Edición España. Informe de la Cámara de Comercio de España

¿Conocen las empresas los fondos europeos de recuperación?

Un 60% de las compañías no sabe de estas ayudas y solo un 30% tiene intención de pedirlas 20 octubre, 2021
  • Un 43% de las empresas de hostelería va a acceder a los fondos europeos
  • Un 62% considera que los fondos solo van a beneficiar a las grandes empresas
  • Un 86,3%, preocupado por el encarecimiento de los costes de la energía

Una parte importante del tejido empresarial del país corre el riesgo de dejar pasar el tren de inversiones único que suponen los fondos europeos Next Generation UE. Un 60% de las empresas españolas no sabe de su existencia, un desconocimiento que lleva a que solo el 27% sepa cómo acceder a los fondos. Así lo pone de relieve el Estudio sobre Clima Empresarial en España de la Cámara de Comercio de España, elaborado por Sigma Dos, que revela que solo 29,9% de las compañías tiene claro que va a solicitarlos, una intención que aumenta entre las empresas con más de 250 empleados, (un 41% los va a pedir), y las empresas de la hostelería, uno de los sectores más castigados durante la pandemia, entre las cuales un 43% piensa acceder a los Next Generation.

El Consejo Europeo aprobaba el 21 de junio de 2020 la creación del programa Next Generation EU, el mayor instrumento de estímulo económico jamás financiado por la Unión Europea en respuesta a la crisis sin precedentes causada por el coronavirus.

Hace ya algo de un año, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentaba el plan de inversiones a tres años asociado a los primeros 72.000 millones de la UE -de los 140.000 que tienen que llegar-, centrado en las transformaciones ecológica y digital con el objetivo de sumar 2,5 puntos de PIB y 800.000 empleos en 2023.

Así las cosas, algo no se ha hecho bien a la hora de difundir estos nuevos recursos, ya que solo el 40,6% los conoce, por lo que muchas empresas se van a quedar descolgadas de este plan de inversiones que suponen una palanca para la recuperación económica

"En estos momentos las pymes no tienen capacidad de elaborar sus proyectos. Hay que ayudarlas a hacerlos y aquí la colaboración con la administración pública es fundamental, porque hay muchas empresas que ni tienen equipos ni pueden dedicarles tiempo o inversión", advertía el socio del gabinete Monlex, José Antonio Fernández Alarcón, quien ponía el foco en que medianas y pequeñas empresas corrían el riesgo de quedarse fuera de estas inversiones.

El alarmante desconocimiento de los fondos lleva aparejado además la desconfianza de las medianas y pequeñas empresas sobre ellos: un 62% considera que los Next Generation solo van a beneficiar a las grandes empresas y apenas llegarán a las pymes.

Ese escepticismo ante los beneficios que generarán los NGEU es mayor entre las empresas de menor tamaño: casi las dos terceras partes de las compañías con menos de once empleados piensa que los fondos terminarán favoreciendo en mayor medida a las grandes empresas

Este porcentaje va disminuyendo paulatinamente hasta quedarse en un 49,0% entre las empresas con más de 250 empleados.

Incertidumbre por los costes energéticos

Paralelamente, el estudio destaca además que después de un dilatado periodo de incertidumbre y descenso de la actividad como consecuencia de la crisis de la COVID-19, las empresas españolas vuelven a mostrarse optimistas sobre las perspectivas de la economía y la evolución de sus propios negocios.

Así, el 72,7% cree que la actividad económica mejorará mucho o levemente en 2022, frente a un 22,3% que considera que habrá un empeoramiento el próximo año.

No obstante, los empresarios consultados coinciden en mostrarse preocupados por los efectos que el incremento en los costes laborales, los precios de consumo y los costes energéticos y de las materias primas pueden tener tanto en la evolución económica general como sobre su propia actividad

Así, el 86,3% señala que los costes de la energía y las materias primas van a encarecerse en alguna medida, el 78,2% que habrá más inflación y el 63,2% que aumentarán los costes laborales. Por el contrario, el 65,9% cree que habrá mejora en el empleo, la mitad que lo hará el consumo y el 47% la inversión empresarial.

Precisamente, los elevados precios de la energía y las materias primas son la principal dificultad identificada que afrontan la mayoría de las empresas (47,5%).

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.