Despega con 22 horas de retraso el vuelo de Pullmantur a Cancún

El vuelo de Air Pullmantur con destino a Cancún, que fue cancelado el domingo debido a una avería, lo que motivó fuertes protestas de parte de los 400 pasajeros, partió ayer lunes del aeropuerto de Barajas a las 13.00 horas, con más de 22 horas de retraso sobre el horario programado.

El vuelo de Air Pullmantur con destino a Cancún, que fue cancelado el domingo debido a una avería, lo que motivó fuertes protestas de parte de los 400 pasajeros, partió ayer lunes del aeropuerto de Barajas a las 13.00 horas, con más de 22 horas de retraso sobre el horario programado. Malik Alcarea, Director Comercial de Pullmantur, explicó a Efe que la demora en la salida de este vuelo se debió a que el avión fue golpeado el viernes por un camión de transporte de equipajes en uno de los motores, "lo que le causó daños importantes cuando se encontraba aparcado en el aeropuerto de Barajas". Mientras los pasajeros de este vuelo procedían a facturar, Alcarea indicó que "la pieza necesaria para reparar el avión no estaba disponible en España y hubo que transportarla desde Frankfurt por carretera hasta Madrid, adonde llegó anoche, ya ha sido cambiada y el aparato esta en perfectas condiciones para volar". Tras ser informados el domingo por escrito sobre la cancelación del vuelo, a 200 pasajeros se les trasladó a un hotel que había contratado el turoperador, mientras que otros 200 viajeros recorrieron las terminales lanzando gritos contra la compañía y exigiendo un avión. Posteriormente se dirigieron hasta las oficinas de Pullmantur en el aeropuerto donde, algunos de ellos, golpearon el mostrador en repetidas ocasiones insultando a los dos empleados que se encontraban en su interior mientras reclamaban un máximo responsable que les atendiera. Estos pasajeros formalizaron quejas en las hojas oficiales de reclamaciones de AENA, de Pullmantur y de Newco, la empresa que se encarga del handling de esta compañía, y varios de ellos interpusieron denuncias ante la Comisaría de Policía. Sobre estos incidentes, Malik Alcarea señaló que "entiendo que el pasajero, cuando inicia las vacaciones, lo que quiere es salir cuanto antes, pero desgraciadamente no había otra solución. Estamos en el mes de agosto y no hay ningún avión dispuesto para ser alquilado". Sin embargo, Alcarea puntualizó que, "en cuanto a la atención no estoy de acuerdo con sus protestas, porque los pasajeros no se han quedado tirados. Automáticamente pusimos en marcha una situación de emergencia, reservamos habitaciones en un hotel de cinco estrellas y en régimen de pensión completa". Además, Alcarea aseguró que los viajeros fueron informados por escrito de la cancelación del vuelo y se devolvió el importe del viaje a los que anularon las vacaciones, mientras que "los que han querido salir fueron alojados en un hotel, atendidos por personal de la compañía y se les va a indemnizar con la séptima parte de la estancia que no han disfrutado". 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.