Matutes y Baleària acuerdan unirse en algunas líneas para evitar competir

La naviera alicantina Baleària, con base en Dénia, y el Grupo Matutes, que desde hace años mantienen una competencia feroz en el transporte de viajeros desde la provincia a las Baleares y ahora también en el Estrecho con la entrada del ex ministro de Exteriores en Trasmediterránea, financiarán conjuntamente los costes de aquellos trayectos donde la cuota de mercado de ambas compañías esté repartida al 50%.

La naviera alicantina Baleària, con base en Dénia, y el Grupo Matutes, que desde hace años mantienen una competencia feroz en el transporte de viajeros desde la provincia a las Baleares y ahora también en el Estrecho con la entrada del ex ministro de Exteriores en Trasmediterránea, financiarán conjuntamente los costes de aquellos trayectos donde la cuota de mercado de ambas compañías esté repartida al 50%. Dicho acuerdo se contemplaba como primera alternativa en el caso de que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) impidiera a Matutes vender su 12% de Trasmediterránea con el objetivo de entrar en el capital de Baleària. Tras la decisión del organismo estatal en contra de los intereses del empresario ibicenco, la fusión de las dos navieras no está descartada, pero los planes de éste último para entrar en el accionariado de Baleària ya no parecen tan cercanos, indicaron fuentes de ambas navieras. El grupo Matutes no es socio de la compañía de Dénia, pero sí mantiene negocios con ésta a través de Gestión Naviera, donde ambas corren al 50% con la línea Dénia-Ibiza, un trayecto que se prolonga también hasta Palma, pero que en el tramo balear sólo es responsabilidad de la firma alicantina. Esta compleja relación y la dura pugna que Baleària y Trasmediterránea protagonizan en el tránsito entre las islas y la Península eleva «enormemente» los costes, según las compañías, lo que aconseja trabajar de forma conjunta allá donde la cuota de mercado de una de ellas no supere en exceso a la otra. La colaboración puede llegar incluso a las inversiones de mayor calado en el sector, como la referida a la botadura de nuevos buques. Baleària prevé fletar otro «fast ferry» el próximo junio previa inversión de 48 millones de euros y en la operación podría entrar Matutes, bien a través de su grupo, bien por medio de Trasmediterránea. La colaboración, en principio, no llegará a aguas del Estrecho, donde Trasmediterránea era hegemónica hasta hace muy poco y paulatinamente pierde cuota de mercado tras la entrada en servicio de la naviera de Dénia que preside Adolfo Utor. «La tendencia -tal como explicó el portavoz de una de las dos mercantiles- camina hacia el ahorro de costes y la colaboración. Los mil pasajeros que no pudieron viajar hasta Dénia en Baleària hace días lo hicieron en un buque de Trasmediterránea. Hoy día eso ya no es ningún problema». (Diario Información, 01-08-03) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.