La polémica aplicación de transporte urbano crea una nueva controversia

La trama de Uber para espiar a periodistas

Uber, la exitosa y controvertida startup basada en Silicon Valley, desarrolladora de la potente aplicación del mismo nombre para la contratación de servicios de transporte urbano de conductores particulares, dentro de las fórmulas de P2P, ha generado una nueva polémica: la utilización de otra aplicación propia para enfrentar las críticas adversas a sus actividades espiando a periodistas.

La compañía ha desatado la gran controversia después de que uno de sus altos ejecutivos admitiera que están investigando a periodistas y dar a los medios de comunicación "un poco de su propia medicina", según refiere USA Today, entre otros medios de Estados Unidos y el Reino Unido.

Con su aplicación God’s View (visión de Dios), Uber puede hacer seguimiento a un vehículo específico y vigilar y escuchar a su pasajero. Supuestamente, esta herramienta sólo sería utilizada cuando fuera necesario pero, al parecer, la firma la está usando para espiar a periodistas.

La trama de Uber para espiar a periodistas La trama de Uber para espiar a periodistas

La semana pasada, el vicepresidente senior de negocios, Emil Michael, dijo a los invitados a una cena de Uber celebrada en Nueva York que su empresa debe luchar contra la cobertura negativa de los medios, en lo que invertirán un millón de dólares solo en investigar y “desenterrar información perjudicial que desacreditaría a periodistas críticos con la compañía”, citando, en concreto, como uno de los primeros blancos a la periodista especializada en el tema de tecnología Sarah Lacy, autora de libros.

BuzzFeed también informó que Uber tuvo acceso a los datos de los viajes personales de uno de sus reporteros mientras estaba trabajando en un artículo sobre la compañía, lo que provocó que solicitara una investigación a la Comisión Federal de Comercio y organismos de control de la privacidad.

"Es escalofriante. Significa que Uber puede monitorear cada pasajero que viaja en un vehículo de Uber. También significa que Uber está dispuesto a utilizar esta información para amenazar a los clientes", dijo Marc Rotenberg, presidente del Electronic Privacy Information Center.

No obstante, Uber dijo en su blog que tiene una política estricta que prohíbe a los empleados de acceder a los datos del pasajero, excepto para un conjunto limitado de fines comerciales.

Este no es el primer caso en el que Uber es acusada de “comportamientos irregulares”, destaca el diario estadounidense, pero tales imputaciones llegan en un momento particularmente difícil para la startup, en el que está tratando de rehabilitar su imagen pública, especialmente a raíz de haber arreciado las críticas y casos judiciales en su contra en varias ciudades de EEUU y el mundo. A principios de este mes, los taxistas de Barcelona denunciaron que Uber trasgredía cuatro leyes, mientras que los choferes profesionales de Madrid reclamban a la Administración las acciones contundentes prometidas.

Según señala USA Today, Uber está enfrentando fuertes críticas por sus métodos poco ortodoxos y éticos en la captación de conductores y minar los servicios rivales, ofrecer paseos con "chicas calientes" para promover Uber en Francia, impulsar ciertos préstamos a conductores sobre automóviles de alto riesgo y por no actuar firmemente ante las quejas de pasajeras de recibir “atención sexual no deseada” de algunos de sus conductores.

El diario estadounidense puntualiza que, liderados por su polémico presidente ejecutivo, Travis Kalanick, Uber está en guerra en casi todos los frentes: con los taxistas, los competidores, los gobiernos de las ciudades, incluso algunos de sus propios conductores y pasajeros; y "es famosa por las tácticas despiadadas que serían la envidia de Sun Tzu".

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.