Diario 5431 18.11.2018 | 18:16
Hosteltur: Noticias de turismo
Planean reducir los cierres un 5% anual

Andalucía: cruzada por el empleo y contra la estacionalidad en los hoteles

29 mayo, 2014

Los hoteles andaluces registran muy buenas cifras en cuanto a pernoctaciones. Sin embargo, la rentabilidad y el empleo están siendo dañadas, situación que es agravada por la estacionalidad.

En 2013 se produjo en Andalucía un importante incremento de las pernoctaciones, un 4,5%, pues alcanzaron los 43 millones. Sin embargo, el empleo hotelero registró una caída del 2,3%.

El secretario general de la Federación de Comercio, Hostelería y Turismo de CCOO en Andalucía, Gonzalo Fuentes, ha calificado de "histórico" el crecimiento de las principales variables turísticas en Andalucía, "excepto en el empleo". En este sentido, ha subrayado que la única provincia que ha protagonizado un crecimiento del empleo hotelero ha sido Almería, donde ha aumentado un 3,99%. Sin embargo, destaca el fuerte descenso en Jaén, donde se perdió el 8,47% del empleo hotelero, Córdoba, donde descendió el 7,75% y Huelva con el 7,03%. Menores desplomes aunque reseñables protagonizaron Málaga (-2,31%), Granada (-2,24%), Sevilla (1,41%) y Cádiz (1,08%).

Según explica el presidente de la Asociación de Hoteles de Sevilla y Provincia (AHS), Manuel Otero, los sindicatos “tienen razón” cuando se quejan de que suben las pernoctaciones pero esa subida no se refleja en el empleo. “Hemos tenido un 2013, y un 2012 también, en los cuáles las ocupaciones no han sido malas pero como no se ha traducido a rentabilidad hemos tenido que trabajar más con los mismos medios”.

“Al hotel le sube la luz, el agua, los impuestos, tiene que mejorar los salarios y el cliente no sólo cada vez paga menos sino que cada vez gasta menos dinero. La cuenta de explotación de un hotel no sólo depende de la habitación, sino que depende del bar, de los banquetes, del restaurante, de que el cliente compre un souvenir en la tienda del hotel, de que se tome un refresco del minibar. Todo eso repercute en la cuenta de explotación, pero el cliente en general está viajando con menos dinero”.

La Junta reconoce que demasiados hoteles permanecen cerrados en invierno. #shu#.La Junta reconoce que demasiados hoteles permanecen cerrados en invierno. Imagen Shutterstock.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (AEHCOS), José Carlos Escribano, preguntado sobre por qué han crecido las pernoctaciones y no el empleo asegura que “primero porque no hay ninguna teoría económica que avale que un incremento de pernoctaciones traiga consigo un incremento lineal en la misma proporción de empleo, no hay una relación directa. Ahora mismo somos todos más competitivos, estamos todos poniendo más de nuestra parte y no cabe duda de que si el ritmo de crecimiento de contrataciones se mantiene en el futuro crecerá el empleo. Primero tenemos que hacer las empresas rentables, una vez que los hoteles sean rentables podremos crecer en empleo”.

“Ese crecimiento lineal no está en ninguna escuela de economía pero hay voces que parece que quieren igualar estos dos conceptos cuando no tiene ningún sentido. Lo que necesitamos son herramientas de cierta flexibilidad que ya nos está dando la nueva reforma laboral, nos está permitiendo que estemos acompasando el empleo a la curva de la demanda, optimizando los recursos. Eso para nada significa que vayamos en contra de la calidad, no por eso vamos a dejar de dar el mejor servicio”.

Ante la pérdida de empleo generalizada en siete de las ocho provincias andaluzas, CCOO ha incidido en que hay que sumarle el aumento de la temporalidad y del trabajo a tiempo parcial, que "no está justificado por la estacionalidad, ya que para ello existe el contrato fijo-discontinuo, que se sigue dejando de lado en beneficio de la eventualidad pura y dura". Así, el contrato a tiempo completo ha sufrido un descenso del 1,71%; a tiempo parcial ha aumentado un 1,39%; mientras que los indefinidos han bajado un 0,18%, y los temporales han subido un 1,36%.

