​Reclamaciones falsas: advertencia a los abogados

Un post de Monlex Abogados, en Hoteles y alojamientos

20 de Septiembre del 2017

0

El pasado 6 de septiembre de 2017, la autoridad reguladora de los abogados en el Reino-Unido (la SRA) publicó una advertencia a los abogados directamente involucrados en casos de lesiones personales y, en particular, en reclamaciones por enfermedad gástrica. La SRA establece las normas deontológicas a cumplir por los abogados británicos.

En dicha advertencia, la SRA ha expresado su preocupación sobre las actuaciones de varios bufetes de abogados involucrados en reclamaciones por enfermedad gástrica. En particular, considera que algunos no actúan apropiadamente o no comprueban los hechos alegados por sus clientes. Según dicha autoridad “esto es especialmente preocupante cuando hay evidencias que sugieren, de algún modo, que la demanda es falsa o dudosa”. La SRA tiene claro que los abogados no deben presentar demandas, o seguir adelante con el procedimiento, cuando las pruebas son dudosas o insuficientes.

En cuanto a los hechos alegados por sus clientes, la SRA recalca que los bufetes británicos deben siempre verificarlos, recalcando el riesgo elevado de que muchas reclamaciones por enfermedad gástrica no sean auténticas. Da como ejemplos los siguientes factores a efecto de determinar si una reclamación pueda ser considera como falsa o dudosa:

• La reclamación se realiza cierto tiempo después de la alegada enfermedad.

• No se comunicó la enfermedad al hotel durante la estancia.

• Otros clientes no sufrieron la alegada enfermedad en el mismo alojamiento y en las mismas fechas.

• La reclamación involucra a personas que incitan a que se presenten reclamaciones en el hotel.

• El informe del cliente sobre sus vacaciones fue positivo.

• El cliente bebió o comió de forma excesiva.

También se han observado varias faltas por parte de los abogados como no asegurarse que todas las pruebas documentales sean correctamente recopiladas y analizadas. La advertencia menciona que algunos bufetes hubieran aconsejado a sus clientes de eliminar ciertas pruebas, probablemente desfavorables.

En todos los casos, y desde el primer momento, el abogado debe informar a su cliente de su deber de conservar todas las pruebas y exigir que todo le sea transmitido para su revisión. La reclamación no debe ser presentada hasta que el cliente haya sido debidamente asesorado sobre los hechos alegados y las pruebas en soporte a su reclamación. En base a hechos concretos y fundamentados, el cliente debe dar instrucciones claras y permiso a su abogado para que la reclamación sea presentada.

Marc Ripoll

Abogado

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.