que igual es automática".

¿Cuánto le cuesta a España la OMT?

España costea la sede al 100%. Las fuentes consultadas por HOSTELTUR consideran que, hasta el momento, "un edificio en lo mejor de Madrid, de nueve plantas más garaje: alquiler, reparaciones y mantenimiento... debe costar alrededor de 1.600.000 €".

Además, España subvenciona a la OMT con 150.000 € para que contrate a un funcionario español de alto nivel, puesto que ahora mismo ocupa la ex secretaria de Estado, Isabel Oliver.

Entre la sede, el sueldo de este funcionario y la cuota como miembro, la OMT le cuesta a España unos dos millones de euros al año

El secretario general de la OMT cobra lo mismo que el de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y que el director general del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD): 20.000 dólares al mes por 12 mensualidades = 240.000 dólares. Además recibe 40.000 € al año para vivienda más coche y chofer. Al secretario general el sueldo se lo paga la OMT, no España.

Y ahora, ¿qué?

España puede decidir retirar su apoyo al secretario general Pololikashvili. Según nuestras fuentes "podría alegar las grandes irregularidades en el nombramiento del secretario general por parte del Comité Ejecutivo, como candidato a la reelección que debe ser confirmado por la Asamblea General de Marruecos antes de fin de año".

En base a ello, podría solicitar que se reinicie el proceso y se busquen como mínimo tres nuevos candidatos, entre los que no esté el georgiano

Para ello España debería exponer muy bien sus argumentos -"que los hay, y muchos", aseguran las fuentes-, como miembro de la OMT y como país sede de la agencia, y hacer que el Ministerio de Exteriores "se mueva bien para conseguir los votos".

Las fuentes lo tienen claro: "si España fuera Francia, uno de los tres nuevos candidatos sería un español de muy alto nivel. Un Javier Solana o un Josep Piqué un poco más jóvenes", porque, añaden, "ya hemos visto con Pololikashvili que no hace falta conocer el turismo".

El ministro de Exteriores, José Manuel Albares, a la izquierda, con Zurab Pololikashvili, el día en que visitaron la futura sede de la OMT en Madrid.

¿Riad se rinde del todo?

Responden con una pregunta: "¿A dónde se fue Gloria Guevara cuando tuvo que salir del WTTC?"

Respuesta: de asesora principal del Ministro de Turismo de Arabia Saudí.

¿Desde allí se promueve como nueva secretaria general de la OMT?, preguntamos. "Parece que los saudís dan por amortizado a Pololikashvili…pero quieren seguir controlando la organización a través de Guevara".

Pero, ¿por qué tanto interés en la OMT? "Porque el hecho de haber logrado con Pololikashvili una sede regional de la OMT en Riad -absolutamente innecesaria-, cuyos costes ellos sufragan, no es bien visto por muchos países por razones ideológicas incompatibles con un desarrollo mundial del turismo impregnado de valores occidentales". Una oficina regional, sufragada por el propio país, responderá siempre a los intereses y la estrategia de ese país.

Vale la pena recordar, además, aseguran las fuentes, que "hasta hace 6 meses no aceptaba turistas!!!". Pero el turismo ha de ser el nuevo petróleo para Arabia Saudí.

¿Debería reinventarse la OMT?

Desde algunas instancias, aseguran nuestras fuentes, se aconseja que algún país de la UE -por ejemplo Alemania, "que está de la OMT hasta la coronilla"-, promueva una asociación de países relevantes turística y políticamente, para que lancen un programa ambicioso de reinvención de la agencia y que amenacen con abandonarla si el resto de países no accede a ello.

"Todos saben que sin ellos el chollo de la OMT duraría muy poco, porque empezaría a perder cinco millones de dólares al año", explican.

Lo que cada país paga por ser miembro de la OMT depende del PIB, la población y las recetas turísticas que aplica. Esa cantidad no puede superar el 5% del presupuesto de la organización. Los países que más pagan son Francia, China, Japón, Alemania y España, que aportan unos 357.000 euros al año cada uno. Los que menos pagan por pertenecer al club son Seychelles y Samoa, con una cuota de 16.700 euros al año.

