Un post de Juan Antonio Mota

Diferenciación hotelera, ¿qué y cómo?

La diferenciación debe ser, según muchos expertos, uno de los objetivos de la empresa hotelera. ¿Pero en qué consiste y cómo aplicarla a un hotel familiar? Sobre estas cuestiones reflexiona Juan Antonio Mota en este post.

Diferenciación hotelera, ¿qué y cómo?Diferenciación hotelera, ¿qué y cómo?

Se habla de emocionar, generar experiencias para el cliente, embuírnos casi en su piel como el modo más certero de conocerle y satisfacer sus expectativas.

Este nuevo Marketing humano y social que refleja la afirmación de que hoy las marcas ya no son empresas sino personas exige un modelo organizativo que desde su base inspire valores y una filosofía interna capaz de estar en sincronía y en la misma onda que ese Marketing humano, donde lo experiencial ysensorial son complementos o disciplinas de una raíz más profunda y auténtica.

Lo que parece claro es que es el camino a seguir en un entorno competitivo donde hay una excesiva oferta y la calidad no garantiza la diferenciación ya que ésta se entiende como esencial para iniciar el discurso pero no relevante para salir de nuestra situación de commodity. Es decir, viene a ser como una pieza indispensable en el tablero que requiere del ingenio y el talento del jugador (léase equipo) para jugar, al menos, una buena partida.

Sin embargo, ese discurso "humano" aplicado a este Marketing no ha sido obviado por las grandes cadenas hoteleras que desde sus departamentos de RRHH y Calidad han intentado transmitir esa cultura de valores hacia sus clientes internos, aunque, en muchas ocasiones, solo han figurado como mandamientos impresos en papel, dirigido al personal base y sin seguimiento o responsabilidad hacia sus propios directivos, como si esta cuestión no afectara a los despachos sino a aquéllos que estaban en primera línea con el cliente.


Así, por ejemplo, en recepciónreservas, la extinta conserjería o en los comerciales internos recaía con más peso el mensaje, diluyéndose en pisos y sala y hasta prácticamente desaparecer en cocinaadministración y economato.

Es decir, hay mucho camino por recorrer ya que desde un punto de vista teórico se proclama a los cuatro vientos ese necesario paralelismo pero en la inercia diaria es solo un vínculo que no estrecha a toda la organización quedando ese Management creativo e imaginativo, fragmentado, una especie de puzzle sin cohesión ni dirección.

Si trasladamos esta situación a un negocio hotelero familiar, con un organigrama estrictamente más reducido donde el despacho es una prolongación de la recepción, donde tu hermana es tu compañera en el departamento y los procedimientos internos carecen del soporte adecuado para tramitar eficazmente, con sus filtros, una determinada gestión, estamos, digo, ante un paisaje que no solo requiere reforzar la comunicación y los procesos operativos sino establecer las bases de esa estructura organizativa según puestos y funciones, limando asperezas y diferenciando a modo de compromiso entre las partes la delgada línea entre la familiaridad y la profesionalidad, aspecto éste el primero que se traslada al cliente confundiéndolo, a  menudo, con la deseada personalización.

Y a partir de aquí, ya asentada la organización en términos específicos de cobertura a la gestión, enfatizar en esa diferenciación que nos alenta este Marketing humano y social porque ser pequeños, menos numeroros puede ser una ventaja competitiva que actúe más rápidamente a tiempo real si el talento y el conocimiento se comparte y se proyecta en la misma dirección.

No será lo mismo mover una escalera pesada que una de aluminio aunque la fragilidad y la debilidad dependerá siempre de nuestros esfuerzos, de nuestra capacidad para adaptarnos, anticiparnos y jugar un rol diferente capaz de transmitir a los ojos que nuestro cliente no solo existe sino que vive.

Y tú, ¿ cuál crees que es la incógnita de la diferenciación ?

 

Comentarios 5

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Adriana - Vacation Dominican Rentals3/03/2012 14:03:42

Diferenciación Hotelera: que experiencia, que sensaciones, que humano, que familiar, que profesional, que conocimiento... creo que son las "palabras" clave-clave además de todas las que se parezcan.

Pero... en sintesis, en la práctica, en la realidad, en concreto ¡¿QUÉ?!

Nosotros hemos "descubierto" por ejemplo, que a las personas nos gusta ser escuchadas; claro, nadie quiere ser "oído"...

¿Cómo se trata a un amigo que QUEREMOS, que APRECIAMOS, que RESPETAMOS... cuando llega a casa?

¿Queremos a la persona o a su dinero?

A éso es que se reduce todo en la realidad; son las frases clave-clave además de todas las que se le parezcan; la diferencia está en el tipo de respuesta que demos a esas preguntas, entre otras.

Me dan ganas de escribir un libro sobre el tema ¿usted lo compraría?

10 Más comentarios del lector Responder

Apo3/03/2012 17:03:45

bla bla bla, no dice el qué ni el cómo...palabrería autocomplaciente

00 Más comentarios del lector Responder

Pablo C.4/03/2012 8:03:30

Saber sabemos todos, pero hacer hacemos poco. Todo lo dicho es bonito pero se tiene que transferir para realizarlo y es ahí donde fracasamos!

¿Porque los empleados con mayor contacto con nuestros clientes son los pero pagados pero sobre todo los peor formados?

Las formaciones tienen que partir del capotal humando existente y en formato participativo en vez de unos powerpoints.

00 Más comentarios del lector Responder

Usuario

Ansús Arjona4/03/2012 12:03:00

No hay diferenciación porque todo está mas que inventado. Cada hotel tiene que ver cuales son sus ventajas e incovenientes de cara a su competencia mas directa, y externalizar el servicio de control de calidad si se trata de un vacacional, para tener la certeza si el personal de línea cumple las expectativas de cara al cliente externo.

00 Más comentarios del lector Responder

Juan Antonio Mota5/03/2012 10:03:24

1.- Adriana, disculpa pero no veo ni llego a entender la relación entre tu comentario y mi post por lo que nunca compraría un libro cuyo contenido a priori desconozco. Si pudieras ser más precisa. Gracias.

2.-Apo.- Descalificar es gratuito. Argumentar requiere el uso de la inteligencia.

3.-Ansús.- Permíteme comentarte que no creo que esté todo inventado.
Precisamente es justo de ahí desde donde no debemos partir si deseamos esa diferenciacón. La visión debe ser otra y más amplia.
Room Mate, por ejemplo, ha conseguido dar una propuesta de valor no solo en diseño sino en atención al cliente, enfocándose claramente a las necesidades de éstos.
Por otro lado, los análisis de empresas externas son una opción válida pero no obligada. Sus resultados mencionan la actividad en un tiempo concreto y pasado que te permiten corregir desviaciones detectadas de cara a un futuro inmediato pero no presente.
Gracias por tu comentario y buen día.

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.