Diario 5451 11.12.2018 | 13:31
Hosteltur: Noticias de turismo

Sobre "gentrificación" y los modelos P2P

16 junio, 2014

En otro sitio dijimos ya que el consumo colaborativo es una realidad innegable que está para quedarse y que ha permitido crecer muy rápido a empresas que han sido pioneras en poner en contacto a particulares: desde Uber a Bablablacar pasando porAirbnb, Wimdu o Sherpandipity.

En el sector del alojamiento (webs que permiten poner en contacto a anfitriones y huéspedes) existen 3 grandes problemas (¿retos?) frente a las innegables oportunidades que el consumo colaborativo ofrece. En primer lugar, la responsabilidad de las plataformas que permiten estas transacciones (responsabilidad principalmente frente a los consumidores). En segundo lugar, el impacto económico y social que esta clase de servicios suponen en las grandes ciudades y cómo ordenar esta nueva oferta. Finalmente, la legalidad de la actividad empresarial que los particulares pueden llegar a realizar (comenzando con las obligaciones fiscales).

Era cuestión de tiempo, está claro, que los particulares se "lanzasen" a sacar un rendimiento económico a sus activos y en España más. Si pensamos en nuestros abuelos y en las posibilidades que tenían de "hacer algo" con sus ahorros, éstas no eran muchas, de hecho, una de las pocas (pensemos que el Estado había quebrado 7 veces en el s. XIX y no existía confianza en la deuda pública) era invertir en "ladrillo".

Sobre 'gentrificación' y los modelos P2PSobre "gentrificación" y los modelos P2P

El sistema por el que una casa en el centro de Madrid cambiaba de manos era básicamente este: unos señores (nuestros abuelos por ejemplo) se pasaban toda la vida trabajando y conseguían comprar una casa en la que vivirían con sus hijos, y cuando éstos podían, se independizaban, casaban e intentaban comprar una casa que poder pagar en los siguientes 20 años. Durante todo ese tiempo, los padres fallecían y los hijos (que ya tenían casas) normalmente no les quedaba otra que vender el hogar de su niñez o quedárselos y tratar de alquilarlos hasta que apareciese una buena oferta. Esto provocaba que existiera una rotación importante en las zonas más céntricas de las ciudades y permitió que barrios de los "cascos antiguos" fuesen reciclándose y acabasen siendo en muchos casos el centro de nuevas ideas y nuevos creadores: casas antiguas que o bien se vendían o bien se alquilaban a arrendatarios que normalmente eran jóvenes, estudiantes y parejas sin hijos.

¿Ahora qué? Nadie ha estudiado el fenómeno de la gentrificación que puede provocar esto. Me explico: el día que los hijos (ahora padres) hereden la casa de los abuelos, ¿para qué venderla? El mercado inmobiliario ahora mismo está saturado, ¿para qué alquilarla anualmente? En San Francisco, Chris Butler demandó a su casero porque le "echó" de su casa utilizando el equivalente a nuestro artículo 9.3 LAU "No procederá la prórroga obligatoria del contrato si, una vez transcurrido el primer año de duración del mismo, el arrendador comunica al arrendatario que tiene necesidad de la vivienda arrendada para destinarla a vivienda permanente para sí o sus familiares en primer grado de consanguinidad o por adopción o para su cónyuge en los supuestos de sentencia firme de separación, divorcio o nulidad matrimonial", para luego ganar más dinero del que el alquiler "tradicional" le proporcionaba, alquilando habitaciones por días a través de Airbnb.

Una vivienda ya no vale lo que resulta de la intersección de oferta y demanda, sino que ahora tenemos que valorar el ingreso que puede suponernos si comenzamos a explotarlo. Esto tiene 3 consecuencias inmediatas:

¿Están teniendo las Administraciones en cuenta que regular el alquiler de viviendas tiene implicaciones cruciales en la configuración de cómo serán los centros de nuestras ciudades en el futuro?

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.