Diario 5509 18.02.2019 | 02:49
Hosteltur: Noticias de turismo

El ex presidente de Iberia "desconoce" la acusación de la Fiscalía venezolana

15 febrero, 2008
El ex presidente de Iberia, Xabier de Irala, en la actualidad presidente de la BBK, Bilbao Bizkaia Kutxa (Caja de Ahorros de Bilbao y Vizcaya), asegura no haber recibido una notificación de citación de los tribunales venezolanos con motivo de la quiebra de la aerolínea Viasa, al mismo tiempo que anuncia su "total disposición a colaborar" en ese proceso judicial si es requerido.
El Tribunal 42 de Control de Caracas dictó ayer orden de prisión contra de Irala como presunto responsable de la quiebra fraudulenta de la compañía de bandera venezolana hasta su venta a la entonces compañía de bandera española, Iberia. En noviembre de 2006, la fiscal 52 Nacional del Ministerio Público venezolano, Yoneiba Parra, envió una carta rogatoria al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, en la cual le solicitaba su ayuda para obtener el testimonio del ex directivo de la línea aérea española. Entonces informaron que sería citado a responder ante la justicia venezolana por la supuesta quiebra fraudulenta de Venezolana Internacional de Aviación (Viasa), luego que la Fiscalía General de la República de Venezuela oficializase su imputación en el caso. Sorprendido y extrañado Previamente habían sido imputados Rafael García Hernández y Pedro Antonio Echeverría, quienes actuaron como administradores de la desaparecida aerolínea venezolana, por la presunta comisión de los delitos de quiebra fraudulenta y de aprovechamiento de fondos públicos, los cuales tienen una pena entre dos y 10 años de cárcel según la legislación venezolana. Posteriormente, la siguiente actuación del órgano público fue registrar las oficinas de Iberia en Caracas. La quiebra de Viasa se produjo hace ocho años, cuando Iberia pertenecía al Estado español. En ese entonces, consultadoa por este diario, los portavoces de Iberia en España afirmaron que tampoco habían recibido notificación alguna. De Irala se mostró "sorprendido" y "extrañado" por la información de que ha sido imputado por la presunta quiebra fraudulenta de Viasa, al tiempo que aseguró que "ignora" el "fundamento" de esa noticia porque no ha recibido ninguna notificación ni requerimiento por parte de los tribunales venezolanos. Iberia adquirió en 1991 el 45% de las acciones de Viasa, mientras que un 40% pertenecían a un fondo del Gobierno venezolano y el 15% restante del Banco Provincial. El ahora presidente de la BBK accedió a la presidencia de Iberia en 1996, cuando todavía era una empresa pública, y un año después los accionistas de Viasa solicitaron la suspensión de pagos. En diciembre de 2000 un juzgado venezolano decretó la quiebra de la compañía. Irala ha señalado que la suspensión de pagos y posterior quiebra de Viasa "se hizo con absoluta transparencia y ajustándose a la legalidad vigente, como así establecieron numerosas sentencias de los tribunales venezolanos". Ha recordado que dejó la presidencia de Iberia en 2003 y que el proceso mercantil de quiebra de Viasa "aún no ha finalizado y no ha habido calificación de la quiebra", ha expresado en un comunicado. Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.