Diario 5610 17.06.2019 | 02:37
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Un post de Manuel Figuerola

Nuevos recursos y productos turísticos en España, objetivo 2012

Año 2011, crecimiento del consumo turístico 20 febrero, 2012
  • En la valoración de la demanda interna, desde un enfoque objetivo, nos llama la atención de que a pesar de la gran crisis que afecta a la economía, con casi 5,3 millones de desempleados según la EPA, se ha producido un incremento real en el número de
  • Es el momento pues de mirar el futuro y valorar que se está haciendo para intentar mantener al menos la tendencia positiva del 2011. Sin embargo, los mensajes que se escuchan son más bien negativos, e incluso nada optimistas, partiendo de las autoridade

El 2011 ha sido un buen año para el turismo, a pesar de la crisis, tanto en referencia al mercado externo como, sorpresivamente, interno. El profesor Manuel Figuerola reflexiona en este post sobre las cifras de 2011, su significado real y cómo mantener el alcance de esas cifras positivas para 2012.

A quince de febrero, gracias al avance del tratamiento mecanizado de la información, ya podemos tener una imagen bastante real del balance del turismo español del pasado año. El análisis minucioso de los datos pone de manifiesto que el segmento procedente del exterior ha crecido de manera muy significativa. En conjunto, un 7,6 %. En el total de las pernoctaciones hoteleras el 12,7 % y en las estancias residenciales o no hoteleras el 6,4 %. Respecto a la demanda interna, el número de viajes creció el 1,7 %; descendiendo el número de estancias hoteleras el 2,2 %.

En cuanto al gasto, la demanda internacional se aceleró hasta aumentar el 7,9 %, y el incremento del gasto correspondiente a los viajes de los residentes llegó hasta el 3 %, impulsado más por la inflación, que por el incremento real. A su vez el PIB del país en términos nominales alcanzó el 2,1 %. Hasta ese valor la expresión o manifestación de los números. Pero lo importante es el análisis de su significado económico y social, ponderando ambos segmentos o situaciones.

Buenas noticias para el PIB

En conjunto, con relación al turismo puede afirmarse, que en términos constantes, aplicando el deflactor implícito del PIB (1,4 %), creció el 4 %, lo que significa que su contribución a la formación de dicha macro magnitud pasó del 10,20 al 10,54 %. Es decir, gracias a su crecimiento real -muy superior al de la economía- ha ganado 36 centésimas, y no 50 como dicen algunos. En la valoración de la demanda interna, desde un enfoque objetivo, nos llama la atención de que a pesar de la gran crisis que afecta a la economía, con casi 5,3 millones de desempleados según la EPA, se ha producido un incremento real en el número de viajes del 1,7. Estimándose a su vez, un aumento nominal del 3 %. Lo que significa un ascenso real del 1,6, parecido a la cifra de aumento de viajes. El cual necesariamente se deberá haber producido en los alojamientos propios, familiares o apartamentos en alquiler.

Ahora bien, que ha pasado con la demanda procedente del exterior. Hay que afirmar, inicialmente, que el año ha sido bueno, aunque hayan descendido el gasto medio por viaje, así como el número de días de permanencia en España.

Demanda externa

El estudio de los países con mayor incidencia en la demanda global (Alemania y el Reino Unido) muestra que sus estancias en la hotelería crecieron muy aceleradamente: el primero el 12,6 % y el segundo el 9,1. El estudio de las razones posibles del crecimiento nos ha llevado a realizar numerosas hipótesis. En el caso del Reino Unido, se ha de aclarar, que el tipo de cambio entre la libra y el euro, no ha ayudado a crecer, ya que la relación de las medias de cambio de ambas divisas significó una pequeña devaluación de la libra del entorno del 1,2 %. (0,858/0.868) entre 2010 y 2011. Y su crecimiento económico no llegó al 1 por ciento.

Sin embargo, el caso del incremento de la demanda alemana puede justificarse en parte, por el fuerte crecimiento de su PIB igual al 3 %. También hay quién establece la hipótesis de que las revueltas de la primavera política de numerosos países árabes, transfirió numerosos flujos hacía España.

Mirando al futuro

Es el momento pues de mirar el futuro y valorar que se está haciendo para intentar mantener al menos la tendencia positiva del 2011. Sin embargo, los mensajes que se escuchan son más bien negativos, e incluso nada optimistas, partiendo de las autoridades de nuestro gobierno (véanse ministros de economía e industria) que auguran un proceso recesivo.

Pero tampoco desde las empresas se percibe una verdadera actitud dinámica, innovadora y creativa que sea capaz de influir en la consecución de los objetivos mínimos que se necesitan. Seguimos observando, también, que se sigue hablando especialmente de nuestros recursos ofrecidos en el litoral, como si el turismo de España, se posicionara exclusivamente junto al mar.

Debemos pensar que las reformas estructurales que ha acometido el ejecutivo (estabilidad en el gasto público, reforma financiera y reforma laboral), necesariamente han de animar al empresariado y a los jóvenes emprendedores a cuestionarse la oportunidad del momento de actuar.

Cómo alcanzar los objetivos

Pero lamentablemente, no comunica dicha impresión el Indicador de Confianza de la Hostelería que dirijo desde hace tres años, y que en el último trimestre ha vuelto a descender, mostrando una desconfianza de menos 51. No cabe duda, que los responsables del turismo parece que se sienten inundados de una fuerte voluntad de desarrollar una verdadera política turística. Pero los objetivos no se alcanzan solo con voluntad. Y quizás, tampoco sea necesario, más infraestructuras, de las cuales pienso que estamos sobrados. Ni tampoco mucha más inversión en estructura.

Ahora hay que pensar, que deben ponerse en valor y empaquetar muchos y nuevos recursos y productos turísticos, así como destinos emergentes de nuestro interior peninsular. Lo cual significa, que en un plazo de tiempo inferior a seis meses, se debería saber que necesitamos hacer.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Me ha gustado su post informativamente hablando, pero ya nos gustaría en Huelva, con un potencial de desarrollo turístico elevadísimo, con un conjunto costa-interior de posibilidades infinitas, andar sobrados de infraestructuras, especialmente en transportes. Quizás deberíamos pensar en aquellos destinos necesitados de ellas para desterrar la excesiva temporalidad veraniega y hacerlos crecer el resto del año. Crecimiento económico y empleo serían los primeros efectos de una verdadera apuesta por estos destinos.

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.