Diario 5352 18.08.2018 | 16:31
Hosteltur: Noticias de turismo

Tenerife no entrará en Spanair por ser un proyecto "íntegramente" catalanista

23 noviembre, 2009
El empresariado tinerfeño descarta definitivamente entrar en el accionariado de Spanair. Al parecer, la compañía no ha querido satisfacer ninguno de los planteamientos hechos por Tenerife para que una inversión de entre 10 y 15 millones de euros valiese la pena para los intereses de la isla canaria, salvo cubrir algunas rutas vía Barcelona.
Así se desprende de las afirmaciones del presidente de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel), José Fernando Cabrera, en Tenerife, quien ha aseverado que “las condiciones que nos daban para entrar en el capital social de la compañía no eran las que nosotros habíamos planteado, entre otras, la creación de un hub en Tenerife, ya que la aerolínea tiene ahora una vocación muy catalana".
 
Intereses paralelos

El presidente de Ashotel precisa que Spanair, luego de haber sido comprada por empresarios y organismos oficiales de esa comunidad autónoma, tiene ahora "una vocación eminentemente catalana. Radicada en Barcelona, se convertirá en la línea de bandera de Cataluña y ayudará a impulsar aún más toda esa zona turística". De allí que no quepan en el proyecto otros intereses que no sean los catalanes. Las condiciones que les han dado a los tinerfeños para entrar en el capital social “no eran lo que nosotros habíamos planteado. Además, compartir con otra autonomía ese concepto de compañía de bandera no entraba demasiado en sus planes".

Cabrera ha señalado que han visto claramente que los objetivos de la nueva dirección de Spanair están un poco alejados de los del grupo de empresarios canarios que estaban dispuestos a invertir. “El Cabildo de Tenerife tiene la última palabra, pero creo que ya este proyecto no saldrá adelante”.

Una aerolínea propia

En la actual coyuntura de caída de la demanda y la reducción de capacidad aérea que han aplicado las aerolíneas y los turoperadores por la conjunción de diversos factores, Islas Canarias ha visto afectada su conectividad aérea y la disminución drástica de la llegada de turistas desde sus principales mercados emisores y, en especial, la isla de Tenerife. Hace unos meses su empresariado comenzó a considerar el proyecto de apostar por su propia aerolínea, con una programación regular y chárter que garantizara sus conexiones con los principales mercados, precisamente como hizo Catalunya con Spanair, tal y como informó en exclusiva HOSTELTUR.

Posteriormente, en julio pasado, la dirección de Spanair, encabezada por el presidente de la empresa, Ferran Soriano, y el director financiero de la aerolínea, Jorge Chumillas, hizo contacto con las autoridades y el empresariado del sector turístico para proponerles su ingreso a la compañía y que asumieran el capiatl que les alta por suscribir de 20 millones de euros.

El interés fundamental del Cabildo de Tenerife y el empresariado en esta operación es contar con enlaces directos a las principales capitales y ciudades europeas con las que actualmente n tienen como París, Roma, Milán, Lisboa, Oporto. “Nosotros planteamos que se estableciese un segundo hub en Tenerife, a lo que dijeron que no, porque su vocación es eminentemente catalana y Spanair es una compañía con base en Barcelona, si bien estaban dispuestos establecer esos servicios, pero a un precio muy alto porque se salía de prioridad de esta aerolínea que es servir a Cataluña".
 
Tras las primeras reuniones con Spanair, Tenerife iba a aportar entre 10 y 15 millones de euros, un 50% el Cabildo y el 50% restante los empresarios, según los cálculos de la industria turística tinerfeña. Para los planes de una aerolínea propia de Tenerife habría sido una gran oportunidad, ya que no tenían que comenzar el proyecto desde cero, así como resolverían el problema que tienen para captar el segmento de turismo de lujo  debido a que las conexiones a la isla fundamentalmente las operan aerolíneas low cost que no disponen de cabina Premium. Esta situación fue planteada durante la pasada edición de la World Travel Market, en Londres, por los turoperadores británicos quienes manifestaron que pierden entre un 30% y 40% de reservas con el Archipiélago al no disponer de clase preferente.

Por un 30%

El pasado mes de julio la dirección de Spanair presentó la propuesta a medio centenar de empresarios canarios, patronales e instituciones para que entrearan en su accionariado; según informó posteriormente el Cabildo de Tenerife. Participaron unos 50 empresarios, liderados por la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel); la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife y el presidente del Cabildo tinerfeño, Ricardo Melchior.

Los directivos de Spanair explicaron los objetivos de la compañía tras su reestructuración, entre ellos el de tener una sede estable y permanente en la nueva terminal del aeropuerto de Barcelona y sus planes respecto a Canarias, un destino que representa el 20% de los pasajeros de la aerolínea.

En su exposición, Ferran Soriano explicó que la sociedad catalana propietaria actual del 80,1% del capital suscrito ha conseguido cubrir unos 70 millones de euros de los 100 en los que amplió su capital social, por lo que pretenden atraer al sector privado de las islas para que completen total o parcialmente los 30 millones restantes. Fuentes del sector han señalado que Spanair está dispuesta a dar una participación de casi una tercera parte de la compañía a otra comunidad o grupo empresarial pero no a compartir en la misma proporción los objetivos e intereses de la empresa, comprometidos “íntegramente” con el proyecto Catalunya.

Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com)



Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.