Parques de ocio

Marineland Mallorca, denunciado por abusos a los delfines

La empresa investiga un polémico video difundido por internet

El parque Marineland Mallorca, del grupo Aspro-Ocio, ha sido denunciado por SOSdelfines, un grupo de defensa de los animales, tras haberse hecho públicas en Youtube unas imágenes que mostrarían los "abusos físicos y verbales" a los delfines durante los entrenamientos en dicho parque acuático. La empresa, por su parte, ha comunicado que investiga el polémico video.

El video muestra el enfado de uno de los entrenadores, que insulta a los animales y en un momento determinado salta sobre un delfín. También se observa otra persona golpeando en el morro a uno de los delfines, dándole una patada y al final del video uno de los entrenadores usa un palo largo para golpear a uno de los animales.

El contador de Youtube muestra 116.000 vistas desde que el video fue publicado el pasado 3 de febrero. En las rede sociales pueden leerse comentarios muy críticos hacia los entrenadores y la empresa.

Tras haberse divulgado las imágenes, este 6 de febrero representantes de SOSdelfines han registrado dos denuncias formales.

Una denuncia se ha presentado en la Dirección General del Medio Rural y Marino del Govern Balear por posibles infracciones de la Ley 1/1992 de protección de los animales.

La otra se ha presentado en la delegación balear del Servicio Oficial de Inspección, Vigilancia y Regulación de las Exportaciones, ente encargado de la aplicación de la legislación relativa a CITES (Convención sobre el comercio internacional de especies amenazadas de fauna y flora silvestres), "cuyos requisitos establecidos en sus Condiciones de Manipulación y Adiestramiento de Cetáceos, SOSdelfines cree están siendo infringidos".

El certificado para el uso comunitario de estos animales concedido por las autoridades CITES del Ministerio de Economía y Competitividad establece que en “todo programa de adiestramiento […] se podrá utilizar un sistema de premios, pero nunca uno de castigos”.

Según SOSdelfines, "otro punto de la legislación que podría infringir este parque es el de ofrecer a ciertos visitantes la posibilidad de entrar en los tanques de los animales. La actividad de 'nado con delfines' queda claramente prohibida en los Certificados anteriormente mencionados".

Uno de los delfines del parque.Uno de los delfines del parque.

Comunicado de Marineland Mallorca

Por su parte, Marineland Mallorca ha emitido un comunicado donde "rechaza frontalmente cualquier trato animal vejatorio, como siempre ha hecho a lo largo de sus 44 años de historia. En el parque estamos tan sorprendidos como cualquier espectador por el enfoque represivo expuesto en el video difundido recientemente".

"Tras la visualización del vídeo, podemos afirmar que no refleja un entrenamiento de delfines continuado y que está construido a partir de la unión de diferentes cortes de video", añade el comunicado.

"Además, en varias partes, el audio y el vídeo no coinciden en el tiempo, lo que puede conducir a una interpretación errónea. Estas conductas ni se dan ni se han dado en ningún delfinario europeo que conozcamos".

"En Marineland Mallorca continuamos con nuestro trabajo de investigación para aclarar los hechos, si es que se han producido de la forma en que se muestran en el vídeo, para evitar así la confusión de la opinión pública".

"Este vídeo no refleja el protocolo habitual de un entrenamiento de delfines que en ningún caso requiere negatividad respecto de los animales, sino justo lo contrario, refuerzos positivos".

"Marineland Mallorca (1970) es el primer zoo marino de España y uno de los primeros de Europa. Tras sus 44 años de historia, es un parque de referencia en Europa en conocimiento, investigación y contribución a la protección de la vida animal marina, con programas de formación y conservación líderes a nivel mundial", concluye la empresa.

Aumento de las críticas hacia los zoos marinos

Lo cierto es que la actividad de los zoos marinos está bajo lupa desde hace años por los grupos de defensa de los animales.

El caso más conocido es el de los parques SeaWorld en Estados Unidos. En 2010 la orca Tilikum atacó y acabó con la vida de su entrenadora. Este hecho fue el punto de partida de "Blackfish", un documental de denuncia.

La oleada de críticas a las que que enfrentó la compañía provocaron en 2013 un descenso de asistencia de visitantes y una disminución en el valor de las acciones de SeaWorld del 22%.

En agosto de 2014, SeaWorld presentó un proyecto para ampliar los hábitats donde mantiene a orcas en cautiverio y superar así la caída de visitantes.

Sin embargo, el proyecto de la empresa ha sido cuestionado por activistas y organizaciones de protección de los animales, en especial por la Fundación PETA.

PETA aseguró que SeaWorld no necesita "tanques de agua más grandes", sino devolver las orcas a los océanos.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.