Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Vuelve la calma a los aeropuertos y las negociaciones continuarán el jueves

5 enero, 2004
Las negociaciones sobre la jornada laboral entre AENA y los controladores aéreos continuarán los días 8 y 9 de enero, después del caos que vivieron este fin de semana los aeropuertos españoles, con un 60 por ciento de los vuelos retrasados, 61 cancelaciones y cientos de pasajeros afectados, y que ayer domingo recuperaron la normalidad.
Las negociaciones sobre la jornada laboral entre AENA y los controladores aéreos continuarán los días 8 y 9 de enero, después del caos que vivieron este fin de semana los aeropuertos españoles, con un 60 por ciento de los vuelos retrasados, 61 cancelaciones y cientos de pasajeros afectados, y que ayer domingo recuperaron la normalidad. Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) y la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) negocian desde hace meses un acuerdo sobre la jornada laboral para 2004 y años sucesivos, tras finalizar, el pasado 31 de diciembre, la vigencia del pacto de prolongación de horario laboral alcanzado entre ambas partes para los ejercicios 2002 y 2003. Mientras que AENA ha recalcado que existe un preacuerdo con el USCA para que los controladores prorroguen el citado pacto hasta abril de este año mientras se continúa negociando, el secretario general de esta organización sindical, Rafael Cruz, ha desmentido que se haya llegado a ese compromiso. No obstante, Cruz puntualizó que las negociaciones no se han roto y espera que se llegue a un acuerdo en las reuniones convocadas con los responsables de AENA los próximos días 8 y 9. Los problemas que vivieron ayer los aeropuertos españoles, con índices de puntualidad muy bajos, principalmente en Barajas, con una demora media de 71 minutos en los vuelos, fueron provocados por la decisión de los trabajadores del centro de control de Torrejón de Ardoz, que gestionan el tráfico aéreo del centro y norte de la península, de no continuar con la jornada laboral de los dos años anteriores, explicaron fuentes de AENA. A última hora del sábado, el citado centro de control comenzó a recuperar la normalidad tras la incorporación voluntaria de controladores, lo que permitió la gestión del tráfico aéreo hasta su máxima capacidad y, como consecuencia, la paulatina recuperación de las operaciones aéreas, que ayer se desarrollaron prácticamente sin complicaciones, confirmó el organismo público. AENA precisó que la plantilla de Torrejón y la del resto de centros y torres de control, que ayer no secundaron la protesta de sus compañeros de Madrid, "está trabajando al completo" y no se están produciendo regulaciones en el espacio aéreo español. Por su parte, el secretario general de USCA, sindicato que representa al 99 por ciento de este colectivo, comentó que muchos controladores han decidido ampliar su jornada de trabajo tras recibir información más precisa del desarrollo de las negociaciones que mantienen las dos partes. Según AENA, en la actualidad el número de controladores es de 2.009 frente a los 1.355 que había en 1996, lo que supone 654 incorporaciones en ese periodo, lo que representa un crecimiento de la plantilla del 48,2 por ciento en un plazo de siete años. Fuentes de la empresa pública dependiente del Ministerio de Fomento, que gestiona los aeropuertos y la navegación aérea, explicaron que la jornada laboral máxima de un controlador es de 1.200 horas al año, aunque en la práctica se reducen a 1.142, mientras que los descansos asignados en los turnos diurnos son del 33 por ciento de las horas de servicio y del 50 por ciento en los nocturnos. Además, los controladores disponen de 45 días de vacaciones anuales, que pueden verse incrementados en seis días más de libre disposición y diez horas más para el examen medico, puntualizaron las fuentes.
Avatar redactor Carlos Paquito

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.