Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Neeleman descarta que la subida del petróleo afecte al proyecto de la nueva aerolínea

30 mayo, 2008
El alza en el precio del petróleo, con repercusión directa en los combustibles, no afectará el proyecto de la nueva aerolínea brasileña Azul, que operará a partir de 2009, señaló el empresario estadounidense David Neeleman, al presentar en Sao Paulo la imagen corporativa de la empresa.
"El precio del petróleo no es una preocupación, pues en Brasil el potencial es para los vuelos regionales sin escala y ese es nuestro foco", alegó Neeleman, en una rueda de prensa tras la presentación de la imagen y la Junta Directiva de la nueva compañía. El gerente de Mercadotecnia, Gianfranco Beting, complementó que frente al precio del petróleo no pueden "hacer nada, por más que incida en el sector aéreo", informando que nuestras proyecciones de lucro encajan con un precio del barril a partir de los 130 dólares hasta unos 200 dólares", indicó. A juicio de Neeleman, la nueva compañía no centrará su mercado en el ofrecimiento de precios bajos, modalidad que permitió la expansión en pocos años de la también brasileña Gol. "No vamos a encarecer los precios, pero nuestro objetivo no será bajarlos. Queremos a un precio racional ofrecer el mejor servicio, diferenciado, y que el usuario pueda abaratar otras despensas como los costes por hotelería que se tienen que pagar por escalas obligadas o falta de más vuelos en el día", apuntó. En cuanto al aprovisionamiento de aeronaves, Neeleman explicó que "tenemos un pedido firme de aviones con Embraer y por ahora no contemplamos en la flota aeronaves AirBus". En enero, la compañía comenzará a operar con tres aviones y en diciembre de 2009 ya habrá recibido otros diez, mientras que en 2010 se tiene prevista la entrega de doce más y a partir de ahí se cumplirá una entrega mensual por cinco años del contrato por 76 aeronaves, la mitad de ellas compradas y las restantes con esa opción. El ejecutivo, innovador de algunas aplicaciones a la aviación comercial como el servicio de televisión en las aeronaves y la emisión de tiquetes electrónicos, confía también que "el acceso al crédito por parte los brasileños va a estimular su deseo de volar". Neeleman descartó en la rueda de prensa la apertura inmediata del capital, pero manifestó que para un futuro no se descarta esa idea y la de posibles alianzas con empresas aéreas de mediano y pequeño porte que operan en Brasil. Los aviones contarán con mayor espacio entre los asientos, sin la existencia de un tercero; una pantalla de televisión por cada lugar con servicio de treinta canales en directo, una cesta con variedad de comestibles y opción de repetir, y los mismos equipos técnicos de seguridad para piloto y copiloto, anticipó Neeleman. HOSTELTUR (latinoamerica@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.