Diario 5329 22.07.2018 | 05:30
Hosteltur: Noticias de turismo

Varios hoteles denuncian a una supuesta agencia británica por intento de fraude

18 marzo, 2005
Varios hoteles españoles han denunciado ante las autoridades el intento de fraude de una supuesta agencia de viajes británica, denominada Brightall Agency, según ha informado a HOSTELTUR la responsable comercial del Hotel Algora de Bocairent (Valencia), Josefa Galvañ. La trama se basa en remitir un transfer por anticipado por un importe superior al del total de la estancia, alegando que se tenía preparado para otro hotel con el que no se materializó el trato. Se pide al hotelero que la cantidad sobrante la remita a una agencia de alquiler de coches a través de la Western Union. Según señala Galvañ, "debido a la diferenciación temporal de fechas de valor, el hotelero puede salir gravemente perjudicado en caso de que caiga en su juego, además del grave perjuicio que le puede suponer la pérdida de otras reservas o clientes".
Varios hoteles españoles han denunciado ante las autoridades el intento de fraude de una supuesta agencia de viajes británica, denominada Brightall Agency, según ha informado a HOSTELTUR la responsable comercial del Hotel Algora de Bocairent (Valencia), Josefa Galvañ. La trama se basa en remitir un transfer por anticipado por un importe superior al del total de la estancia, alegando que se tenía preparado para otro hotel con el que no se materializó el trato. Se pide al hotelero que la cantidad sobrante la remita a una agencia de alquiler de coches a través de la Western Union. Según señala Galvañ, "debido a la diferenciación temporal de fechas de valor, el hotelero puede salir gravemente perjudicado en caso de que caiga en su juego, además del grave perjuicio que le puede suponer la pérdida de otras reservas o clientes". La responsable comercial del establecimiento valenciano ha señalado que hoteles de Valencia, Martorell, así como alguna casa rural han sufrido este intento de fraude. Por esta razón, el hotel valenciano decidió enviar un comunicado a la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) para que lo pusiera en conocimiento de sus asociados. La propia CEHAT ha confirmado que ha pasado una circular a los establecimientos informándoles sobre la situación. Galvañ ha explicado que el intento de fraude comenzó en el mes de enero cuando "un "señor" que se llama Jimmy Agat se pone en contacto vía [i]e-mail[/i] con el Hotel Algora para comunicarle que es el director de la Brightall Agency y que desea 12 habitaciones durante un periodo de 20 días en marzo para una convención religiosa". Cuando el establecimiento pasa presupuesto, el supuesto señor Agat indica rápidamente que después de una reunión, se ha acordado utilizar el Hotel Algora. En el [i]e-mail[/i] añade que anteriormente a la fecha, se había realizado un transfer para un hotel que no cumple con los requisitos que exigían, por un importe superior al de costo. En este sentido, el supuesto agente afirma que hará llegar vía correo urgente el transfer y pide al hotel que remita la diferencia, vía transferencia a la Western Union. Solicita además información adicional del hotel y pide para los delegados todas las comodidades, lo que le confiere un carácter de "seriedad", según explica Galvañ. El día 10 de febrero y a falta un mes para la supuesta entrada de los delegados, el hotel comunica a la agencia que no ha recibido el transfer, a lo que responde la supuesta agencia que en ese punto pensaba que ya estaba liquidado el pago y que en cuanto el hotel lo reciba, se lo comunique. Tras investigaciones sobre la compañía llevadas a cabo por los propios responsables del Hotel Algora, el establecimiento llegó a la conclusión de que se trataba de un fraude. Sin embargo, el 28 de febrero el establecimiento valenciano recibe un transfer por el importe correcto, confirmado por la entidad bancaria del hotel. Sin embargo, según explica Galvañ, "nuestro banco nos indica que los transfer internacionales tardan 10 días en hacerse efectivos y que, posteriormente, tiene un plazo cercano a un mes -según el banco- para retrocederlo". La responsable comercial del Hotel Algora concluye: "Suponemos que la jugarreta está ahí. Ellos remiten el transfer, el hotelero manda la diferencia y se queda sin clientes, pierde otras reservas, y además "regala" una cantidad económica considerable a esta gente". (J.M.L./HOSTELTUR)(hoteles@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.