Ministros caribeños de Turismo alertan sobre nuevos requisitos de EE UU en viajes a la zona

Ministros del Turismo del Caribe reunidos en La Habana alertaron ayer sobre las posibles consecuencias de los nuevos requisitos anunciados por Washington para los viajes de ciudadanos estadounidenses a la regin caribea.

Durante la denominada Reunión de Ministros de Turismo del Gran Caribe, los funcionarios abordaron la necesidad de articular programas para impulsar el sector y analizaron las consecuencias del reciente anuncio de los departamentos de Estado y Seguridad Nacional de EE UU, que plantearon la creación de una tarjeta-pasaporte para los ciudadanos estadounidenses que viajen a Canadá, México, el Caribe y las islas Bermudas. Esta tarjeta-pasaporte, elaborada con tecnología punta, tendría un coste de 20 dólares para adultos y otros 25 dólares en tasas administrativas. El dominicano Rubén Silie Valdés, secretario general de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), sealó en rueda de prensa en La Habana que la reunión "hizo un énfasis muy especial sobre el peligro que representa para el desarrollo económico y turístico de la región" la decisión estadounidense y agregó que la tarjeta-pasaporte "podría ser exigida a los ciudadanos estadounidenses a partir del próximo enero". En tal sentido, Silie Valdés sealó que los funcionarios reunidos en La Habana han analizado posibles estrategias para lograr una prórroga en el plazo de aplicación. "Hemos entendido la necesidad de disear políticas orientadas a lograr una prórroga de esta decisión, a través de acciones que en su momento serán debidamente informadas por el Comité Especial de turismo", sealó. Durante el encuentro, aadió, se estudiaron medidas destinadas a fomentar el desarrollo del sector turístico en la región del Gran Caribe recogidas en la llamada "Declaración de La Habana", que refleja que el turismo es un elemento de desarrollo fundamental para la lucha contra la pobreza crítica. Entre otras medidas se refirió al impulso de un plan de acción del turismo sustentable a cargo de un comité especial compuesto por República Dominicana, Martinica, Haití, y Bahamas, entre otros. El turismo de cruceros y su impacto social, económico y ambiental fue otro de los temas de la reunión. La declaración también se refiere a la necesidad de impulsar políticas de seguridad para hacer de la zona del Caribe una región segura, que "garantice que el visitante tenga una experiencia sana y que su seguridad no se vea en ningún momento amenazada", apuntó el funcionario dominicano. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.