La justicia estadounidense ordena recalcular las tasas de seguridad para las compañías aéreas

La corte federal de apelaciones de Washington ha ordenado a la agencia de Administración de Seguridad del Transporte (TSA, por sus siglas en inglés) recalcular el importe de las tasas de seguridad para las compañías aéreas, considerando que estos costes son excesivos para algunas empresas después de los ataques terroristas ocurridos en septiembre de 2001.


El grupo de aerolíneas demandantes, el cual incluye las compañías más grandes de Estados Unidos, reclaman han estado pagando a la TSA un sobrecargo de más de 100 millones de dólares (más de 77 millones de euros) anuales desde 2005 y exigen su devolución, que supone alrededor de una cuarta de lo que les ha cobrado el organismo de seguridad, y que las tasas sean reducidas en adelante.

"Un amplio porcentaje de las tasas han resultado ilegales", ha apuntado Roy Goldberg, un abogado de Washington representante de 22 compañías aéreas que impugnaron el cálculo de las tasas de seguridad de la TSA.

Los no pasajeros

Después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, la TSA se hizo cargo de la seguridad en los aeropuertos del país y el Congreso autorizó al organismo a imponer tasas para financiar sus servicios de seguridad.

La Corte de Apelaciones del Circuito del Distrito de Columbia dictaminó que la TSA se equivocó cuando calculó el límite global de las tasas que pueden cobrar. Por ley, los cálculos de la TSA estaban vinculados a lo que gasten las compañías aéreas en el escaneo de los pasajeros y su equipaje hasta el año 2000, antes de que el proceso fuese asumido por el gobierno federal.

El tribunal dictaminó por unanimidad que la TSA se equivocó al incluir el coste de inspeccionar a los que no son pasajeros, tales como cierto personal de las tiendas o visitantes, en sus estimaciones de gastos de seguridad.

Un economista contratado por las compañías aéreas ha apuntado que la inclusión hecha por la TSA de los costes por escanear ye inspeccionar a personas que no son pasajeros en su cálculos ha causado un sobre cobro a las compañías aéreas de 123 millones de dólares (unis 95,3 millones de euros) al año. El tribunal de apelaciones confirmó, no obstante, otros aspectos alegados por la TSA.

Un primer paso

La TSA declaró a través de un comunicado que considera que la sentencia "es otro paso positivo en la solución de este conflicto en curso con las compañías aéreas". La agencia agregó que se revisará la decisión para evaluar su efecto global sobre las tasas de exploración por escáner. La TSA, sin embargo, resaltó que el tribunal de apelaciones confirmó su metodología de asignación de tasas a las compañías aéreas.

No obstante, rechazó algunas partes del amplio alegato expuesto por las compañías aéreas en contra del sistema de tasas. Las líneas aéreas habían argumentado que se les debería devolver los más de 100 millones de dólares (más de 77 millones de euros) que han estado pagando desde 2005, o alrededor de una cuarta parte de sus pagos a la TSA.

Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com) 
American Airlines2.jpgAmerican Airlines2.jpg

tasas.jpgtasas.jpg

tasas.jpgtasas.jpg

Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Yachira Rodriguez Gautier11/02/2009 17:02:00

Buena noticias !!!

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.