Global Travel Report de la WTM, elaborado por Oxford Economics

Riesgos y oportunidades para la evolución del turismo mundial en 2024

La demanda del turismo vacacional seguirá al alza a pesar de las incertidumbres

Publicada 08/11/23 01:16h
Riesgos y oportunidades para la evolución del turismo mundial en 2024
  • Ya se ha recuperado el 86% de los viajes internacionales prepandemia, porcentaje que se eleva al 90% en los desplazamientos por ocio
  • Las llegadas internacionales por ocio en Oriente Medio superan en un 13% las de 2019, mientras que en Asia Pacífico se mantienen en un -30%
  • Los destinos que más han crecido en llegadas internacionales tras la Covid, liderados por Arabia (+64%), Albania (+43%) y Polonia (+35%)

La fulgurante recuperación del turismo tras la pandemia confirma, como ha detallado David Goodger, director general de Oxford Economics para Europa y Oriente Medio, que “la gente quiere descubrir nuevos destinos y nuevas experiencias y está dispuesta a pagar más por ello”. No en vano la recuperación ha corrido paralela a una subida de costes operativos que ha alcanzado hasta un 55%, la más elevada desde 2007, lo que se ha traducido en incrementos de precios en 2023 del 36% en vuelos, 23% en alojamiento y 22% en paquetes turísticos vs. 2019. Goodger ha realizado estas declaraciones en la presentación del Global Travel Report de la WTM, cuyas líneas generales ha dado a conocer en la feria, además de informar de los riesgos y oportunidades que se plantean para el turismo en 2024.

Riesgos y oportunidades para la evolución del turismo mundial en 2024
David Goodger, director general de Oxford Economics para Europa y Oriente Medio, en la presentación del Global Travel Report de la WTM, donde se especifica que Turquía y España se verán beneficiadas del fuerte crecimiento turístico que se espera para 2024. Fuente: Hosteltur.

David Goodger ha vaticinado en este sentido que, a pesar de las amenazas de recesión para el próximo año, “la demanda de viajes de ocio seguirá creciendo porque las familias europeas aún tienen ahorros de los peores momentos de la pandemia, que seguirán gastando en viajes porque se han convertido en un gasto prioritario frente a otros. De hecho el turismo ha recuperado, e incluso superado, la cuota de mercado que ostentaba en los gastos del consumidor en economías avanzadas antes de la Covid”.

“La recuperación de los viajes de ocio ha seguido el mismo ciclo que la del PIB, yendo incluso más rápido gracias al empuje de los mercados domésticos”, como ha incidido David Goodger

A pesar de ello, la recuperación turística también se enfrenta a riesgos y oportunidades en el futuro más próximo, según ha enumerado el experto.

Riesgos

  • La subida de costes es el mayor factor de riesgo por la consecuente subida de precios, que cada vez impacta más en la elección de alojamiento, concretamente en un 20% de los encuestados, porcentaje que se eleva al 32% en el caso de los babyboomers.
  • Consecuente incremento de los costes del negocio.
  • Problemas de captación y retención de talento.
  • Recuperación de la conectividad.
  • Regulaciones y burocracia de los gobiernos.
  • “Se impone la necesidad de una gran gestión de destino para que la actividad turística no moleste a los residentes y así los turistas sean siempre bienvenidos”.

Oportunidades

  • Las generadas por el crecimiento y mejora de infraestructuras turísticas.
  • Desarrollo sostenible.
  • Celebración de eventos de ocio como Expos y Mundiales de Fútbol.
  • Auge de la tendencia bleisure entre los turistas de negocios.
  • Viajes asequibles, con una óptima relación calidad-precio.
  • Mejora de la conectividad entre mercados emisores y destinos con nuevas rutas aéreas.
  • Avances tecnológicos para que los destinos atraigan al perfil de visitante que más les convenga.
  • Políticas gubernamentales en apoyo del turismo.

“La tendencia del slow travel ganará relevancia: viaja menos frecuentemente pero alarga tu estancia”, como ha subrayado Goodger

Tendencias de demanda

La recuperación del turismo continuará por tanto en 2024, y “no sólo en los destinos ya posicionados, sino también en otros más pequeños, gracias a la creciente demanda de nuevas actividades experienciales relacionadas con el bienestar, la naturaleza y la gastronomía, que ya se sitúa un 10% por encima de la de 2019, mientras que el gasto en experiencias únicas ha subido un 65%”.

“El 50% de los consumidores reconoce que tras la pandemia se siente más proclive a utilizar un consejero de viajes que le recomiende experiencias personalizadas”

El crecimiento de la clase media, y por tanto viajera, en mercados emergentes también abre nuevas oportunidades. No en vano, según los datos recogidos en Global Travel Report de la WTM, la demanda china se doblará en 10 años, mientras que la india crecerá un 205% y la indonesia un 128%. En total, 60 millones de nuevos viajeros que se desplazarán a otros continentes, aunque empezarán viajando a los países de su entorno.

“En los próximos años seguirá habiendo demanda para los destinos top, pero los que más crecerán serán los pequeños emergentes, los que sean capaces de ofrecer nuevas experiencias, que es lo que está buscando la gente. Nos encontramos en un momento apasionante para formar parte de este sector, un momento de grandes oportunidades”, como ha concluido David Goodger


Más noticias relacionadas con World Travel Market London 2023:

- Mercado británico: romper con la estacionalidad, objetivo en progreso

- Canarias acapara en invierno el 60% del gasto de los británicos en España

- WTM 2023: enganchar al mercado británico ante previsiones muy positivas

- World Travel Market abre sus puertas: imágenes del primer día

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Avatar Ferran Anguera Ferran Anguera hace 8 meses
Buenos días. Felicidades por el artículo, muy interesante. Echo en falta el riesgo que supone las incidencias relacionadas cada vez más con el cambio climático. Será un factor clave de manera creciente. Totalmente de acuerdo con encontrar fórmulas de mejora de convivencia con la comunidad receptora, ya que la turismofobia es una variable que puede generar mucha inseguridad turística y malestar para todos los actores que conviven en el entorno turístico. Encontrar oportunidades de buen entendimiento entre todas las partes debe ser una prioridad absoluta para todas las partes. Gracias. Ferran Anguera