EE UU da los primeros pasos para eliminar las restricciones de los viajes a Cuba

El Congreso de los EE UU aprobó el pasado miércoles una resolución –aún pendiente del visto bueno del Senado- que prevé relajar las restricciones que a día de hoy impiden a los ciudadanos cubano-americanos viajar con más asiduidad a la isla para visitar a sus familiares.

En opinión de algunos analistas políticos en Washington DC, esta medida podría marcar un punto de inflexión en las relaciones cubano-estadounidenses.

Según la American Society of Travel Agents (ASTA), el fin del embargo –vigente desde 1962- dispararía el turismo emisor desde EEUU hacia Cuba. En concreto, y según ASTA, 1,8 millones de turistas estadounidenses visitarían Cuba hacia 2010 si se levantaran las restricciones.

El año pasado, Cuba recibió 2,34 millones de turistas, lo que supuso un crecimiento del 9,1% respecto a 2007. Canadá es el principal mercado emisor, seguido de Italia, España, Francia, Reino Unido y España. La capacidad hotelera de la isla es de unas 46.000 habitaciones.

Aunque los ciudadanos estadounidenses tienen prohibido viajar a Cuba (con excepción de los cubano-americanos con familiares allí), cada año cientos de turistas de EE UU viajan a la isla a través de otros países como México o Canadá.

De hecho, y según cifras del propio gobierno cubano, en 2005 el Gobierno federal de los EE UU impuso medio millar de multas a turistas estadounidenses que visitaron la isla desobedeciendo la ley Helms-Burton.

Por dicho motivo, las autoridades aduaneras cubanas se reservan la opción de no poner el sello de entrada y salida en los pasaportes de los turistas estadounidenses que llegan vía México o Canadá.

En la isla están presentes cerca de 170 compañías españolas, entre ellas cadenas hoteleras como Sol Meliá (que cuenta allí con 24 hoteles) Barceló (tres establecimientos y cinco más en proyecto), Iberostar (5), Occidental (3), y NH (2).

Apoyo parcial de Barack Obama

Los impulsores de la resolución aprobada en la Cámara Baja de Washington DC el pasado miércoles confían que a medio y largo plazo EE UU y Cuba normalizen sus relaciones.

El presidente Barack Obama ha mostrado su apoyo a facilitar los viajes de cubano-americanos a la isla, pero de momento también opta por mantener el embargo comercial.

Y en cualquier caso, la resolución aprobada por el Congreso también debe superar el trámite del Senado, donde chocará con la oposición de numerosos senadores republicanos e incluso demócratas.

Xavier Canalis (actualidad@hosteltur.com) 
f9ac3076ebc36d78.jpgf9ac3076ebc36d78.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.