Los beneficios de la segunda aerolínea más grande de Europa caen un 64%


El Grupo Lufthansa ha reportado al cierre del ejercicio 2008 beneficios netos de 599 millones de euros, cifra que supone una caída del 63,9% frente a los 1.660 millones de euros. La compañía destaca no obstante que el resultado del año pasado incluía los beneficios procedentes de títulos especiales por un importe de 585 millones de euros.

El ejercicio 2008 en cifras

La cifra de negocio del Grupo Lufthansa para el ejercicio 2008 ha ascendido a 24.900 millones de euros, un 10,9% más que en el ejercicio anterior. Los ingresos por transporte han aumentado en un 13,8%, hasta los 20.000 millones de euros. La compañía señala que para este resultado, además de la plena integración de Swiss en el primer semestre de 2008, ha sido decisivo el aumento de la cifra de pasajeros con un incremento de los ingresos medios tras el ajuste de divisas en el sector de negocio de transporte de pasajeros. "En total, los rendimientos de explotación del grupo han aumentado hasta alcanzar los 27.000 millones de euros, con un incremento del 12,1%", apuntan.
 
Los gastos de explotación han aumentado durante el último ejercicio a 25.600 millones de euros, fundamentalmente, afirma la compañía, debido al incremento de los costes del carburante a 5.400 millones de euros que supone un aumento del 39,3% en su estructura de gastos. Por una parte, este aumento ha estado condicionado por el precio y la cantidad, y por otra parte es el resultado de la plena integración de Swiss en la primera mitad de 2008, aduce la compañía.

El resultado de explotación del Grupo Lufthansa para el ejercicio completo ha ascendido a 1.350 millones de euros, 24 millones de euros menos que la cifra récord del año 2007. El retroceso se debe sobre todo a una evolución negativa en el sector de negocio de transporte de pasajeros. El resultado consolidado asciende a 599 millones de euros. En el ejercicio anterior llegó a 1.700 millones de euros. No obstante, en esta partida estaba incluido el beneficio procedente de la venta de las participaciones de Thomas Cook por un importe de 503 millones de euros y la recompra de acciones a través de WAM Acquisition S.A. por 82 millones de euros.   

Lufthansa ha invertido 2.200 millones de euros en el periodo de referencia. De ellos, 1.300 millones de euros se han destinado a la ampliación y la modernización de la flota, y 214 millones de euros corresponden a la adquisición de una participación minoritaria en JetBlue Airways Corporation el 22 de enero de 2008.

El cash-flow operativo ascendió a 2.500 millones de euros. Al cierre del ejercicio económico del 2008, el Grupo obtuvo una liquidez neta de 125 millones de euros.

"Resultados excelentes"

La compañía admite que la desaceleración económica a nivel mundial se ha manifestado sobre todo en sus negocios de transporte de pasajeros y catering. Los demás han registrado una evolución positiva. En el sector de negocio de transporte de pasajeros fueron determinantes el aumento a un nivel récord del precio del carburante, las pérdidas de ingresos ocasionadas por las huelgas y un retroceso de la demanda causadas por el estado de la economía durante el segundo semestre. "Sin embargo, los productos Premium de la compañía, la estrategia orientada a las necesidades de los clientes y el éxito de la alianza con Swiss han jugado un papel decisivo en el aumento de las ventas en comparación con el ejercicio anterior", apuntan.

"Nuestras cifras representan sin duda unos resultados excelentes, sobre todo en esta época de crisis económica a nivel mundial. Es un claro signo de la calidad de la compañía, para la que los factores determinantes de su éxito han sido un equipo fuerte, excelentes productos y un balance sólido. Prentendemos reafirmar nuestro liderazgo en el todavía más difícil entorno económico del año 2009, gracias a nuestra flexibilidad financiera y operativa, que nos ayudará a aprovechar las oportunidades que se presenten durante la crisis", comentó Wolfgang Mayrhuber, presidente de Lufthansa. El Consejo de Vigilancia y la Junta Directiva propondrán a la Junta General un dividendo de 70 céntimos por acción.

Con respecto a las fusiones que ya ha iniciado con Austrian Airlines y Brussels Airlines, Mayrhuber resaltó la importancia de no poner trabas a la integración: "Una implementación rápida y sencilla es el requerimiento esencial para que Europa pueda seguir manteniendo en el futuro su éxito como centro para la aviación, dentro de la competencia mundial. En la crisis económica actual, ha quedado claro que las redes de conexiones europeas e intercontinentales para pequeños y medianos mercados no pueden seguir siendo realizables de forma independiente. Sólo una estructura de líneas aéreas europeas fuerte y con éxito a nivel económico puede cumplir los requisitos específicos de la economía europea y ofrecer a sus centros de negocios una gran calidad de conexiones globales, ofreciendo asimismo a los empleados perspectivas a largo plazo. "

2009, el mayor desafío para la aviación 

El presidente de Lufthansa afirma que el año 2009 supone uno de los mayores desafíos en la historia de la aviación. "No es posible calcular la duración ni el alcance de la crisis económica". Asegura que Lufthansa continuará prestando atención a la solidez de su balance, y mantendrá su flexibilidad financiera y operativa. "En el futuro seguiremos adaptando nuestra oferta a la actual situación de la demanda".

Sin embargo, teniendo en cuenta el empeoramiento de las condiciones del mercado, la evolución del negocio va acompañada de unos riesgos mucho más elevados de lo habitual. Por consiguiente, la Junta Directiva espera un resultado positivo para 2009, aunque estará por debajo del resultado obtenido en el ejercicio anterior.

Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com)

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.