Diario 5452 12.12.2018 | 20:48
Hosteltur: Noticias de turismo

Marsans tendrá que indemnizar a la pareja que soportó huracanes durante su viaje de novios

21 noviembre, 2007
La Audiencia de Cantabria ha condenado a Viajes Marsans a indemnizar a una pareja que soportó en su viaje de novios a Punta Cana (República Dominicana) el paso de los huracanes "Jeanne" e "Ivan", en 2004. La cadena de agencias tendrá que pagar una indemnización por daños morales de 3.000 euros y devolver a los turistas 1.300 euros correspondientes a los días en los que no pudieron disfrutar de su luna de miel.
El Tribunal ha dado la razón a este matrimonio porque la agencia no le advirtió de que el mes para el que había programado el viaje -septiembre- es temporada de huracanes y porque se "despreocupó" de la situación "crítica" que la pareja estaba sufriendo en el hotel de Punta Cana. La Audiencia de Cantabria ha estimado así el recurso presentado por los demandantes contra una sentencia de un juzgado de Primera Instancia, que exoneró de responsabilidad a la agencia de viajes porque no apreció negligencia en el cumplimiento del contrato, sino "fuerza mayor". Falta de previsión En una sentencia hecha pública ayer, la sección cuarta de la Audiencia de Cantabria subraya que la agencia de viajes "podía haber previsto el huracán" y haber evitado al matrimonio las consecuencias de la "fuerza destructiva del fenómeno" si hubiera actuado con "la diligencia debida". Según la Sala, Viajes Marsans se dedica profesionalmente a organizar viajes a Punta Cana, por lo que conoce "con absoluta certeza" que en esas fechas "sistemáticamente" se producen huracanes que "interrumpen el disfrute del viaje" e, incluso, "ponen en peligro la integridad y la vida de los clientes", según el Tribunal. De hecho, entre el 1 de junio y el 15 de septiembre de 2004, el año en el que este matrimonio viajó a Punta Cana, azotaron la República Dominicana seis ciclones, lo que, según la Audiencia de Cantabria, da una media de más de un huracán cada quince días y demuestra que era previsible que esos fenómenos afectaran a los turistas. El Tribunal señala en la sentencia que la agencia de viajes tenía el deber de comunicar a los clientes el "grave riesgo" que estaban aceptando al firmar el contrato del viaje y, al no hacerlo, añade, "incumplió con sus obligaciones". La presencia en Punta Cana de los huracanes "Iván" y "Jeanne" fue detectada con antelación y Viajes Marsans tomó medidas para evitar que el primer ciclón provocara daños a sus clientes, pero la parecer no hizo lo mismo con el segundo. Según la Audiencia de Cantabria, antes de la llegada de "Jeanne", la agencia tuvo tiempo para ofrecer a los viajeros la posibilidad de regresar a España o trasladarles a un lugar seguro de la isla, pero no lo hizo.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.