La confianza de los hoteleros de Baleares mejora este verano por el aumento de la rentabilidad

Los empresarios de alojamientos hoteleros de Baleares han mejorado su confianza en este verano respecto al mismo periodo del año anterior, gracias al incremento de sus beneficios por un repunte de las ventas y de los precios durante esta pasada temporada alta, según la encuesta 'Clima Empresarial" difundida el viernes por la Fundación Gadeso.

Los empresarios de alojamientos hoteleros de Baleares han mejorado su confianza en este verano respecto al mismo periodo del año anterior, gracias al incremento de sus beneficios por un repunte de las ventas y de los precios durante esta pasada temporada alta, según la encuesta 'Clima Empresarial" difundida el viernes por la Fundación Gadeso. Por contra, persiste la elevada desconfianza de los empresarios de la oferta complementaria que, según Gadeso, es atribuible a los elevados precios que tienen comparados con destinos competidores y a la aparición de nuevos productos, como el todo incluido que, sin una normativa reguladora específica, acentúa más sus dificultades. En el caso de los alojamientos, estos empresarios han mejorado la rentabilidad de sus negocios gracias también a la llegada de más visitantes y, consecuentemente, mayor ocupación hotelera, situación que ha motivado más beneficios en Mallorca e Ibiza, mientras que el índice de confianza desciende en Menorca y Formentera. A pesar de esta mejora, Gadeso destacó que continúa vigente el problema de la ocupación laboral y, sobre todo, una cierta tendencia a la contratación temporal que, según advirtió, tiene repercusiones sociales y puede significar la pérdida de calidad de los servicios. Por su parte, los beneficios de los empresarios de la oferta complementaria reducen sus beneficios por la caída de las ventas, a pesar de que también se ha producido un leve descenso de los precios, aspecto que contrasta con la opinión de los turistas, que en el último informe de Gadeso, indicaban que los precios eran excesivamente elevados. Todo ello provoca además que la ocupación laboral también caiga en el sector. Por islas, los empresarios de este negocio en Mallorca reducen cinco puntos su desconfianza, aunque se mantiene en niveles negativos (-6,0). En Ibiza, la caída es un punto (-10,1), pero es la mayor del archipiélago, seguida de Menorca (-9,6, que crece tres puntos) y Formentera (-9,1 que crece once puntos). Según concluye Gadeso, continúa vigente entre los empresarios la eterna asignatura de la temporada turística media y baja. En este sentido, señala que hay empresarios que piensan que la mayoría de esfuerzos no deberían concentrarse en intentar traer turistas en los meses de invierno, sino dedicar los máximos esfuerzos en intentar alargar la temporada alta. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.