Diario 5325 17.07.2018 | 10:03
Hosteltur: Noticias de turismo

Arabella Hoteles prevé continuar su expansión en Baleares

19 septiembre, 2003
Arabella Hoteles e Inversiones de España (AHEISA), filial del grupo alemán Schorghuber y propietaria de tres hoteles de lujo y dos campos de golf en Mallorca, prevé continuar su expansión en las Islas Baleares, pese al descenso de la ocupación registrado en sus establecimientos durante los dos últimos años, señaló ayer la directora de Comunicación de la cadena para España, Christine Crespo.
Arabella Hoteles e Inversiones de España (AHEISA), filial del grupo alemán Schorghuber y propietaria de tres hoteles de lujo y dos campos de golf en Mallorca, prevé continuar su expansión en las Islas Baleares, pese al descenso de la ocupación registrado en sus establecimientos durante los dos últimos años, señaló ayer la directora de Comunicación de la cadena para España, Christine Crespo. La previsión para el cierre de este ejercicio es de una ocupación media del 70 por ciento, lo que supone una disminución de 15 puntos porcentuales respecto a los niveles, cercanos al 85 por ciento, obtenidos en los años 1998 y 1999, en los que Arabella Hoteles logró sus mejores resultados. Para Arabella Hoteles, estas cifras confirman la bajada producida en el conjunto del sector hotelero balear en los últimos años que no se recuperará, según sus previsiones, antes de finales de 2004, lo que no supone, no obstante, ningún obstáculo a sus planes de expansión en Baleares. La cadena confía en Mallorca, y las islas Baleares en general, como uno de los destinos turísticos más importantes del futuro, gracias a las infraestructuras y conexiones aéreas que ofrece y que Crespo calificó de "muy buenas". "Es sólo un momento de mala racha que pasará", añadió Crespo y señaló que la expansión de la cadena se centrará en Baleares, preferiblemente con contratos de gestión, y, probablemente, en Canarias, mientras que descartó destinos peninsulares que no entran en los planes de inversión de Arabella Hoteles en España. El grupo invertirá a corto plazo 10,5 millones de euros en la construcción de un tercer campo de golf de 18 hoyos en Mallorca, que costará 9 millones de euros, y en las reformas del Castillo Hotel Son Vida, adquirido en 1995 y gestionado por la cadena Husa Hoteles, que se llevarán 1,3 millones de euros de mencionado presupuesto. Asimismo, las inversiones operativas previstas para 2004 ascienden a 1,7 millones de euros adicionales que se gastarán en pequeñas mejoras que se realizarán tanto en los hoteles como en los dos campos de golf, Son Muntaner y Son Vida, en el que se efectuaron reformas entre 2001 y 2002 por valor de 2 millones de euros. Durante 2002, la cadena invirtió 85 millones en el Mardavall Hotel & Spa, inaugurado en julio del año pasado, en el que la habitación más pequeña dispone de un espacio de 50 metros cuadrados, lo que supuso una inversión de 600.000 euros por habitación. Sus principales clientes proceden de Alemania, Reino Unido, España, Estados Unidos, Austria y Suiza y la ocupación se sitúa este año en el 65 por ciento, muy poco por encima de la mínima necesaria, el 60 por ciento, en el segmento de hoteles de lujo para evitar pérdidas, indicó Crespo, quien agregó que este establecimiento cuenta con un spa de 4.700 metros, así como con un servicio de mayordomo, incluido en el precio de las suites reales. En cuanto al Castillo Hotel Son Vida, del siglo XIII, el año pasado la cadena invirtió 8 millones de euros en reformas realizadas en sus 167 habitaciones que continuarán a partir del 17 de septiembre y finalizarán en diciembre de 2003, período durante el cual el establecimiento permanecerá cerrado. La estrategia de la cadena, que cuenta con 620 empleados en Mallorca, es ofrecer un producto integral, para lo que ha creado diferentes empresas como Transfer Car o AltiraSPA, además de tiendas y restaurantes en sus hoteles y campos de golf. La actividad del Grupo Corporativo alemán Schorghuber, involucrado en cinco sectores: construcción, inmobiliario, bebidas, hoteles y alquiler de aviones, empezó en España en 1961 en Mallorca, donde opera a través de AHEISA, que, a su vez, cuenta con dos divisiones de negocio, un área dedicada al turismo y otra, de promoción inmobiliaria. En 1998, el grupo alemán constituyó una joit venture (empresa de riesgos compartidos), ArabellaSheraton, con la cadena estadounidense Starwood Hotels & Resorts Worlwide, que cuenta actualmente con 32 establecimientos de la categoría de tres, cuatro y cinco estrellas, ubicados en Alemania, Austria, Suiza, Baleares y Sudáfrica. ArabellaShereton (el 51 por ciento de su capital corresponde al grupo alemán y el 49 por ciento a la cadena estadounidense) comercializa las marcas ArabellaSheraton Hotels & Resorts (18), The Luxury Collection (8), de las que dos se encuentran en Mallorca, y Four Points Hotels (6).

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.