Encuesta Reiseanalyse

Los destinos domésticos, claves para el mercado alemán en 2022

16 enero, 2022
Los destinos domésticos, claves para el mercado alemán en 2022

Este 2022 se espera que la población alemana realice 60 millones de viajes de vacaciones, una cifra que mejora los 50 millones de viajes de 2021, pero que aún está muy lejos de los 71 millones de 2019. Y de este grueso de viajes una alta tasa se realizarán a destinos de Alemania y de países vecinos, mientras que una proporción más baja se harán apostando por el avión para la escapada, según ponen de relieve los datos preliminares de la encuesta Reiseanalyse, conducida por el Instituto Alemán de Investigación Turística (FUR). "En comparación con 2020/21, esto representa un paso hacia la normalización de la situación antes del estallido de la pandemia de COVID-19", explica el profesor Martin Lohmann, responsable de la encuesta.

Según la encuesta, el pasado mes de noviembre más de cuatro de cada cinco alemanes (82%) ya estaban pensando en unas vacaciones en 2022, y que finalmente lo lleven a cabo es tan solo una cuestión de tiempo, dinero y ganas de viajar. En este sentido, las previsiones son halagüeñas, según recoge Fvw.

El deseo de viajar está en su nivel más alto, con un 61%, apunta el análisis, que detalla que el año anterior todavía era del 51%. Asimismo, los factores tiempo (72%) y dinero (70%) también se califican más positivamente que nunca.

"Los viajes de vacaciones eran y siguen siendo una parte indispensable de la calidad de vida de la mayoría de los alemanes", señala Lohmann

No obstante, pesar de estas previsiones optimistas para el mercado alemán, FUR espera que la demanda sea menor en 2022 en comparación con 2019, debido a que, al igual que en otros años marcados por la pandemia, la normativa y las restricciones influyen en la accesibilidad y la capacidad de la oferta turística y, por tanto, en el volumen de viajes vacacionales.

En noviembre un 82% de alemanes pensaban en unas vacaciones este 2022.

"La imprevisibilidad que provocan las restricciones que van cambiando lleva a muchas personas que quieren viajar a esperar antes de planificar y reservar su viaje. La necesidad de información es alta", sostiene. Además, el análisis revela que quienes están dispuestos a viajar esperan mucha flexibilidad y buena voluntad por parte de los proveedores de viajes.

Largo plazo

¿Cómo será la demanda turística a largo plazo? A juicio de Lohmann no será muy distinta a antes de la crisis. De este modo, apunta que la pandemia juega un papel temporal como impulsor directo del desarrollo de la demanda.

Para el experto, los viajes retomarán su desarrollo habitual en 2023, debido a que las "fuerzas impulsoras básicas" para irse de vacaciones seguirán. "La gente seguirá siendo la misma, con sus motivos, hábitos y preferencias, pero también su flexibilidad y diversidad", señala

Según el estudio el turismo va a seguir creciendo dinámicamente en el futuro, esta vez de la mano de la evolución de las condiciones marco de la oferta turística, en aspectos como la sostenibilidad, el cambio tecnológico y personal.

2021

Los investigadores de FUR esperan que el pasado año se alcancen los 284 millones de pernoctaciones en Alemania, algo menos de los 302 millones de 2020, mientras que en 2019 se registraron 496 millones de pernoctaciones.

Según datos preliminares, el Instituto prevé un bajo nivel de demanda de viajes de vacaciones (de al menos cinco días de duración) por parte de los alemanes en 2021, con un volumen de alrededor de 50 millones de viajes de vacaciones, el mismo nivel que en 2020

Además, el número previsto de viajes cortos de vacaciones (de dos a cuatro días de duración) es de 47 millones, lo que supondría un aumento del 27% con respecto a 2020, pero un descenso del 50 % con respecto a 2019.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.