Diario 5509 18.02.2019 | 03:44
Hosteltur: Noticias de turismo
Infraestructuras fantasma

¿Y ahora qué hacemos con esto?

España pagará cara la sobreproducción de aeropuertos y líneas de alta velocidad 6 febrero, 2012
  • Sólo 8 del total de 47 aeropuertos operadores por Aena generan beneficios
  • Las subvenciones a aerolíneas han sostenido artificialmente rutas y aeropuertos
  • España es el país occidental con más líneas de alta velocidad ferroviaria

La extensión de las líneas de alta velocidad así como la apertura de nuevos aeropuertos y terminales en España absorbieron ingentes recursos económicos en la última década.
El resultado ha sido una sobreproducción que ha distorsionado el mercado, tal como recoge el tema de portada publicado en la revista Hosteltur de febrero.

Tal como recoge el tema de portada publicado en la revista Hosteltur de febrero, esta sobreproducción o exceso de infraestructuras tardará años o décadas en purgarse y ya está implicando el cierre o infrautilización de infraestructuras que en su día fueron anunciadas a bombo y platillo.

La “sobreproducción” de aeropuertos en España queda perfectamente reflejada en un reciente informe realizado por el Observatorio de Transporte Aéreo de FEDEA (Fundación de Estudios de Economía Aplicada, cuyo patronato está formado por algunas de las entidades financieras y corporaciones más importantes de España).

De acuerdo con dicho informe, los aeropuertos españoles operados por Aena se podrían clasificar en tres grupos diferentes en función de la importancia del tráfico que manejan y su situación financiera.

Así, en el primer grupo encontramos un reducido número de aeropuertos “con resultados operativos positivos, alto volumen de pasajeros, y rutas nacionales e internacionales importantes en general” (sólo 8 del total de 47 aeropuertos operadores por Aena).

En el segundo grupo encontramos 27 aeropuertos “con resultados operativos negativos, un volumen bajo o muy bajo de pasajeros y sin rutas importantes en general”.

Según recoge el citado informe, “un resultado operativo negativo podría estar explicado por una baja calidad de la gestión, por un muy bajo nivel de tráfico o por ambos elementos al mismo tiempo", por lo que no debería descartarse el cierre de algunas instalaciones.

El tercer grupo está formado por 13 aeropuertos “con resultados operativos negativos, aunque con un alto volumen de pasajeros o carga y que operan rutas nacionales e internacionales importantes en general”.

Ayudas públicas

En este punto, conviene llamar la atención sobre las subvenciones a las aerolíneas low cost y regionales, concedidas por administraciones locales y autonómicas vía “convenios publicitarios”, pues se trata de ayudas que han contribuido a mantener o elevar artificialmente las cifras de pasajeros en numerosos aeropuertos.

De hecho, en el período 2007-abril de 2011, se contabilizaron un total de 124 “acuerdos publicitarios” entre entes públicos autonómicos y aerolíneas, según constata el “Informe anual 2011 sobre ayudas públicas en España”, elaborado por la Comisión Nacional de la Competencia (CNC).

El total de fondos concedidos en dicho período de cinco años se acerca a los 250 millones de euros, indica el citado informe.

“Es posible que en algunos casos los fondos invertidos estén sosteniendo artificialmente la presencia de determinadas rutas, aerolíneas o incluso aeropuertos”, explica la CNC.

El tema de portada incluye una relación de los nuevos aeropuertos y de otros donde se han llevado a cabo grandes ampliaciones en la última década, sin que en muchos casos estas inversiones se hayan traducido en un incremento de la demanda en los destinos. Es más, varios de estos aeropuertos no tienen ningún vuelo regular.

Así, el reportaje detalla el coste y estado actual de los aeropuertos de Albacete, Badajoz, Burgos, Castellón, Ciudad Real, Córdoba, los tres aeropuertos de Galicia, Huesca-Pirineos, León, Lleida, Málaga, Región de Murcia, Reus y Salamanca. También se analiza el caso especial de la T4 de Barajas y la T1 de Barcelona.

Alta velocidad

Por otra parte, la construcción de líneas específicas de alta velocidad en España suma ya 1.515 kilómetros en servicio; 2.219 en construcción y otros 1.702 Km en proyecto.

En total: 5.436 kilómetros que convierten a España en el país occidental con más líneas de alta velocidad ferroviaria.

Pero numerosos expertos han puesto en duda la viabilidad económica y social de estos proyectos que absorben grandes recursos públicos.

“La construcción de vías exclusivas para pasajeros sólo tiene sentido en líneas de muy alta densidad de tráfico. En caso contrario, es más acertado construir vías de uso compatible para pasajeros y mercancías”, apunta Germà Bel, catedrático de Economía en la Universidad de Barcelona y autor de numerosos estudios sobre las infraestructuras.

El reportaje completo ha sido publicado en la revista Hosteltur de febrero y puede descargarse también en pdf como Y ahora qué hacemos con esto.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Si solo fueran aeropuertos y líneas de AVE, pero es que ha eso hay que sumar palacios de congresos, museos, centros de interpretación, centros de visitas, y demás... Por lo menos que los pongan rápidamente en concurso público o que los cedan sin cargo a proyectos privados con visos de viabilidad, aunque sea para usos distintos o hibridados...

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.