Diario 5385 26.09.2018 | 01:02
Hosteltur: Noticias de turismo
Sin apoyo, se ha quedado en el aire

Caso Spanair: Spanair, a punto de echar el cierre

27 enero, 2012

La negativa a invertir de Qatar Airways y el potencial retiro del apoyo financiero de la Generalitat pueden precipitar la declaración de insolvencia de Spanair que ya desde el año pasado no tiene viabilidad.

Así lo han señalado a HOSTELTUR, noticias turismo, fuentes del sector. Mientras Spanair, cuyos vuelos operan con normalidad, espera una comunicación oficial por parte del Gobierno catalán respecto a sus planes para la compañía. El Consejo de Administración celebra esta misma tarde una reunión que será decisiva para el futuro de la empresa y luego comunicará la decisión.

Fuentes cercanas a la aerolínea han indicado que la compañía no tiene constancia oficial de la negativa de la Generalitat a seguir dándole su respaldo financiero, indiocativo de la falta de comunicación entre la gerencia y los accionistas, y de que, Qatar Airways no tenga interés en entrar en su accionariado, aunque el Gobierno catalán lo ha confirmado.

Las mismas fuentes han señalado que ahora se están estudiando otras opciones que permitan inyectar los 150 millones de euros que necesita Spanair para operar vuelos intercontinentales y llevar a cabo su plan de crecimiento. "Qatar Airways parecía una vía sólida, pero ha caído". La Generalitat espera a su vez que de la propia aerolínea salgan esas opciones, tras el fracaso de las negociaciones con Qatar Airways.

La entrada de Qatar en el accionariado de la aerolínea catalana hubiera supuesto la vía para que la aerolínea pasara a la siguiente fase de su plan de negocios, en la que contempla operar el largo radio, específicamente conexiones entre Barcelona y destinos de América Latina y con destinos en Asia.

Presión desde el sector político

El sector político del accionariado de Spanair, según fuentes cercanas a la compañía, han presionado a la aerolínea catarí para que tomara una decisión. Qatar Airways no quería arriesgarse, sin las suficientes garantías, a que Bruselas considerara las inyecciones de capital en Spanair como ayudas de Estado y exigiera su devolución. Ahora, ante la actual situación, se está presionando a la gerencia de la empresa para que aporte otras alternativas sólidas que puedan hacer viable la compañía. No obstante, hasta el momento, la única vía han sido los constantes aportes de las instituciones catalanas que participan en su accionariado.

La Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona han aportado a Spanair más de 100 millones de euros, a través de sociedades de participación pública, y también avalaron un crédito de 50 millones de euros con diversas entidades financieras,pero se arriesgan a afrontar una investigación de la Comisión Europea (CE), ante las denuncias presentadas en diversas oportunidades.

Fuentes del sector han recordado que el objetivo fundamental de invertir en una aerolínea propia era el desarrollo del Aeropuerto de Barcelona-El Prat en un hub internacional e intercontinental que actuara de potenciador de la economía catalana, para cuya gestión las instituciones y empresarios catalanes también tenían planes que, ahora, se han quedado igualmente en el aire, con la decisión del Gobierno central de suspender la privatización del aeródromo catalán.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.