Diario 5330 23.07.2018 | 19:34
Hosteltur: Noticias de turismo

Alemania y Reino Unido aprueban una lluvia de millones para sortear la crisis

15 enero, 2009
Alemania aplicará un nuevo paquete de medidas fiscales por un importe de 50.000 millones de euros como medida para proteger su economía de la peor recesión que ha vivido desde la II Guerra Mundial. Con el mismo objetivo, el Gobierno británico aprobó ayer una partida de 20.000 millones de libras (21.000 millones de euros) para apoyar a las pymes.
El paquete de medidas del Gobierno alemán, que encabeza Angela Merkel, se concretará en inversiones en infraestructuras, recortes moderados de impuestos y garantías estatales para compañías alemanas con problemas. Sin embargo, los economistas del país, a pesar de dar la bienvenida a estas acciones, temen que tengan un efecto marginal, dado que Alemania se encuentra en recesión desde 2008 y se espera que la economía se contraiga un 2% en 2009. Según el ministro alemán de finanzas, Peer Steinbrueck, el objetivo es desarrollar "un programa gubernamental de crecimiento como éste, combinado con las medidas tomadas por los gobiernos vecinos. No puede prevenir la recesión, pero puede limitar su severidad". Impulso a las pymes británicas Por su parte, la partida de 21.000 millones de euros del gobierno británico está dirigida a la concesión de préstamos a pequeñas y medianas empresas, para contribuir a su supervivencia en tiempos de crisis. El ministro de Negocios de Gran Bretaña, Peter Mandelson, explicó que, en concreto, la mitad de la cuantía del plan estará dedicada a estimular a los bancos a dotar de financiación a las pymes mediante la asunción por parte del Gobierno del 50% del riego. De este modo, el Estado garantizará la mitad de la partida en concepto de préstamos a corto plazo para empresarios con una facturación de hasta 500 millones de libras, con el propósito de asegurar a las entidades financieras los pagos ante los retrasos en el reembolso de los créditos. "Es una ayuda real para problemas específicos", defendió hoy el primer ministro británico, Gordon Brown, en la primera sesión de control al Gobierno de este 2009, en la que incidió en que la actual es una "crisis global que afecta a todos". Ángeles Vargas (economía@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.