Boeing vuelve a aplazar las pruebas del primer vuelo de su nuevo modelo estrella

La compañía aeronáutica estadounidense Boeing ha anunciado que retrasará las pruebas del modelo B787 Dreamliner, previstas para finales de este mes, debido a que necesita reforzar un lado del armazón de la aeronave.

Según explica el fabricante aeronáutico en un comunicado, esta necesidad fue detectada durante una de las pruebas estáticas que realizan habitualmente con el avión. Aunque en un principio consideró la idea de continuar con la fecha prevista con una reparación temporal, después de realizar nuevas pruebas, la compañía tomó la decisión final de aplazar el vuelo.

El presidente y consejero delegado de Boeing Commercial Airplanes, Scott Carson, indicó que un equipo de expertos ya ha identificado varias posibles soluciones. "Se tuvo en cuenta una solución temporal que nos permitía volar en la fecha prevista, pero finalmente se llegó a la conclusión de que lo correcto es desarrollar, diseñar, probar e incorporar una modificación permanente al área localizada que requiere refuerzo", subrayó.

El vuelo estaba inicialmente planeado para finales de 2007, pero un problema de producción y una huelga laboral desencadenaron una serie de retrasos que luego han continuado por otras causas relacionadas con la producción del prototipo.

El impacto que puede tener este nuevo retraso en las entregas de las aeronaves comprometidas se reflejará en el informe de resultados correspondiente al segundo trimestre, que la compañía publicará el próximo mes de julio. Se esperaba que, tras los sucesivos retrasos, los clientes de Boeing recibieran el nuevo modelo en el primer trimestre de 2010. Boeing indicó que la fecha definitiva la anunciará en unas semanas, aunque no especificó cuándo.

El modelo 'estrella' de Boeing

El B787 es el último modelo de Boeing desde que introdujo el 777 hace más de una década. El Dreamliner, según los portavoces de Boeing, es el avión que resume toda la innovación que el fabricante aeronáutico estadounidense está volcando en la aviación comercial: motores de tecnología avanzada, 50% de materiales compuestos, considerablemente más livianos que el aluminio, en una proporción nunca antes utilizada y su fuselaje y recubrimiento son fabricados en una sola pieza. Todo ello hace que sea mucho más ligero y se puede ensamblar más rápido y eficazmente. Supone un 20% menos en consumo de combustible, un 20% menos de emisiones de carbono y un 30% menos en costes de construcción y mantenimiento. Port otra parte, según sus fabricantes, el impacto acústico es menor reduciendo la huella de ruido.
 
Otro aspecto que ha sido destacado en este avión es el hecho de que en su cabina se mantendrá un grado de humedad más elevado y una presión similar a la de tierra firme, evitando al pasajero la sensación de fatiga.

La compañía asegura que el problema no está relacionado con la elección de los materiales y añadió que las modificaciones estructurales de este tipo no son raras con los nuevos modelos.
 
HOSTELTUR (transportes@hosteltur.com)
 
BOEING b 787 dentro.jpgBOEING b 787 dentro.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.