Iberia negocia la congelación salarial de sus trabajadores y diseña un plan de ahorro de 600 millones de euros

Iberia está negociando la congelación salarial en 2005 para los 25.000 trabajadores que conforman su plantilla y está elaborando el calendario de actuaciones para su nuevo plan director 2006-2008, con el que debe "ser capaz de conseguir unos ahorros o ingresos adicionales por un importe de entre 550 y 600 millones de euros" con el fin de competir en igualdad de condiciones con las aerolíneas de bajo coste y el "ataque de los Aves", según explicó este pasado fin de semana en Moscú el consejero delegado de Iberia, Ángel Mullor.

Iberia está negociando la congelación salarial en 2005 para los 25.000 trabajadores que conforman su plantilla y está elaborando el calendario de actuaciones para su nuevo plan director 2006-2008, con el que debe "ser capaz de conseguir unos ahorros o ingresos adicionales por un importe de entre 550 y 600 millones de euros" con el fin de competir en igualdad de condiciones con las aerolíneas de bajo coste y el "ataque de los Aves", según explicó este pasado fin de semana en Moscú el consejero delegado de Iberia, Ángel Mullor. Estas medidas pasarán por reducciones de costes laborales al constatar que con los sistemas de ahorro incluidos en el plan director 2003-2005 (del que al margen del combustible ha completado un 90% del total de los 400 millones previstos en recortes), "es imposible conseguir estos 550 ó 600 millones de euros" en menores costes o mayores ingresos durante los próximos tres años. La compañía ha congelado ya las retribuciones del consejo de administración y los sueldos de los 156 miembros de su equipo directivo "para el año 2005, en principio" y "esta va a ser la política para el resto de los colectivos", según explicó Ángel Mullor en la capital rusa con motivo de la presentación de la nueva ruta Madrid-Moscú. Con esta congelación, que se traducirá este año en un ahorro de 28 millones de euros, la compañía comenzará a hacer frente al "elemento diferencial de Iberia con el resto de aerolíneas: la herencia de sus altos costes laborales". De esta cantidad, Iberia ya tiene garantizados 150 millones de euros gracias al ahorro de combustible que le supondrá la renovación de la flota de corto y medio radio, por el menor consumo de los nuevos aviones. En concreto, la factura de combustible ha pasado del 11% al 17% de los costes totales de la compañía y le supondrá un sobrecoste de 20 millones de euros en el segundo semestre del presente ejercicio, en el que sólo tiene cubierto el 30% de su consumo a un precio de 42 dólares el barril. ABANDONO DE RUTAS POR EL BAJO COSTE Los restantes 450 millones procederán de mayores ingresos (fruto de futuros crecimientos o aumentos de productividad de la plantilla) o fundamentalmente de reducción de costes laborales, que pueden materializarse en la creación de una segunda marca aérea con costes laborales más reducidos. Asimismo, y tras denunciar "las políticas públicas europeas de apoyo al ferrocarril", Iberia considera que el corredor de Alta Velocidad Madrid-Barcelona le drenará el 40% del tráfico actual de esta ruta. "PERDIENDO DINERO EN TRES AÑOS" "Si no realizamos estos cambios en tres años estamos perdiendo dinero". Este es el mensaje que la compañía ha planteado a los sindicatos durante las negociaciones que tiene abiertas de forma paralela para la renovación de los convenios de todos los colectivos de trabajadores, entre ellos el de los 2.000 pilotos de la compañía, con cuyo sindicato, el SEPLA, ha tenido los primeros desencuentros antes incluso de sentarse en la mesa de negociaciones. El equipo negociador de Iberia requiere de sus pilotos condiciones más altas de productividad, donde ha identificado el verdadero diferencial con la competencia, diferencial que en el caso de los tripulantes de cabina de pasajeros (TCPs) pasa por las condiciones salariales. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.