La estacionalidad es uno de los factores que más inciden en el empleo. De ahí que la Junta de Andalucía se haya decidido a atajarla lo antes posible y ha presentado un plan para la gestión de la estacionalidad con el que disminuir un 5% anual sus camas cerradas hasta 2020.

Las dos líneas fundamentales son conseguir más visitantes en las temporadas media y baja y trabajar de forma prioritaria en los mercados nórdicos, durante los meses de enero, febrero y noviembre; francés, en abril y mayo; y alemán y británico a principios y final de año. Otras medidas propuestas serían fomentar las 'minivacaciones'; promocionar los segmentos desestacionalizadores como el de cruceros, cultural, golf, naturaleza o idiomático. También se apuesta por incentivar a las empresas hoteleras que abran todo el año con bonificaciones en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) o el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), como ya están haciendo Marbella, Málaga o Almería.

Este artículo aparece en la edición de mayo de la revista Hosteltur y puede descargarse también en pdf.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
La situación de los hoteles andaluces, al igual que en todos los hoteles vacacionales del resto de España, será cada vez más precaria, mientras sigan empeñados en el modelo de gestión “low cost” que les obliga a reducir costes de forma permanente en un imposible objetivo de que con esas reducciones de costes se puedan compensar los descuentos que se hacen a los intermediarios, descuentos que a su vez se convierten en el arma que esos intermediarios, utilizan para hacer la competencia a los hoteles que se los hacen. Dado que el mayor gasto sobre ventas que tiene un hotel es el correspondiente al personal, y sobre el que parece más fácil actuar, ya que el resultado de menor gasto tiene un reflejo inmediato, en la contabilidad del hotel, no tiene nada de extraño que la primera partida sobre la que actúan la mayoría de directivos, presionados por sus empresarios, sea la de personal, el problema es que las consecuencias negativas de esa acción, no tienen un reflejo inmediato en la contabilidad del hotel, como lo ha tenido la reducción del coste derivado de un menor número de empleados, con alto nivel de temporalidad y trabajadores en prácticas contratados en cada temporada. Sin embargo hay fórmulas innovadoras que pueden permitir mejorar la rentabilidad de los hoteles vacacionales, ofreciendo estabilidad y mejores salarios a sus trabajadores, alguna de ellas podrán encontrarlas en la lectura de los más de cuatrocientos treinta post de mi blog en esta comunidad https://www.hosteltur.com/comunidad/usuario/camposeoane/, y si alguien quiere conocer las que puedan ser útiles a las circunstancias en las que se encuentre su hotel, puede contactarme a través de mi correo electrónico "gestionhotelera@hotmail.com" en la seguridad de que podré encontrarle la estrategia más adecuada para solucionar sus problemas de rentabilidad, si todavía está a tiempo de evitar el concurso de acreedores. Es necesario que unos y otros, empresarios y sindicatos, quieran darse cuenta de que la solución no está en emprender cruzadas que terminen arruinando a unos y dejen en el paro a los otros, sino en buscar solución a los problemas derivados de la estacionalidad, ya que esa está ahí desde los inicios del desarrollo turístico de nuestro país, y sin duda alguna está para quedarse, por lo que la solución van a tener que buscarla por medio de estrategias de gestión en las que la innovación y la creatividad permitan lograr los niveles de rentabilidad que garanticen un adecuado nivel de beneficios a la empresa y estabilidad laboral con salarios dignos para sus trabajadores, y eso puede lograrse si se cambia el chip del empresariado, olvidandose de la preocupación por los niveles de ocupación, para admitir de una vez por todas, lo que el transcurso de los años les está demostrando, que sus resultados disminuyen a medida que suben los niveles de ocupación de sus hoteles, y eso puede ser muy bueno para justificar el triunfalismo de los políticos, pero muy malo para la cuenta de resultados de las empresas hoteleras y para los salarios y la estabilidad laboral de sus trabajadores.

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.