El presidente de los hoteleros de Mallorca considera que los datos de mayo confirman la "atonía" del turismo en Baleares

El presidente de la Federación Hotelera de Mallorca, Pere Cañellas, aseguró ayer martes que los datos de ocupación de los establecimientos de Baleares durante el pasado mes de mayo confirman la "atonía de ventas" que afecta al sector turístico en el archipiélago.

El presidente de la Federación Hotelera de Mallorca, Pere Cañellas, aseguró ayer martes que los datos de ocupación de los establecimientos de Baleares durante el pasado mes de mayo confirman la "atonía de ventas" que afecta al sector turístico en el archipiélago. Según las cifras facilitadas por el Instituto Nacional de Estadística, el 56 por ciento de las plazas hoteleras de Baleares estuvo ocupado el mes pasado, un 4,2 por ciento menos que en el mismo periodo de 2003, mientras que los precios decrecieron un 1,6 por ciento y los ingresos aumentaron un 5,2 por ciento. En declaraciones a EFE, Cañellas señaló que los datos recogidos por su organización elevan la ocupación al 60 por ciento y sitúan el diferencial negativo interanual en el 1 por ciento. "Efectivamente hay una atonía en las ventas y en las reservas, sobre todo en un mercado importante como es el británico debido a que la libra está barata en relación al euro, y esto supone un sobrecoste a quienes compran los paquetes turísticos de alrededor de un 14 por ciento", explicó el dirigente empresarial. Cañellas restó relevancia al hecho de que el archipiélago fuera el mes pasado la región con mayor ocupación, lo que explicó por el fin de la temporada alta en Canarias y el retraso respecto a Baleares del inicio de la campaña en las áreas turísticas peninsulares. "Históricamente siempre ha sido así", ratificó el presidente de la Federación Hotelera de Mallorca. En cuanto a la bajada de los precios, confirmó que los hoteles hicieron "ofertas y rebajas para activar la demanda" con reducciones de las tarifas por habitación de hasta el 20 por ciento. Pese a esta situación, Cañellas evitó hablar de crisis porque es preciso, a su juicio, "alejar todas las palabras que puedan suponer mala publicidad" para Baleares como destino turístico, pero consideró necesario expresar su preocupación con otros términos que denoten el mismo "concepto". El dirigente hotelero aseguró además que el presente mes de junio "tuvo un principio bajo y ahora está subiendo un poquito" y auguró para julio y agosto ocupaciones de los hoteles "90 ó 95 por ciento". No obstante, reconoció que esta previsión se basa más en "la secuencia histórica de cada año" que en datos contrastados, puesto que "las reservas se producen muy a última hora". 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.