La IATA anuncia una recuperación relativa del transporte aéreo en junio

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) anunció ayer en Ginebra que en junio se registró una recuperación del sector y que existen perspectivas de aumento del tráfico de pasajeros en julio y agosto debido a una demanda reprimida y al periodo de vacaciones de verano en Europa.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) anunció ayer en Ginebra que en junio se registró una recuperación del sector y que existen perspectivas de aumento del tráfico de pasajeros en julio y agosto debido a una demanda reprimida y al periodo de vacaciones de verano en Europa. El director general de la IATA, Giovanni Bisignani, sostuvo que la industria del transporte aéreo "ha pasado ya lo peor", aunque reconoció que no se ha logrado alcanzar las cifras de hace un año. Las evaluaciones preliminares de la IATA para junio muestran una caída del 11,8 por ciento en el tráfico internacional de pasajeros con respecto a junio de 2002. Pese a ser una cifra negativa, en relación con la situación de hace un año, revela una mejoría con respecto a la caída del 21 por ciento registrada en mayo. Las aerolíneas asiáticas -afectadas por la neumonía atípica- mostraron el peor registro al experimentar un descenso anual del 35,8 por ciento en junio, menor, sin embargo, a la caída del 55 por ciento de mayo. En el primer semestre del año, el tráfico de pasajeros fue un 7,1 por ciento inferior al del mismo periodo de 2002. Mientras que las compañías aéreas norteamericanas y de la zona Asia Pacífico experimentaron caídas del 11,1 y el 15,6 por ciento, respectivamente, para las europeas el descenso fue de sólo el 1,1 por ciento. Por el contrario, el tráfico de pasajeros se incrementó un 9,3 por ciento en América del Sur y un 5 por ciento en el Medio Oriente. En tanto, el tráfico de carga aumentó en los primeros seis meses de 2003 en 7,3 por ciento, siendo las regiones de Norteamérica (11,1 por ciento), Asia Pacífico (8,7 por ciento) y el Medio Oriente (13,7 por ciento) las que más contribuyeron a este resultado positivo. La recuperación, sin embargo, todavía no es lo suficientemente importante como para alcanzar los niveles de enero de 2002 y, menos aún, los de igual mes de 2001. Las crisis más recientes que tuvieron un fuerte impacto negativo en la industria aérea fueron originadas por la aparición del virus de la neumonía atípica y por la guerra en Irak. No obstante, Bisignani consideró que "lo peor ha pasado", aunque advirtió de que "el camino hacia la recuperación será largo" y que, aún en el escenario más optimista, "los niveles de productividad no volverán a sus niveles normales durante cierto tiempo". El director general de la IATA sostuvo que en este contexto la política de control de costos debe constituir una práctica automática para las aerolíneas. Según Bisignani, el sector de transporte aéreo ha llegado a un punto en que las crisis ya no son vistas como eventos extraordinarios "sino como partes de un ciclo de negocios, por lo cual la industria necesita evolucionar hacia una nueva estructura de costos que le permita afrontarlas como asuntos de rutina". 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.