La realidad de la OMT, hoy

Cuando España consiguió la sede, en 1975, "traerla tenía todo el sentido del mundo. Politica y turísticamente. Pero hoy tiene poco o ningún sentido", reflexionan nuestras fuentes.

La OMT aporta muy poco valor a la industria turística y a los destinos. Mal enfocada, sin presupuesto -12 millones de dólares al año, de los que un 60% se va en sueldos-, "con funcionarios nombrados por sus países, con ausencia de meritocracia, con bastante corruptela interna y anquilosamiento en viejas prácticas obsoletas", recuerdan.

En realidad, consideran que "menos de un 10% de lo que hace la organización aporta algún valor al turismo mundial"

Así las cosas, las fuentes consultadas se plantean si lo que España recibe vale cerca de dos millones de euros anuales. Todas coinciden en la respuesta: No, por dos razones:

España recibe poco en realidad: el derecho a asistir a las reuniones en las que se habla de cosas "generalmente poco relevantes", y poca cosa más. Eso además de tener en la cúpula a un alto funcionario, que como decíamos más arriba paga España, y que en teoría tiene que asesorar al secretario general. "Pero al menos en este caso, el secretario general ni quiere ni pide asesoramiento", aseguran.

Además, la OMT es una gran desconocida en España y en todas partes, en general ni se sabe que es una agencia de Naciones Unidas

Cuenta actualmente con 159 miembros, frente a los 193 que tiene la ONU. Estados Unidos se fue de la OMT en 1995, Bélgica en 1997, el Reino Unido en 2009, Canadá en 2012 y Australia en 2014. A ello se suma la ausencia de Irlanda, Nueva Zelanda, Luxemburgo y todos los países nórdicos: Islandia, Noruega, Suecia, Finlandia y Dinamarca, más dos países bálticos, Estonia y Letonia.

¿Podría España sacar más partido de su posición en la OMT?

Aquí también coinciden las fuentes consultadas por HOSTELTUR: "Por supuesto que podría". ¿Cómo?

Podría conseguir la reforma de las estadísticas de turismo, forzar a la OMT a cambiar los criterios oficiales estadísticos para pasar de personas a pernoctaciones, por ejemplo, que es un indicador mucho más apropiado. Con ello España sería el primer destino turístico mundial y no el tercero.

Podría forzar a la OMT a medir los flujos turísticos internacionales con precisión. "Hoy muchos destinos “mienten” en las cifras de visitantes que envían a la OMT y algunos lo hacen en cerca de un 50%, por diversas razones".

Todo esto convierte los informes mundiales de turismo en algo muy poco riguroso que dificulta a la industria entender las tendencias y tomar decisiones. De hecho, toda la industria mundial que utiliza estas estadísticas y toma decisiones en base a ellas está trabajando sobre datos poco fiables y obsoletos

La OMT debería dejar de enfocarse en temas como la pobreza, los objetivos del milenio, la sostenibilidad, etc., aseguran las fuentes consultadas, "que siendo importantes ya cuentan con organismos especializados en ello" y evitar duplicidades que no tienen sentido ni ayudan al turismo mundial.

Cuál debería ser el cometido de la "nueva" OMT está claro para las fuentes consultadas: debería enfocarse en gestionar, a nivel mundial, temas prácticos, concretos e importantes que ayudarían a desarrollar en el mundo un turismo mejor para todos.

Algunos ejemplos: la formación de alta calidad en turismo, los sistemas de clasificación de alojamiento turístico, los procedimientos de inmigración en las fronteras, la I+D en materia de turismo, la gestión turística de pandemias, la persecución del fraude en internet en oferta turística, la gestión del “overtourism”, etc. "Aunque quizá esto significaría sacar a la OMT de la órbita de Naciones Unidas".

El secretario general, en las obras de la sede regional de la OMT en Riad.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.