Ferrovial, forzado a vender tres de sus aeropuertos por ausencia de competencia

La Comisión de la Competencia británica ordena a BAA, el operador aeroportuario del grupo español Ferrovial en Reino Unido, vender los aeropuertos londinenses Gatwick y Stansted, y cualquiera de los dos escoceses, Glasgow o Edimburgo, de los siete que actualmente gestiona en ese país, cumpliendo el objetivo trazado de desintegrar la propiedad española de los principales aeródromos británicos.

La CC también establece que BAA deberá vender las tres en dos años, a partir de Gatwick, Stansted y seguido por cualquiera de Edimburgo o Glasgow. La venta de Gatwick ya está en marcha, después de haber sido iniciada por BAA en septiembre de 2008.

La comisión ha establecido en su resolución que los aeropuertos que se vendan deben ser administrados por diferentes propietarios. En su decisión, argumenta que encontró problemas de competencia con efectos negativos tanto para las compañías aéreas como para los pasajeros en la totalidad de los siete aeropuertos que opera BAA en el Reino Unido.

El problema clave es la propiedad común "la cual opone o impide cualquier tipo de competencia entre ellos", apunta la Comisión. "Hay otros problemas en los aeropuertos de Londres derivadas del actual sistema de regulación, la planificación y los aspectos de la política gubernamental", agregó.

Análisis "viciado"

BAA alega que la exigencia de la Comisión de Competencia británica de vender tres de sus siete aeropuertos "puede no ser práctico en las condiciones económicas actuales".

Para vender los tres aeropuertos, BAA deberá requerir de los potenciales para ser aprobados por la CC que deben "tener la intención, la debida experiencia y recursos financieros" para operar y desarrollar estas infraestructuras y ser competidores efectivos.

Además de la venta, la CC exige a BAA mejorar la consulta con las compañías aéreas en Aberdeen, y recomendaba que la Autoridad de Aviación Civil tomar determinadas medidas en Heathrow, donde BAA "seguirá teniendo un dominio de mercado considerable, incluso después de la venta de Gatwick y Stansted". Entre ellas, propone la introducción de auditorías independientes anuales de la calidad de los servicios existentes.

Christopher Clarke, quien dirigió la investigación de los aeropuertos de BAA en la CC, dijo que consideraron que "la única forma de encarar profundamente el perjuicio a los pasajeros y las compañías aéreas que produce la ausencia total de competencia entre los aeropuertos del sudeste y entre los de Edimburgo y Glasgow exigir la venta de Gatwick y Stansted, así como de cualquiera de los escoceses. Cada una de estas infraestructuras operarán entonces como propiedades separadas de los otros aeropuertos pertenecientes a BAA. Reconocemos que usando nuestros poderes de esta manera vamos a tener un impacto significativo en el negocio de BAA. No obstante, dada la naturaleza y la magnitud de los problemas de competencia que hemos encontrado, no hemo considerado que medidas alternativas, tales como la venta de sólo uno de los aeropuertos de Londres o de una mayor regulación, será suficiente para garantizarla".

BAA dijo que analizaría el informe final de Competencia cuidadosamente antes de responder. En una breve declaración, el operador añade: "Nosotros aceptamos la necesidad de cambiar y, después de haber reorganizado para mejorar el servicio al cliente y de haber iniciado la venta de Gatwick, BAA ya estaba cambiando. No obstante, creemos que el análisis de la Comisión está viciado y sus medidas correctivas pueden ser impracticables en las actuales condiciones económicas".

Diana Ramón Vilarasau
(transportes@hosteltur.com)



 
bienvenido-londres-gatwick- 2.jpgbienvenido-londres-gatwick- 2.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.