Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Gobierno argentino y Marsans acercan posiciones mientras el juez se toma su tiempo sobre una intervención

17 julio, 2008
El Gobierno argentino y los representantes del grupo español Marsans, propietario de Aerolíneas Argentinas, han acercado posiciones en el diálogo que mantienen para buscar una salida a la crisis de la compañía, según fuentes cercanas a la negociación, cuyos términos podrían ser anunciados en las próximas horas. Mientras tanto ayer el juez del caso escuchó a ambas partes sin pronunciarse sobre la solicitud de intervención presentada por el sector oficial.
Fuentes del sector apuntan que en las últimas horas ambas partes han avanzado en las condiciones para abrir un proceso de transferencia de las acciones de Marsans en Aerolíneas al Estado argentino, accionista minoritario de la firma con poco menos del 5%, y su principal acreedor, dado que la decisión de restablecer a la compañía su condición de empresa del Estado es irreversible. Entre las opciones incluidas en la negociación, figura consensuar un comité de dirección que podría hacerse cargo de la compañía aérea durante un periodo de transición, para dar tiempo a la realización de una auditoria interna imparcial que determinaría la situación financiera real del grupo, agregaron las fuentes. El ex gobernante argentino Néstor Kirchner afirmó el martes que su esposa, la presidenta Cristina Fernández, trabaja para terminar con la "ignominia" que afecta a Aerolíneas. El secretario argentino de Transportes, Ricardo Jaime, ha insistido en que el Gobierno está a la espera "de lo que decida" el juez Sicoli sobre la compañía. Aerolíneas apuntó anoche, en un comunicado, que su deuda comercial "se incrementó aceleradamente en los últimos meses debido a que financió las pérdidas generadas en los primeros meses del año, producto del alza del combustible, de los conflictos gremiales y de la demora en aplicarse medidas requeridas por la industria aerocomercial". La decisión de Marsans de dejar Aerolíneas, tras acusar al Gobierno argentino de incumplir los compromisos que había adquirido para relanzar la compañía, ha precipitado la crisis del grupo, líder en el mercado nacional con una cuota predominante del 80% y 9.000 empleados. Ante el juez Aerolíneas Argentinas ha acusado al Estado argentino y a los sindicatos de haber provocado la crisis en la que se encuentra la compañía, al haber retrasado los aumentos de tarifas, y sostiene que su pasivo es equiparable a otras empresas del mercado aéreo, durante la audiencia ante el juez comercial Jorge Sicoli. La compañía admitió que la deuda exigible a fecha 30 de junio es de 220 millones de dólares (138,4 millones de euros) en la audiencia convocada por el magistrado tras la presentación realizada la semana pasada por los sindicatos y el Gobierno para que se designe un interventor judicial. "¿Me va a intervenir la empresa porque nos atrasamos cinco días con los sueldos? Va tener que intervenir unas cuantas", recalcó el presidente de Aerolíneas Argentinas, Horacio Fargosi, al juez Sicoli, según publica el diario 'La Nación'. La semana pasada el Gobierno argentino adelantó 50 millones de pesos (10,5 millones de euros) a la compañía para poder pagar salarios atrasados, deudas de combustibles y de repuestos para aviones que se encuentran parados. Como publicó ayer [link="https://www.hosteltur.com/54460_marsans-reconoce-deuda-800-millones-dolares-aerolineas-gobierno-argentino.html"]HOSTELTUR[/link] Fargosi presentó un informe sobre el pasivo conjunto de Aerolíneas Argentinas y de su controlada Austral, que suma 890 millones de dólares (más de 500 millones de euros) de los cuales "no todos son deudas dinerarias, habiendo otras obligaciones dentro del pasivo que tienen su contrapartida en los activos". El informe financiero, señala que las deudas bancarias, que ascienden a 112 millones de dólares (70,4 millones de euros), representan "solamente un 12% del total del pasivo, cifra muy por debajo del ratio normal de endeudamiento bancario argentino e internacional". En el pasivo hay 126 millones de dólares (79,3 millones de euros) que corresponden a una deuda contraída por la compra de aeronaves y cuyas obligaciones de pago son a largo plazo. En cuanto a las deudas no dinerarias, el informe detalla que en el pasivo de Aerolíneas Argentinas y Austral figuran 145 millones de dólares (91,2 millones de euros) correspondientes a obligaciones por pasajes pendientes de uso. El pasivo está integrado también por 13 millones de dólares (8,1 millones de euros) correspondientes a remuneraciones del pasado mes de mayo, que fueron abonadas en los plazos legales, incluyendo un adelanto a cuenta de futuros aumentos aún sin tener cerradas las negociaciones salariales. La empresa acusa al Gobierno de que "la deuda comercial (proveedores) se incrementó aceleradamente en los últimos meses debido a que financió las pérdidas generadas en los primeros meses del año producidas por el incremento del precio del combustible, de los conflictos sindicales en temporada alta y de la demora en aplicar las medidas requeridas por la industria aerocomercial al Estado Nacional". Según la compañía, los niveles de pasivo de Aerolíneas Argentinas y Austral, comparados con los niveles de facturación son menores al 65%, lo que demuestra que el estado contable de dichas compañías es "similar" a cualquier situación económica financiera de otras empresas del sector aereocomercial. Diana Ramón Vilarasau/Ángeles Vargas (transportes@hosteltur.com)
Avatar redactor Carlos Paquito

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.