Las nuevas rutas de Spanair consiguen que se reduzcan casi a la mitad sus pérdidas durante el primer trimestre

La aerolínea española Spanair registró unas pérdidas antes de impuestos de 158 millones de coronas suecas (17 millones de euros) en el primer trimestre, lo que supone reducir casi a la mitad la pérdida de 292 millones de coronas (31,5 millones de euros) consignadas en el mismo periodo del ejercicio precedente, debido principalmente a las nuevas rutas y al incremento de pasajeros, sumado a su control de costes.

La aerolínea española Spanair registró unas pérdidas antes de impuestos de 158 millones de coronas suecas (17 millones de euros) en el primer trimestre, lo que supone reducir casi a la mitad la pérdida de 292 millones de coronas (31,5 millones de euros) consignadas en el mismo periodo del ejercicio precedente, debido principalmente a las nuevas rutas y al incremento de pasajeros, sumado a su control de costes. El grupo sueco SAS, que controla casi el 95% de Spanair, destacó que la cifra de negocio se situó en 1.574 millones de coronas suecas (170 millones de euros), un 12,1% más, mientras que el Ebitdar (beneficio de explotación antes de amortizaciones y alquiler de flota) alcanzó los 119 millones de coronas (12,8 millones de euros), siete veces más que los 16 millones de coronas del año anterior. Por su parte, el EBITDA (beneficio bruto de explotación) se situó en una pérdida de 109 millones de coronas (11,7 millones de euros), frente a los 244 millones del mismo periodo de 2004. Los ingresos por pasajero y kilómetro se elevaron un 17,2% en el primer trimestre, hasta los 1.101 millones de coronas (119 millones de euros) gracias a un incremento del 17,3% en el número de asientos disponibles, que se debió a la apertura de dos nuevas rutas domésticas y al incremento en el número de salidas internacionales. La ocupación de cabina se mantuvo sin cambios en el 53,4% y el ratio de rendimiento por pasajero se elevó un 1,3%, debido a la sobretasa cargada por al alza en los precios del combustible, que se elevaron en 66 millones de coronas (7,1 millones de euros), un 27,7% más. También crecieron los gastos de plantilla, hasta alcanzar los 288 millones de coronas (31,1 millones de euros), un 7,8% más. En cambio, los costes de 'leasing' cayeron un 12,3%, hasta 228 millones de coronas (24,6 millones de euros), debido a la debilidad del dólar estadounidense. SAS RECORTA SUS PÉRDIDAS. Por su parte, SAS --que integra también a las líneas aéreas SAS Braathens, Wideroe, Blue 1, Air Baltic y Estonian Air-- registró una pérdida neta de 971 millones de coronas suecas (105 millones de euros), lo que supone reducir en un 29,3% la pérdida de 1.374 millones de coronas (148 millones de euros) registrada en el mismo periodo del ejercicio precedente, debido principalmente a sendos incrementos en la facturación y en el número de pasajeros. La cifra de negocio del grupo se elevó un 3,6%, hasta 13.016 millones de coronas suecas (1.405 millones de euros), mientras que el número de pasajeros se situó en los 7,3 millones, un 0,8% más. El tráfico en las rutas aéreas se elevó un 13,2%, debido en parte a los buenos resultados de Spanair. La compañía manifestó además un moderado optimismo en retornar a beneficio en el conjunto de 2005 "a pesar de la continuada incertidumbre sobre el desarrollo de la industria aérea". 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.