Diario 5509 18.02.2019 | 04:51
Hosteltur: Noticias de turismo
Diferentes iniciativas promueven este tipo de turismo

El slow travel avanza sin prisa pero sin pausa en Europa

11 octubre, 2010
Numerosos países de la UE, con el apoyo de la Comisión Europea, están llevando a cabo diferentes proyectos turísticos relacionados con el slow travel, una filosofía que promueve un turismo sin prisas y sostenible. Por este motivo se están rehabilitando miles de kilómetros de itinerarios no motorizados, como caminos tradicionales para el ganado, Vías Verdes o la ruta del antiguo Telón de Acero.
El slow travel debe sus orígenes al movimiento Slow (despacio, en inglés), una filosofía de vida diametralmente opuesta a los estilos de vida modernos marcados por el estrés, el fast food o las excursiones turísticas contrarreloj.
 
No sólo se trata de viajar más lento, sino también de descubrir con calma los pequeños detalles de cada lugar, entablar contacto con sus gentes, etc.
 
En cualquier caso, el desarrollo de este tipo de turismo requiere tanto una actitud diferente por parte del viajero como unos servicios e infraestructuras específicas.
 
España es uno de los países europeos que más está apostando por este tipo de turismo y equipamientos. Así, el Consejo de Ministros ya aprobó el año pasado la creación de una Red Nacional de Itinerarios No Motorizados,  que contará además con una nueva marca de productos y alojamientos turísticos vinculados a dicha red de caminos.
 
Formarán parte de esta red senderos naturales, Vías Verdes, caminos históricos, vías pecuarias -como las antiguas cañadas-, líneas de ferrocarril abandonadas o carreteras en desuso, "con el objetivo de mantenerlas funcionales y dar respuesta a la demanda de servicios turísticos alternativos", según informó el Gobierno.
 
De momento, el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino ya invirtió cerca de 25 millones de euros a lo largo de 2009 en la ejecución y el mantenimiento de 22 itinerarios rurales, que suman un total de 4.079 kilómetros.
 
Dentro de estas inversiones se ha incluido el desarrollo de los caminos rurales del Duero, del Tajo y del Guadiana, que se suman al camino del Ebro que ya ha sido puesto en marcha.
 
Por otro lado, en España hay más de 7.600 Km. de líneas férreas en desuso que, desde el año 1993, están siendo recuperadas como itinerarios senderistas y cicloturistas, o Vías Verdes.
 
En la actualidad, España ya cuenta con 70 Vías Verdes, con una longitud de 1.700 kilómetros, cuya puesta en marcha ha requerido una inversión de 65 millones de euros.

Red Verde Europea
 
El pasado mes de junio se celebró en Madrid la V Conferencia Europea de Vías Verdes. Durante dicho encuentro, participantes de 13 países consensuaron la Declaración de Madrid, que refleja la voluntad de avanzar en el desarrollo de una ?Red Verde Europea?.
 
Dicha red deberá estar reservada a usuarios no motorizados e integrará una oferta de itinerarios continuos de larga distancia así como una malla local para los desplazamientos y el ocio de proximidad, "apoyándose sobre el desarrollo de un conjunto de servicios que la haga atractiva, continua y fiable".
 
El director de Industrias de Nuevo Enfoque y Turismo de la Dirección General de Empresa e Industria de la Comisión Europea, Pedro Ortún, subrayó que el objetivo de la Conferencia y del Programa Vías Verdes encaja plenamente con el modelo europeo de turismo sostenible en sus tres dimensiones: económica, social y medioambiental.
 
Según añadió Ortún, Bruselas está preparando ya un "nuevo modelo de política europea en materia de turismo" donde las Vías Verdes contribuirán a lograr varios objetivos de la Estrategia Europea para 2020.
 
Experiencias europeas
 
Otros países europeos también han hecho grandes avances en el desarrollo de una red de itinerarios verdes.
 
Austria, por ejemplo, ha desarrollado la Ruta Cicloturista del Danubio entre Passau y Viena, con un recorrido de 340 kilómetros. Este producto turístico genera 830 empleos directos y 1.400 indirectos.
 
Y mientras, la República Checa ha puesto en marcha un modelo de certificación turística de establecimientos vinculados a las Vías Verdes en dicho país.
 
Igualmente, países como Portugal y Francia también han desarrollado Programas Nacionales de Vías Verdes.
 
Otra vía verde muy reconocida por su paisaje y obras de arte es la que discurre por el condado de Lincolnshire, Reino Unido. Recibe 77.000 usuarios al año, de los cuales el 57% son ciclistas.
 
También cabe mencionar el proyecto Equustur, impulsado por seis municipios de España, tres cámaras agrícolas de Francia y una cámara municipal de Portugal.
 
Ruta del Telón de Acero
 
Y sin duda uno de los proyectos más destacados para impulsar el slow travel es la ruta del antiguo Telón de Acero.
 
En la actualidad, la línea divisoria que separaba los países del bloque soviétivo de la Europa Occidental es un auténtico corredor verde de 6.800 km.
 
Y la Unión Europea busca transformar el antiguo Telón de Acero en una ruta turística, con diferentes tramos que combinen cultura, historia y naturaleza en el corazón del Viejo Continente, a lo largo de 20 países.
 
Así, el proyecto Iron Curtain Trail quiere ser un modelo para el turismo sostenible y ya ha recibido el apoyo del Parlamento Europeo.
 
El reportaje completo ha sido publicado en la revista HOSTELTUR de octubre y puede descargarse como documento PDF o bien leerse a través de la versión electrónica de la publicación.

Xavier Canalis (actualidad@hosteltur.com)
Noticias de Economía y Actualidad Turística en Twitter
Actualidad turismo en Twitter

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.