Diario 5458 19.12.2018 | 11:02
Hosteltur: Noticias de turismo

Los Mundiales de Fútbol de 2006, imán turístico para Alemania

12 marzo, 2005
Los Mundiales de Fútbol de 2006 se perfilan como el imán turístico para su país anfitrión, Alemania, hasta ahora campeón del mundo en "exportación" de turistas, a la espera aún de consolidarse como destino vacacional. El "kaiser" del fútbol alemán y jefe del comité organizador del Mundial, Franz Beckenbauer, desembarcó en la Bolsa Internacional del Turismo (ITB), custodiado por su "camarilla" de embajadores futbolísticos y dispuesto a promocionar su país.
Los Mundiales de Fútbol de 2006 se perfilan como el imán turístico para su país anfitrión, Alemania, hasta ahora campeón del mundo en "exportación" de turistas, a la espera aún de consolidarse como destino vacacional. El "kaiser" del fútbol alemán y jefe del comité organizador del Mundial, Franz Beckenbauer, desembarcó en la Bolsa Internacional del Turismo (ITB), custodiado por su "camarilla" de embajadores futbolísticos y dispuesto a promocionar su país. Alemania es el país estrella de la ITB, la mayor feria del sector, que inauguró en la noche del viernes el canciller Gerhard Schroeder, futbolista en su juventud y hoy apasionado seguidor, como lo es su ministro de Interior y responsable del Deporte, Otto Schily. Los Mundiales 2006 es el buque insignia del pabellón alemán, que en su jornada inaugural se pobló de "glorias" del fútbol nacional, como Uwe Seeler, Oliver Bierhoff, Hansi Müller y Michael Preetz, embajadores de las ciudades en que se disputará el torneo. "Los expertos calculan que con los Mundiales vendrán al país un millón de aficionados extranjeros de todo el planeta. Tenemos que dar buena impresión no sólo a éstos, sino también a los miles de millones que verán los partidos desde sus casas", dijo el "kaiser". Se trata, según Beckenbauer, de que se vea "que los alemanes no somos tan así como algunos nos pintan, sino buena gente, y que el nuestro es un gran país". Un 1,6 por ciento de aumento en pernoctaciones, para 2006, es el tirón que el sector turístico espera conseguir del torneo. Se estima que cada uno de esos turistas futboleros permanecerá una media de cinco días y se gastarán unos 800 euros. "No sólo vienen a dormir", recordó Beckenbauer, demostrando haberse aprendido las cifras de las pernoctaciones. "También comerán y beberán, sea para celebrar o para consolarse", añadió. "OPORTUNIDAD PASAJERA". "Los Mundiales es la gran oportunidad de ganar turismo, pero es una oportunidad pasajera", aclaró Klaus Leapple, presidente de la Asociación del Turismo Alemán. Más allá del millón de personas que visitarán Alemania del 9 de junio al 9 de julio, durante el torneo, el sector aspira a consolidar el país como destino turístico. Desde la reunificación alemana, en 1999, el turismo alemán ha crecido año a año, no sólo en lo que concierne al doméstico -del este al oeste o viceversa-, sino también al extranjero. En 2004, se registraron 45.400 millones de pernoctaciones de extranjeros, cifra récord que representa un crecimiento del 8,8 por ciento respecto al año anterior. Dicha cifra es un claro aumento respecto a la anterior marca, los 42.600 millones correspondientes a 2000, el año de la Exposición Universal de Hannnover. Para 2005, se espera otro incremento del 1,6 por ciento, debido en parte a otro evento futbolístico: la Copa de la Confederación, el próximo julio, que será un ensayo general para los Mundiales 2006. El mayor "exportador" de turistas a Alemania fue la vecina Holanda, seguida de Estados Unidos, el Reino Unido, Suiza, Italia y Francia. Las esperanzas de ganar mercado se depositan en el este de Europa -especialmente, los nuevos miembros de la UE-, Japón y China. "No tenemos sol, pero tenemos otras cosas", apuntó el "kaiser", con su eterno bronceado, metido a promotor de su país. "Las múltiples caras de Alemania" es el eslogan propagandístico con que se aspira a ganar turismo ante la cita de 2006. Los Mundiales deberán ofrecer espectáculo futbolístico y también de deportividad, recordó Laepple. VENTA DE ENTRADAS POR INTERNET DISGUSTA A LOS AGENTES DE VIAJES. Klaus Leapple, en presencia de Beckenbauer, no escatimó un primer reproche a la FIFA y el comité organizador del Mundial: el sistema elegido para la venta de entradas, por Internet. De los aproximadamente tres millones de entradas para un total de 64 partidos, saldrán a la venta pública aproximadamente un millón y sólo podrá accederse a las preciadas localidades por Internet, lo que Laepple considera "discriminatorio" para aquellos que no tienen acceso directo a la red y para las personas de edad. "Entendemos que es el sistema más seguro y blindado ante posibles estafas, pero es también restrictivo para algunos", dijo Laepple, quien refiriéndose a la falta hasta ahora de paquetes turísticos con vistas al mundial, afirmó: "Es difícil concretar ofertas mientras el aficionado no sabe aún dónde y contra quién jugará su selección". El sorteo de la ronda preliminar se hará el 9 de diciembre. "A partir de ahí, se abrirá la veda", vaticina Laepple.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.