El turismo rural en Alicante presenta tendencia "a la baja", como el resto de sector

El presidente de la Asociación de Alojamientos Rurales de la Montaña de Alicante, Joaquín Ronda, asegura que el índice de ocupación en este sector "sigue la misma tendencia a la baja" que en el resto de establecimientos turísticos de la provincia.

El presidente de la Asociación de Alojamientos Rurales de la Montaña de Alicante, Joaquín Ronda, asegura que el índice de ocupación en este sector "sigue la misma tendencia a la baja" que en el resto de establecimientos turísticos de la provincia. En un primer balance de lo que se lleva de verano, Ronda señaló a Efe que las zonas más afectadas por el descenso de ocupantes son las comarcas de El Comtat y L'Alcoiá, mientras que en la Marina Alta y Baixa los pueblos costeros no se han visto tan afectados, ya que se han cubierto más de la mitad de las plazas. Por lo general, los turistas que reciben en temporada alta suelen proceder de España, principalmente de la Comunidad de Madrid, Cataluña, Andalucía y País Vasco, y en invierno suelen recibir clientes de la propia provincia. La asociación, formada inicialmente por diez socios, nació en noviembre de 1998 y en la actualidad se han integrado 33 establecimientos más, con un total de 600 plazas agrupadas por casas rurales compartidas o no compartidas, albergues turísticos y hoteles. Un total de 24 pueblos de la provincia se han asociado a Montaña de Alicante para ofrecer este tipo de alojamiento, que se caracteriza por construcciones antiguas que han sido renovadas y adaptadas para uso turístico, a excepción de tres alojamientos que son de nueva construcción, puntualizó Ronda. Según el presidente de Montaña de Alicante, desde el primer momento limitaron el acceso a los empresarios porque el objetivo era potenciar "el interés turístico por los pueblos de la provincia desde los propios pueblos". Pese a este interés inicial, algunos alojamientos están regentados por extranjeros, como es el caso del Hotel "Els Frares", de Quatretondeta, que es propiedad de un inglés. Ronda explicó que entre las nuevas propuestas se incluyen un mayor control de calidad para mejorar el servicio, así como una central de reservas telefónicas y de reservas "on-line". Además, la asociación pretende ampliar su oferta al mercado internacional mediante el envío de delegaciones a ferias de otros países, con el fin de contactar con tour-operadores. Añadió que esta intención de ampliar la oferta al mercado internacional "va a ser una labor difícil", ya que en la mayoría de los casos se trata de un negocio familiar y muchos de los empresarios son personas mayores que tienen problemas para poder comunicarse en otros idiomas. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.