Diario 5349 15.08.2018 | 07:52
Hosteltur: Noticias de turismo

Alemania: Lufthansa, a la cabeza de la industria aérea mundial

20 junio, 2003
En su última Junta General de Accionistas como presidente de Lufthansa, Jürgen Weber ha presentado a Lufthansa como un grupo financieramente sólido y bien preparado para los retos del futuro. “Lufthansa está en el grupo que encabeza la industria aérea mundial”, ha afirmado en Colonia. Después de doce años como máximo responsable de la compañía, todo un récord de permanencia como presidente de una compañía aérea, Jürgen Weber ha traspasado esta responsabilidad a su sucesor, Wolfgang Mayrhuber. La evolución de Lufthansa desde una empresa estatal hasta un grupo de aviación rentable y la fundación de Star Alliance, la mayor alianza de líneas aéreas del mundo, son los logros y éxitos más importantes alcanzados bajo su presidencia, asegura la aerolínea germana en un comunicado remitido a HOSTELTUR.
En su última Junta General de Accionistas como presidente de Lufthansa, Jürgen Weber ha presentado a Lufthansa como un grupo financieramente sólido y bien preparado para los retos del futuro. “Lufthansa está en el grupo que encabeza la industria aérea mundial”, ha afirmado en Colonia. Después de doce años como máximo responsable de la compañía, todo un récord de permanencia como presidente de una compañía aérea, Jürgen Weber ha traspasado esta responsabilidad a su sucesor, Wolfgang Mayrhuber. La evolución de Lufthansa desde una empresa estatal hasta un grupo de aviación rentable y la fundación de Star Alliance, la mayor alianza de líneas aéreas del mundo, son los logros y éxitos más importantes alcanzados bajo su presidencia, asegura la aerolínea germana en un comunicado remitido a HOSTELTUR. Con Wolfgang Mayrhuber, la compañía está bien equipada para tiempos de crisis en un futuro, aseguró Weber. “Bajo su dirección, Lufthansa se mantendrá preparada para posibles cambios y desarrollará sus puntos fuertes que son la vigilancia, la rapidez y la elección de los medios adecuados”. Wolfgang Mayrhuber, añadió, siempre insistirá en lograr un equilibrio justo entre los intereses de los clientes, accionistas y empleados de Lufthansa. Para Jürgen Weber, el resultado del año 2002 y la fortaleza financiera de la compañía son una nueva muestra de que Lufthansa está preparada ante cambios inevitables que afectan a la industria aérea. “El grupo ha demostrado nuevamente su fuerza”, afirmó. El hecho de que Lufthansa haya obtenido en el año 2002 el mejor resultado anual dentro de la industria de la aviación en todo el mundo, es una buena prueba del éxito del proceso de transformación de la última década como demuestran el beneficio operativo de 718 millones de euros y el resultado de actividades ordinarias de 1.600 millones de euros, un aumento de 1.900 millones de euros con respecto al año anterior En vista de los buenos resultados del pasado año, se ha propuesto a los accionistas un dividendo de 0,60 euros por acción. El éxito de Lufthansa, reflejado después de los atentados terroristas del 11 de Septiembre en los buenos resultados del año 2002, Weber lo atribuye a la capacidad de adaptación de los colaboradores y la directiva. Juntos se han mantenido vigilantes y flexibles; el reaccionar rápidamente se ha convertido en una costumbre para ellos. Weber destacó que para Lufthansa, el afrontar una crisis no consiste automáticamente en recortar puestos de trabajo o acudir a despidos, medidas que otros proclaman como indispensables para superar una crisis. “Algo así no encaja en nuestra cultura”, aclaró. Lufthansa ha actuado correctamente al seguir un rumbo fijo marcado por la flexibilidad estructural y la estabilidad financiera. Y Lufthansa puede estar orgullosa de sus logros, continuó Weber. La antigua empresa estatal se ha convertido en una compañía orientada al mercado y a los clientes, que ha aprendido a manejar las crisis. Pero las crisis que se solapan suponen un reto todavía mayor. “Los ingresos de nuestro grupo han caído un 5 %. Por ello, a pesar de las medidas de vigilancia y ajuste, hemos tenido que reportar un resultado operativo de menos 415 millones de euros al final del primer trimestre de 2003. Sin embargo, hemos conseguido reducir la deuda crediticia neta a 1.000 millones de euros y generar un cash flow positivo”, afirmó Weber. La alta estabilidad financiera de Lufthansa hará frente a los resultados económicos de 2003, que previsiblemente serán peores. “Mantener esta estabilidad es nuestra obligación ante nuestros accionistas”. En todo caso, se vislumbran tiempos mejores en el futuro. En Estados Unidos, los viajes de negocios se están recuperando gradualmente. En las rutas del Atlántico Norte se han visto claros signos de recuperación. Durante el mes de Mayo, han aumentado las cifras de pasajeros. Y con la excepción de la región de Asia/Pacífico, todas las zonas han registrado mejoras en su ocupación. Sin embargo, por lo que respecta a los ingresos por pasajero, todavía hay posibilidades de mejora. Los recortes en la capacidad provocaron la retirada de 68 aviones. Lo que necesitaba la industria era un marco fiable que propiciara un despegue económico. “Ha llegado el momento de convertir las reformas de la Agenda 2010 en legislación. Y otros pasos deberán darse a continuación”, subrayó Weber. “Una mejora económica, particularmente en Alemania, será de vital importancia para la mejora de nuestro negocio”. Pero aunque esta recuperación económica se produzca durante la segunda mitad del ejercicio, Lufthansa deberá resignarse al hecho de que el 2003 no será uno de nuestros mejores años. IATA ha estimado que el sector, sólo en los cinco primeros meses de este año, había perdido más de 10.000 millones de dólares, según apuntó Weber. “El primer trimestre es tradicionalmente el más débil en nuestro sector, aunque nunca había sido tan negativo como este año. Pero si persiste la tendencia que hemos observado en las últimas semanas, nos encontraremos, a finales de año, en una posición mejor que la de la mayoría de nuestros competidores”, afirmó el presidente saliente.El próximo Otoño Lufthansa ofrecerá a sus pasajeros una Business Class renovada, con más comodidad, con unos nuevos y revolucionarios asientos susceptibles de convertirse en camas. Lufthansa está invirtiendo más de 30 millones de euros en un programa orientado al futuro para sus mejores clientes, ofreciéndoles un extraordinario servicio, con sus propias terminales en Frankfurt y Munich, así como con salas de tránsito diseñadas en exclusiva para la compañía a partir del verano de 2004. La nueva Terminal 2 del Aeropuerto de Munich, que se inaugurará el 29 de Junio, establecerá un nuevo estándar en servicios. También facilitará al pasajero un tiempo récord de conexión en tránsito de 30 minutos, explicó Weber. La innovación y la creatividad fueron el lema de Lufthansa en muchas áreas. Proyectos de futuro, como el acceso a ‘Internet a bordo’, el equipamiento de las salas con tecnología inalámbrica LAN y la introducción del Executive Jet Service son algunos ejemplos de la ofensiva que en calidad y productos ha iniciado Wolfgang Mayrhuber y que continuará como Presidente y Consejero Delegado de Lufthansa. (HOSTELTUR) (redacción@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.