Destinos emergentes, hostelería y transportes, perjudicados

Alimentos y petróleo al alza presagian un 2011 más inestable para el turismo

El fuerte encarecimiento de los alimentos -principalmente los cereales- y del petróleo que se está registrando en las últimas semanas presagian un año 2011 más inestable a nivel global, con consecuencias directas sobre la actividad turística. Los primeros que pueden recibir el golpe son destinos emergentes, empresas de la hostelería y aerolíneas.

La reciente subida de los precios de los cereales y del crudo se explica en parte por los movimientos especulativos que tienen lugar en el marco de la crisis financiera mundial. En este sentido, grupos inversores mueven el dinero hacia commodities donde puedan obtener altas rentabilidades a corto plazo.

"Los mercados tradicionales de deuda y de valores ya no son sitios seguros. El mercado de deuda, porque los tipos de interés están muy bajos. Y el mercado de valores, porque no existe confianza. Por eso hay mucho negocio a corto plazo en monedas, porque el dinero tiene que buscar su vía de escape. Pasa lo mismo con las commodities, lo que explica que se haya disparado el precio del oro o del trigo", explicaba Arturo Bris, profesor de Finanzas en IMD, Lausanne, en una entrevista concedida recientemente a HOSTELTUR.

La FAO advierte de máximos históricos de los alimentos

De hecho, los precios de los alimentos alcanzaron en diciembre un nuevo récord, por encima incluso de los máximos históricos registrados durante la crisis alimentaria sufrida por varios países en el verano de 2008, según los datos proporcionados por la Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

En concreto, el indicador de precios de los alimentos de la FAO, que analiza la evolución de 55 materias primas alimentarias, alcanzó en diciembre los 214,7 puntos, frente a los 206 enteros del mes anterior y por encima del anterior récord de 213,5 puntos registrado en junio de 2008. El indicador acumulaba así su sexta subida mensual consecutiva.

Precisamente, el encarecimiento de los alimentos en 2008 provocó una serie de revueltas sociales en Indonesia, Mauritania, Marruecos, Yemen, Guinea, Mozambique, Senegal, Camerún y Burkina Faso.

A parte de los destinos emergentes donde el encarecimiento de los cereales es un caldo de cultivo de conflictos sociales, el encarecimiento de los alimentos también afectará a las empresas de la hostelería, que verán menguados sus márgenes, a no ser que suban los precios al consumidor final.

El petróleo amenaza la frágil recuperación económica

Por otra parte, el barril de petróleo brent está rozando esta semana el precio de 95 dólares por barril, niveles máximos que no se veían desde septiembre de 2008.

El encarecimiento del crudo no sólo perjudica a las aerolíneas. El diario Financial Times advertía el pasado miércoles que los precios al alza del petróleo amenazan la frágil recuperación de la economía.

En este sentido, la Agencia Internacional de la Energía, organismo que reúne a los principales países consumidores, pide a los países de la OPEP que aumenten la producción de crudo. De lo contrario, dicen, el encarecimiento del barril podría desencadenar una nueva crisis financiera como la ocurrida en 2008.

Xavier Canalis (actualidad@hosteltur.com)
Noticias de Economía y Actualidad Turística en Twitter
Actualidad turismo en Twitter
 
buffette1.JPGbuffette1.JPG

repsol.JPGrepsol.JPG

buffette1.JPGbuffette1.JPG

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.